Perseverancia, disciplina, trabajo y humildad: las claves del éxito de Yulimar Rojas

En cada competencia que va, Yulimar hace que el país se paralice. Todos hablan de ella. Es tendencia en las redes sociales, y los venezolanos, sin importar su ideología política o su religión, se unen para enviarle las mejores vibras a "la negrita de Venezuela"

66
Foto: Archivo

Caracas.- Yulimar Rojas se ha convertido en la atleta consentida de los últimos tiempos para los venezolanos y no solo por sus récords, sus excelentes registros en las diferentes competencias en las que participa y las medallas que le ha regalado al país, sino también por su carisma, por su alegría, por su estilo, por la sonrisa y por la paz que inspira en cada uno de sus post en las redes sociales.

Para hablar de la reina del atletismo en Venezuela es necesario nombrar las palabras perseverancia, disciplina, trabajo y humildad: las claves del éxito de Rojas. En cada competencia que va, Yulimar hace que el país se paralice. Todos hablan de ella. Es tendencia en las redes sociales y los venezolanos, sin importar su ideología política o su religión, se unen para enviarle las mejores vibras a «la negrita de Venezuela».

Yulimar Rojas llega a Anzoátegui y agradece a su pueblo por el apoyo

Perseverancia

En un post dedicado al atletismo, y en especial a la acreedora del oro y el récord mundial en salto triple en Tokyo 2020, se muestra una foto en la que Rojas tenía 16 años de edad. «Mis medallas estaban colgadas en las vigas del techo que nos protegía cuando llovía, este era el ranchito del cual ya les he hablado bastante».

En la publicación donde se ven fotos del humilde hogar de donde proviene, asegura que le embarga la nostalgia «y también el sentimiento de superación. Nostalgia, porque son recuerdos que me han hecho basarme en ellos para llegar hasta aquí».

«¿Ven el piso? Ahí era mi hogar. Éramos ocho personas. Vivíamos apretados pero felices. Siempre felices», añadió. La deportista venezolana compartió la publicación en su historia y añadió: «Si no sabes a dónde vas, mira de dónde vienes».

Disciplina

Antes de proclamarse campeona olímpica, Yulimar ganó los campeonatos mundiales de 2017 y 2019 a cielo abierto. Su dominio ha sido total, pues también se llevó los campeonatos del mundo bajo techo de 2016 y 2018. Ya son cinco años de dominio absoluto para la venezolana, cuya carrera está en el punto más alto. Todas estas metas las ha logrado con mucha disciplina a la hora de entrenar, tanto así que en las redes sociales manifestó que no comió empanadas durante un año, mientras entrenaba.

Trabajo

El pasado 1 de octubre, Yulimar Rojas recorrió los municipios Bolívar, Sotillo y Urbaneja, del estado Anzoátegui, lugar donde se crio. Rojas agradeció a los lugareños el apoyo, la confianza y la alegría por sus logros, también les recordó que con trabajo constante se logran los sueños.

“Quisiera aprovechar este momento para decirles a los jóvenes del estado Anzoátegui y de Venezuela que nunca abandonen un sueño, porque todo lo que se hace con constancia, disciplina y empeño se logra. Esta es la primera medalla de oro que una mujer trae a Venezuela, pero no será la última porque hoy en día las mujeres llevamos la vanguardia en Venezuela”, dijo Rojas.

Humildad

A través de un video publicado por World Athletics en Twitter, Rojas contó que a pesar de haber vivido en una vivienda hecha de zinc y ladrillos, que además estuvo a punto de derrumbarse por las lluvias, nunca dejó de soñar en ser la deportista que es ahora.

“No teníamos mucho dinero; sin embargo, el deporte era algo que me gustaba desde pequeña y sabía que podía ser una atleta profesional. Los entrenadores me vieron como un diamante que se tenía que pulir y así empecé a competir en atletismo”, contó la ahora medallista olímpica y campeona mundial de salto triple.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.