19.5 C
Caracas
lunes, 28 septiembre, 2020

PERFIL | Pablo Sandoval: después de la Serie Mundial no fue el mismo

El Panda Sandoval fue un pelotero que siempre fue de menos a más, con una curva ascendente en 2012 cuando se tituló campeón con los Gigantes y el Magallanes. A partir de allí, las lesiones incidirían en su rendimiento

-

Caracas.- Pablo Sandoval, apodado con cariño como Kung Fu Panda, es uno de los grandeligas venezolanos que más alegría ha dado a la afición beisbolera, tanto dentro como fuera del país en los últimos años.

Este jueves, 10 de septiembre, fue sacado del roster y puesto en asignación por los Gigantes de San Francisco, su actual equipo, debido a su bajo rendimiento durante esta temporada.

Pareciese que a partir de aquí todo podría acabar para Sandoval, algo que no puede darse por seguro, ya que el Panda ha pasado antes por estos altibajos, y de los cuales ha logrado dar un paso adelante para sumar nuevamente triunfos.

El Pitazo trae un breve resumen del recorrido de este pelotero carabobeño, para recordar sus más grandes logros, y que no extrañe, luego, que tenga un retorno a la Gran Carpa como nunca antes se vio, cuyos números totalmente opuestos a los que este jueves, motivaron a la directiva de San Francisco a darlo de baja.

Inicios

Nació un 11 de agosto de 1986, en Puerto Cabello, estado Carabobo, y su nombre completo es Pablo Emilio Sandoval.

Sus primeros pasos en la pelota profesional norteamericana datan del 8 de mayo de 2003, cuando firma como agente libre en las ligas menores.

- Advertisement -

En 2004, ya jugaba para los Gigantes de Arizona League, equipo para el cual registró promedio de .226, con 26 impulsadas en 177 turnos.

Para 2005, estaba con los Volcanes de Salem-Keizer, equipo con el cual empezó a jugar en su posición de tercera base, y ya empezaba a despegar su promedio: registraba .330 con 3 cuadrangulares y 50 impulsadas.

En 2006, pasó a los Augusta Green Jackets, equipo con el cual experimentó un bajón en su producción, ubicándose en .265

LEE TAMBIÉN

Miguel Cabrera anotó su carrera número 1000 con Detroit

Debuts con la Nave y los Gigantes

En 2006, a sus 20 años, debutó con los Navegantes del Magallanes el 15 de diciembre. En la temporada 2006-2007 se fue de 13-5 con tres anotadas, y su promedio al bate se situó en .385.

Luego en la temporada 2008-2009 ganó el título de bateo como novato con .396, siendo el primer novato en lograrlo. Su average resultó ser el tercer más alto dentro de la divisa magallanera.

Entre 2006 y 2008 se mantuvo jugando con los Augusta, y con el Single-A de los Gigantes de San José y el Doble-A de Connecticut Defenders.

Ya en 2008, San Francisco lo llama a debutar bajo la Gran Carpa, lo cual hace el 14 de agosto de ese año. Conectó su primer cuadrangular el 27 de ese mes, y culminó esa campaña con 41 partidos. Bateando .345 con 3 jonrones y 24 carreras impulsadas, ponchándose 14 veces en 154 turnos al bate.

Foto: referencial

Jugó principalmente como titular en tercera base, pero también se desempeñó en primera, y en ocasiones como receptor.

Jugó completa la temporada 2009, disputando 153 encuentros, conectando 25 jonrones e impulsando 90 carreras, para dejar promedio de .330, números que en 2010-2011 bajaron a 13 cuadrangulares y 63 impulsadas, situándose en .268.

Serie Mundial y la LVBP

El 2012 fue su año. Fue honrado como el MVP (Jugador más Valioso) de la Serie Mundial con los Gigantes de San Francisco, ya que bateó para .500 sumando tres jonrones, estacazos que ayudaron a los Gigantes a eliminar a los Tigres de Detroit en cuatro juegos.

Se unió a Babe Ruth, Reggie Jakson y Albert Pujols, en ser los únicos jugadores en conectar tres jonrones en una serie mundial.

También ese año, logró su primer título con Navegantes del Magallanes, siendo elegido el Más Valioso de la serie final, cuando los filibusteros derrotaron a Cardenales de Lara.
Volvió a ganar la Serie Mundial con los Gigantes en 2014, y un año más tarde, 2015, firmaba con los Medias Rojas de Boston, pero su paso por ese club no fue lo que se esperaba. Apenas sumó 10 cuadrangulares con 47 anotadas, para un promedio de .245.

Luego, en 2016 vendría la lesión en el hombro izquierdo, situación que lo obligó a operarse y por la cual no pudo jugar en ese año.

Entre 2017 y 2019 jugó con los Gigantes, pero con actuaciones irregulares. Incluso fue utilizado como lanzador. En 2019 debió someterse a la cirugía de Tommy Jhon, pero a su regreso de la operación no fue el mismo.

Finalmente jugó en las Ligas Menores del equipo, hasta que en enero de este año se habló de su regreso a Las Mayores.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado