23.7 C
Caracas
domingo, 18 abril, 2021

PERFIL | Maradona: auge y caída de un ídolo

El Pelusa vivió su gloria en México 86, pero a partir de 1990, con su suspensión por consumo de cocaína, comenzó la etapa más dolorosa y que terminó por alejarlo de las canchas

-

Caracas.- «Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?». Apodo y pregunta fueron dirigidos por el narrador Víctor Hugo Morales a Diego Armando Maradona después de que este marcó el gol del siglo ante los ingleses aquel 22 de junio de 1986. Esta obra de arte lo inmortalizó, y hasta la fecha nadie ha podido igualarlo todavía en una cancha de fútbol durante un mundial.

Si bien ese gol y la inolvidable Mano de Dios se enmarcan entre sus mejores obras de arte en el terreno, Maradona se distinguió por ir dejando a través del tiempo genialidades con el balón. Pero también se hizo notar por su mal carácter, problemas con las drogas y hasta su relación con la política izquierdista mundial.

Aunque nació en Lanús, el 30 de octubre de 1960, se crio en Villa Fiorito, donde le empezaron a apodar el Pelusa. Desde muy pequeño su vida estuvo unida a un balón y fue considerado por algunos como el mejor jugador de la historia; sin embargo, otros piensan que es el segundo después de Pelé.

Lo cierto es que el argentino dejó una huella imborrable en la historia del fútbol mundial con su consagración histórica en México 86, y luego con episodios que significaron su debacle, como su suspensión por consumo de cocaína a partir de 1990.

  • Inicios

Ya desde sus nueve años, cuando comenzó a mostrarse por primera vez con Los Cebollitas, empezaba a dar de que hablar con su habilidad para jugar. Don Diego, su padre, regentaba una canchita en el barrio y dirigía el equipo Estrella Roja, al que Diego hijo accedió siendo adolescente y a despecho de sus compañeros de más edad. Estudió en el colegio comercial Avellaneda, pero no terminó el primer año del secundario porque pasaba sus horas haciendo jueguitos (casi malabares) con la pelota.

Su debut en la Primera División Argentina tuvo efecto en el año 1976, con tan solo 15 años de edad, con el Argentinos Juniors.

- Advertisement -

Después de maravillar en su debut y próximos partidos, recibió multitud de ofertas de diferentes equipos; no obstante, decidió fichar con el Boca Juniors en el año 1981. Con este duró dos temporadas y se mantuvo jugando mientras hacía su primera aparición en un mundial: Barcelona 82. Ese mismo año del Mundial, Maradona fichó con el FC Barcelona por la cantidad de 1.200 millones de pesetas. Sin embargo, no terminó de cuajar en el equipo azulgrana, principalmente por las lesiones.

LEE TAMBIÉN

Los 10 mejores goles de Diego Armando Maradona

  • Argentina

Vistiendo la camiseta albiceleste disputó cuatro mundiales, ganó el de México 1986 y quedó subcampeón cuatro años después, en Italia 1990. En 2008 volvió a la selección argentina, esta vez como entrenador. Tras varias derrotas (a pesar de su clasificación para competencias internacionales) y de un par de suspensiones, abandonó el banquillo en 2010, tras su fracaso en el mundial de Sudáfrica.

Su momento de mayor gloria llegó en 1986, mundial en el cual consolidó su figura como estrella al alzar la segunda copa del mundo para su país. Luego del mundial de Italia, en el cual fue protagonista, igualmente, a pesar de no jugar tan bien como lo hizo en México, vendría su debacle.

A pesar de su campeonato mundial, vivió la misma circunstancia que Pelé con Brasil: no pudo ganar una Copa América con la selección. Participó en dos ediciones sin llegar a lograrlo. En su último mundial, USA 1994, fue suspendido al dar positivo en una prueba de dopaje. Después de ese episodio, le fue casi imposible estabilizarse nuevamente en el fútbol.

LEE TAMBIÉN

Claves | Las 10 jugadas más importantes de Diego Maradona

  • Europa y las drogas

Su salida del Barcelona se produjo durante el verano de 1984, año en el cual pasó al Nápoles, equipo en el que se consagró como el gran jugador que se le recuerda. Genio y figura en el equipo italiano, llevó al Nápoles a lo más alto de su historia. Tras su suspensión en la liga italiana por dos años y a partir de 1990, en 1992 fichó con el Sevilla FC, en el cual estuvo únicamente una temporada.

Nuevamente golpeado por las lesiones, Maradona tampoco pudo deslumbrar en su nueva etapa en la liga española, por lo que un año después, en 1993, decidió volver al fútbol argentino, esta vez de la mano del Newell’s Old Boys. El otro episodio ligado a los estupefacientes fue el acaecido en 1994, año en el que lo penalizaron con suspensión de 15 meses al detectarle efedrina en una prueba antidoping. A partir de allí se iría acabando la vida como futbolista y comenzó la de entrenador. Como seleccionador estuvo en seis clubes, incluyendo el de su ya nombrada etapa en la selección argentina.

  • Títulos

Entre los logros más preciados del Pelusa, aparte de la copa del mundo ganada en el 86, figuran un Campeonato de Primera División Argentina, una Copa del Rey, una Liga Española, una Supercopa de España, dos títulos de la Serie A, una Copa Italia, una Supercopa de Italia, una Copa de la Uefa (ahora Europa League), una Copa Artemio Franchi y un mundial juvenil ganado en 1979.

Individualmente recibió más de 30 distinciones, pero destacan sus premiaciones individuales como jugador. Entre estas figuran un Balón de Oro en el Mundial de 1986, un Premio Konex Brillante, un Balón de Oro Honorífico por su trayectoria, elección como mejor jugador de todos los tiempos en el año 2000 y elección como el mejor autor del Mejor Gol de la Historia del Fútbol en 1999.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado