Penurias y abusos: vivencias de un aficionado en el juego de la Vinotinto

Desconcierto por la desorganización, abusos por parte de funcionarios de la PNB y la falta de chequeo de las pruebas exigidas para la detección del COVID-19 fueron algunas de las situaciones que relató en Twitter un aficionado que asistió al partido de Venezuela frente a Argentina

1989
Personas que esperaban para ver el partido entre Venezuela y Argentina por las eliminatorias de Conmebol al Mundial de Catar 2022. Foto: EFE

Caracas.- Un aficionado que asistió al partido por eliminatorias mundialistas sudamericanas disputado entre la Vinotinto y Argentina la noche del jueves 2 de septiembre en el Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en el que se le permitió la entrada a 6.000 personas, expresó quejas y cuestionó la organización del evento deportivo a cargo de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF).

En la red social Twitter, el economista Leonardo Vera, profesor titular de la Escuela de Economía de la UCV, relató lo que vivió al asistir al juego de fútbol cuya organización, desde la logística de entrada, calificó de desconcertante debido a las penurias y abusos. «Quienes llegamos al Olímpico de la UCV a las 4:30 pm, nos conseguimos con la Policía Nacional dirigiendo toda la logística de entrada. Generaron un embudo de tal magnitud, que ofrecían descaradamente pasar a la gente sin hacer cola por otros accesos clandestinos», detalló Vera.

Asimismo, resaltó que gran parte de la gente que adquirió sus boletos, con un costo de entre $25 y $50, y que decidió hacer la cola regular de acceso al estadio, no lograron entrar a tiempo. «La molestia de la gente, superlativa», destacó.

Vera agregó que funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana incurrieron en abusos y los puntos de control dispuestos estaban instalados en zonas adyacentes al estadio totalmente a oscuras. «Cuatro puntos de control instaló la policía nacional en una oscuridad absoluta. El abuso de los agentes policiales, notorio. A mí grupo familiar nos quitaron arbitrariamente paraguas y bolígrafos. Perdimos esas pertenencias», puntualizó.

El estacionamiento, de acuerdo con lo narrado por Vera, tampoco fue habilitado. «Sin transporte público la ausencia de estacionamiento notoria. Inexplicable por qué el estacionamiento estructural de la UCV no fue habilitado. El caos en el perímetro, monumental».

En la transmisión televisiva, exclusivamente a cargo del canal TLT y que presentó inconvenientes en el inicio del partido, se pudo observar las zonas ocupadas por el público que asistió al partido. «La sorpresa, la tribuna principal reservada y full de gente que no pagó para presenciar el encuentro. Odiosa división social entre gente que pagó su entrada y enchufados», destacó Vera.

Sin chequeo de pruebas para detectar COVID-19

Dos jornadas de pruebas PCR para detectar COVID-19 se realizaron en el estadio Olímpico de la UCV durante los días 31 de agosto y 1 de septiembre, con un costo de $25, de acuerdo con el protocolo anunciado para permitir la entrada de 6.000 aficionados. Sin embargo, Vera precisó que no hubo tiempo ni personal para chequear las pruebas de antígeno de detección del coronavirus. «Así que nos hicieron gastar 25 dólares por cabeza en algo que no sirvió para nada», lamentó.

Vera también expresó su descontento con la empresa Yummy, que también estuvo encargada de la venta de entradas y comida en el evento y que respondió a la queja del economista en la red social, en la que informó que por las dificultades sufridas, se comunicarían con él para compensarlo.

«Leonardo, lamentamos todo. Nuestro aporte al evento fue únicamente en la venta de entradas y comida en el evento, esta última tuvo grandes dificultades porque el internet que los organizadores prometieron no estaba habilitado. Por favor envíanos tus datos al DM para compensarte», informó la empresa.

Vera añadió que pese al costo de las entradas para asistir al juego entre la Vinotinto y la selección de Argentina, la buena recepción y el buen espectáculo estuvieron ausentes la noche del jueves, en la que además Venezuela cayó por marcador de 3 a 1. «Pagamos unas entradas algo costosas para ser bien recibidos y disfrutar un buen espectáculo. Lamentablemente, eso no fue lo que privó».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.