Paola Pérez: la generación de oro que nada contra la corriente

La ruta hacia los Juegos Olímpicos Tokio 2020 para la atleta venezolana en la disciplina de aguas abiertas estuvo marcada por su salud mental, recaudar fondos para asistir y completar su preparación. Este es su relato

421
Foto: Joshua Argüello

Por: Gabriel Vegas

Paola describe las piscinas como una casa, habla de su familia con emoción y narra con detalle lo que vivió. Define al ciclo olímpico como «tormentoso», se refiere así al período de tiempo entre unos Juegos Olímpicos y otros, y también hace referencia directa a una competición de este ínterin que significó más que un desafío deportivo: los Juegos Panamericanos Lima 2019, donde terminó con hipotermia, sin poder obtener una medalla y en espera de un traje de baño que nunca llegó.

Pocos días después de aquella participación en la capital peruana tuve la oportunidad de entrevistarla. Paola me pidió quedarnos sentados en un sofá que daba hacia una ventana porque sentía frío. A pesar de que algunos sorpresivos rayos de sol me impedían fijar la vista, tenía razón. El cielo limeño en invierno parece una postal en blanco perpetuo, meses sin sol, en una ciudad con altos niveles de humedad pero donde nunca llueve.

¿Dónde está el traje?

Los tres entes responsables sobre el deporte de alto rendimiento en Venezuela conocían las exigencias para esta ocasión, un traje de baño de neopreno que cumpliese lo establecido según la normativa internacional. Se trata de la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos (Feveda), el Ministerio del Poder Popular para la Juventud y el Deporte (MPPPJD) y el Comité Olímpico
Venezolano (COV).

La atleta tachirense vistió en el complejo acuático Bujama Lacus, sede de la competencia de 10 Km en aguas abiertas, un traje de baño de neopreno que había utilizado anteriormente, pues, la dotación específica no llegó.

Los jueces realizaron las verificaciones finales y le informan que su traje no cumple con las reglas. Por lo cual, solo podrá competir con un traje de baño de material textil. Temperatura del agua: 18 grados.

Foto: Joshua Argüello

No era la única atleta que competía sin traje de neopreno. Resalta que las nadadoras canadienses participaron con la vestimenta básica.

“Esa fue la gota que derramó el vaso, que me quebró”. Pérez decidió utilizar las redes sociales como medio para expresar lo ocurrido. Su llamado rápidamente se viralizó.

Compara su entrada al agua de Bujama con la caída de una bicicleta. En las últimas dos vueltas empieza a nadar en zigzag. “Yo logré salir sola del agua […] Los paramédicos me sientan y me comienzan a poner frazadas”. Luego de esto, es dirigida por el personal médico a la zona de carpas, donde le retiran el traje de baño y le colocan suero y oxígeno.

El médico José Ortiz Cotlear fue quien atendió a la atleta venezolana y realizó el diagnóstico de ataque de hipotermia; especialista asignado por el Comité Organizador de los Juegos.

Según Pérez, su temperatura corporal descendió hasta 30 grados centígrados, acompañada de náuseas y mareos.

Foto: Joshua Argüello

Durante este período de tiempo, Luis Farías, director de Aguas Abiertas de la Feveda, atendía dos casos en paralelo, el estado de salud de Paola Pérez y qué hacer con Diego Vera, atleta de la misma disciplina que debía competir ese día a las 2:30 pm.

Mientras tanto, Ender Luzardo, presidente de esta federación solo podía presenciar desde las tribunas del complejo porque no recibió pase oficial por el Comité Olímpico Venezolano (COV).

Los sucesos posteriores estuvieron marcados por la publicación de un audio que se le atribuye al entonces ministro del Deporte, Pedro Infante; difundidos por la periodista deportiva Mari Montes. Una serie de declaraciones de atletas de diferentes disciplinas parece haber motivado la rápida llegada del ministro hasta Lima.

Foto: Joshua Argüello

«No conozco ni un solo atleta que esté conforme al 100 %, todos tienen una queja […] No es justo que el deporte venezolano se esté yendo al piso, en picada … Imagínate que eso llegue a pasar en plenos Juegos Olímpicos«. dijo Paola.

La tormentosas aguas hacia Tokio

Ahora desde España, país donde decidió tomar un descanso, la atleta tachirense responde a nuevas preguntas. Reveló que después de los Juegos Panamericanos Lima 2019 presentó ideación suicida. No deseaba continuar con su carrera y quería atentar contra su vida.

Hace ya algunos años que salió de Venezuela, debió cambiar su natal San Cristóbal por la capital de Chile. En Santiago ha trabajado como profesora de natación y en ocasiones entregando comida a domicilio a través de la aplicación Rappi. Vive con sus hermanos.

No asistió a consulta psicológica pero confiesa que recibió apoyo «incondicional» de su familia, amigos y aportantes. Se refiere a la campaña de recaudación de fondos que inició en diciembre de 2020 en la plataforma Go Fund Me con el objetivo de pagar sus entrenamientos y viajes a competiciones.

Añade también que los cambios en su alimentación le ayudaron a superar este episodio.

Foto: Joshua Argüello

La salud mental ha sido uno de los temas centrales en la cita deportiva de Tokio, a propósito del retiro de la competencia por equipos de la gimnasta estadounidense Simone Biles, quien con su frase lanzó una señal de alerta: “Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental”.

A la pregunta sobre una posible participación en los JJ.OO. de París 2024 Pérez responde con seguridad que ahora está concentrada en sus vacaciones. «Descansar de pensar en el futuro y disfrutar del ahora», sentencia.

Suelta otra confesión, aliviana su estadía fuera del país gracias a YouTube, viendo el Show de George Harris, los Stand Up de Led Varela y los web shows De a Toque, Entregrados y su podcast favorito, Escuela de Nada.

Tokio le dejó un sinsabor pero resalta que fue lo mejor que pudo hacer luego de un ciclo olímpico «tormentoso». Paola Pérez es parte de la denominada «generación de oro».

La mayoría de los atletas retornaron a Venezuela en un avión de la empresa estatal Conviasa, escoltados por aviones Sukhoi, regresarán a sus centros de entrenamiento entre el sueño olímpico y la desidia del Estado.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.