22.2 C
Caracas
domingo, 20 septiembre, 2020

Napoli y Valencia sorprenden, mientras que Barcelona e Inter tropiezan en jornada inaugural

-

Caracas. – Varias sorpresas dejó la jornada inicial de la Liga de Campeones, con una derrota inusitada del campeón actual, Liverpool, frente al Napoli, y con una victoria también inesperada del Valencia en la casa del Chelsea, mientras que Barcelona e Inter de Milán, estuvieron lejos de las expectativas por los empates que lograron.

El Nápoles se impuso por 2-0 este martes al Liverpool, vigente campeón de Europa, en la primera jornada del grupo E de la Liga de Campeones, tras un partido de gran intensidad y calidad técnica, desequilibrado por los goles del belga Dries Mertens y del español Fernando Llorente.

El conjunto napolitano salió ganador de una batalla técnica y táctica, en la que rompió el muro levantado por el portero español del Liverpool Adrián San Miguel en los últimos diez minutos, con una pena máxima de Mertens y el tercer gol de la carrera de Llorente al conjunto inglés.


LEE TAMBIÉN: 

ESTE #17SEP INICIA LA 65º EDICIÓN DE LA CHAMPIONS



Liverpool tuvo su mejor ocasión de los primeros 45 minutos con Firmino, quien lo intentó con un cabezazo que rozó el poste izquierdo de la portería de Alex Meret en el 43. Poco antes, el propio delantero brasileño propició una gran acción ofensiva de los ingleses, la cual acabó con un corte decisivo del portugués Mario Rui para negar un fácil remate a Salah.

Pero en la reanudación del juego los papeles se invirtieron. La agresividad estuvo del lado de los napolitanos que desplegaron mejor su ofensiva, aprovechando la pena máxima y luego una llegada sorpresiva de Llorente para definir el encuentro.

Mientras, en el Stamford Bridge, un gol de Rodrigo Moreno y las paradas de Jasper Cillessen despertaron al Valencia de su crisis interna tras la destitución de Marcelino García Toral, para rescatar un triunfo ante un Chelsea que falló un penalti.

- Advertisement -

El primer triunfo de Albert Celades como técnico del Valencia llegó en el estreno europeo gracias a una acción de estrategia que mandó a la red Rodrigo a los 74 minutos. Barkley falló un penalti a los 88 minutos, cuando se estrelló con el travesaño y Cillesen fue decisivo con sus intervenciones.

Barcelona e Inter igualan

El Barcelona se estrenó este martes en la fase de grupos de la Liga de Campeones con un empate ante el Borussia de Dortmund con 0-0, en un partido en el que las intervenciones del guardameta Marc-André ter Stegen evitaron la victoria del equipo azulgrana.

Tras un primer tiempo igualado, el Dortmund generó más peligro en la reanudación y tuvo el primer tanto en el minuto 56 con una pena máxima que Ter Stegen atajó a lanzamiento de Marco Reus.

Pese a la entrada en el segundo tiempo del argentino Lionel Messi, que en Alemania jugó los primeros 30 minutos de la temporada, el Barcelona generó pocas ocasiones de gol.

La novedad en el cuadro blaugrana fue el debut, a sus 16 años y 321 días, de Ansu Fati, quien se convirtió este martes ante el Borussia Dortmund en el jugador más joven de la historia del Barcelona en debutar en la Liga de Campeones.

Ansu no solo entró en la lista de convocados -Valverde descartó a Aleñá, Iñaki Peña, Wague y Junior Firpo- sino que acompañó a Luis Suárez y Antoine Griezmann en la delantera titular. En el banquillo esperaba el argentino Lionel Messi, ya recuperado de su lesión muscular en el sóleo.

A Valverde no le tembló el pulso. Se dejó guiar por las buenas sensaciones que dejó el juvenil en sus tres apariciones en la competición doméstica.

Por su parte, el Inter de Milán tropezó este martes en su estreno en el grupo F, al empatar 1-1 en San Siro contra un Slavia Praga que dominó el encuentro y que estuvo por delante hasta el 92, cuando Nicoló Barella evitó la derrota de los milaneses.

Un gol del nigeriano Peter Olayinka en el 64 premió el empuje de un Slavia que saboreó los tres puntos hasta el 92, cuando una volea de Barella determinó el 1-1 final y matizó una prestación insuficiente del Inter, que visitará en dos semanas al Barcelona en el Camp Nou.

El equipo de Conte no tuvo chispa ante un Slavia Praga que llegó a San Siro decidido a presionar alto para negar la circulación defensiva a los tres zagueros interistas, Danilo D’Ambrosio, preferido al uruguayo Diego Godín, el holandés Stefan De Vrij y el eslovaco Milan Skriniar.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado