23.9 C
Caracas
viernes, 4 diciembre, 2020

Luis Basabe: de jugar chapitas en Zulia al béisbol estadounidense

El pelotero zuliano Luis Alexánder Basabe ha destacado en tres equipos de la liga nacional en Estados Unidos. En 2021 su familia, radicada en el Sur del Lago de Maracaibo, espera volver a disfrutar los partidos a través de las pantallas de televisión

-

Zulia.- Las chapitas de gaseosas o pelotas hechas con medias en desuso y bolsas plásticas fueron las primeras bolas que Luis Alexánder Basabe, de 24 años, bateó en las calles de San José, uno de los pueblos santos de la parroquia Heras del municipio Sucre en el estado Zulia, y con las cuales inició una carrera de éxitos que desempeña con gran aceptación en equipos estadounidenses.

En las calles de arena, en cuyos alrededores brotan caña de azúcar y frutales, o que se inundan cada invierno con la creciente del río Tucaní, Luis conectó sus primeros jonrones. Los amigos del vecindario también se disputaban encuentros con pelotica de goma, un juego tradicional en Venezuela con el cual el pelotero practicó desde niño para cumplir sus sueños en la meca del deporte más jugado en su país.

El desempeño de Luis, según familiares que accedieron a contar algunas vivencias del beisbolista a El Pitazo, ha requerido constancia, sacrificios y anhelos, esos que siempre están en su mente en suelo estadounidense. 

LEE TAMBIÉN

Seis venezolanos están entre los finalistas a los Guantes de Oro en MLB

Las raíces como chimbanguelero no las olvida pese a la distancia física que ha aprendido a superar en medio del cumplimiento de sus metas en la Gran Carpa.

Un nacimiento de peloteros gemelos

Luis Alexánder Basabe y Luis Alejandro nacieron en un mismo parto el 26 de agosto de 1996. Hijo de Dixi Yamilex Basabe Antúnez y Henry David Basabe Chourio, llegaron al mundo en la ciudad de El Vigía, estado Mérida, “debido a que no existe un hospital adecuado en nuestra zona donde atiendan partos múltiples”, contó su hermana Dixis Marina, este viernes 23 de octubre, vía telefónica desde San José.

Sus familias muestran trofeos y pelotas de Chander en el pueblo de San José, en el municipio Sucre de Zulia. Foto Dixi Yamilex Basabe
- Advertisement -

Su progenitora, quien se desempeñó como madre integral del Simoncito de San José –un espacio donde cuidaba niños antes de su ingreso al sistema escolar-, y su padre, un agricultor, trabajaron de manera constante para brindar alimentación, estudio, ropa y techo a ocho hijos de ese núcleo familiar.

LEE TAMBIÉN

Machís: «Tenemos mucha alegría por lograr esta primera victoria en la Europa League»

 “Fueron unos años de mucho trabajo y esfuerzo”, comenta Henry, el padre del pelotero, quien recuerda que fue a la edad de 7 años que sus morochos comenzaron a entrenar.Su pasión eran las caimaneras o encuentros populares. A los 9 años Luis ingresó de manera formal a la disciplina deportiva en la escuela de béisbol menor San José. En esa zona del Sur del Lago logró nivelar las etapas pre-infantil, infantil y pre-junior, de la mano de sus entrenadores José Herrera y Abdénago Antúnez.

La emoción de verlo en televisión

En una publicación de la página web oficial de los Leones del Caracas, en 2017, se lee que la madre de Luis también tenía gran pasión por este deporte, así como Henry David, uno de sus hermanos mayores. “Siempre le preguntamos el canal y la hora para sintonizar el encuentro. En la sala de la casa nos llenábamos de alegría junto a los vecinos. Son momentos de mucha emoción, ver a nuestro hijo triunfar”, narra el progenitor.

A medida que Luis, a quien bautizaron “Chander” para diferenciarlo de su hermano Luis Alejandro, jugaba pelota criolla se educaba en la escuela unidad educativa Juan Pedro Chourio León, situada en la misma comunidad donde creció y logró superar los niveles de acuerdo a la edad y desempeño.

Luis Alexánder Basabe es gemelo y tiene siete hermanos. Ha jugado en tres equipos en los Estados Unidos. Foto cortesía

Una de las primeras proezas fue su aparición en la escuela de Criollitos de Venezuela en 2008, donde el equipo del municipio Sucre ganó el trofeo, es el recuerdo de más significación para Abdénago. Dice que los dos Luises, antes de firmar como profesionales, figuraron en el seleccionado del estado Zulia en 2010 con el que ganaron el torneo celebrado en Lagunillas e integraron el staff merideño. Las satisfacciones llegaban a la casa de los Basabe por partida doble.

Luis Alexánder, según confirma su familia, en 2011 fue llevado a la academia Spring Trainer de Anaco, en el estado Anzoátegui, dirigida por Alirio Agudelo. El 26 de agosto de 2012, cuando cumplía 16 años, el jardinero fue firmado junto a su gemelo en los Medias Rojas de Boston. Ese año por vez primera partían al exterior con la esperanza de crecer. En 2016 “Chander” pasó al equipo de los Medias Blancas de Chicago y este 2020 integró las filas de los Gigantes de San Francisco. En algunas temporadas en Venezuela jugó para los Leones del Caracas.

“Nos sentimos orgullosos de él. Les puedo decir que su música favorita es la bachata, le gusta participar en el toque de chimbángueles en honor a San Benito, y su comida favorita es la iguana en coco”, afirma Dixi Yamilex Basabe, madre de Luis Alexánder, quien habla con admiración sobre los gustos de su hijo, una faceta poco conocida por los medios que reseñan su trayectoria beisbolística. “Es fanático de los entretenimientos virtuales”.

Narran que los morochos son orgullo para sus hermanos: Geralvis José, Henry David Basabe, Yuris Mireya, Dixis Marina, Larrinson Eulides y Keibel Daniel. “Su familia es todo para Luis Alexánder, quien se preocupa por la educación de sus sobrinos y de que tengan las oportunidades que la vida a él le ofrece. Es una persona caritativa entre la comunidad, siempre da aportes a quien lo necesite o para celebrar las fiestas patronales de San José”, sostiene su madre.

Este año el jugador, debido a múltiples lesiones, aguarda reposo en su residencia en Scottdale, en Arizona, Estados Unidos. Según el portal NBC Sports, presentó una dolencia en el tendón de la corva derecha, lo que le impide correr y batear con normalidad. De hecho no logró participar en la reciente campaña.

 Durante su carrera, medios especializados en béisbol han citado anteriores lesiones en la espalda, desgarre de menisco en rodilla izquierda, fractura en un hueso en la mano izquierda. Poco a poco Luis, el pelotero zuliano, se recupera y su familia aspira con ansias volver a verlo jugar desde las pantallas, como siempre lo ha hecho desde su hogar, donde atesora sus trofeos, medallas y fotografías, que por siempre recuerdan que uno de sus integrantes forma parte del orgullo venezolano en el extranjero.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado