Los momentos más impactantes y emotivos en Tokyo 2020

Las Olimpiadas dejaron en la memoria del espectador un sinfín de momentos históricos y conmovedores. Nuevos récords olímpicos, dos medallas de oro en un podio y muchas cosas más que lograron emocionar al mundo

842
Foto: Archivo / EFE

Caracas.- En 16 días transcurridos desde su comienzo, el 23 de julio, los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 han dejado en los espectadores un sinfín de lecciones inspiradoras que enaltecen el espíritu deportivo.

Reacciones inesperadas de los atletas, celebraciones que han hecho llorar a un país entero y compañerismo pese a la rivalidad han sido el rostro humano del evento deportivo, que en esta oportunidad estuvo marcado por la pandemia del COVID-19.

Oro a la amistad

La amistad fue puesta a prueba y en esta ocasión se llevó el oro. Se trata de la historia del catarí Mutaz Barshim y del italiano Gianmarco Tamberi, quienes se disputaban la presea dorada en salto de altura.

Después de una ardua competencia que duró dos horas ambos quedaron empatados al completar sus participaciones con saltos de 2.37 metros de forma exitosa. Todo cambió cuando procuraron superar los 2.39 metros sobre la barra horizontal y fallaron en sus tres intentos. Un oficial olímpico les ofreció un desempate para decidir el ganador, pero en un momento de nobleza deportiva acordaron compartir el título.

«Es uno de mis mejores amigos, no solo en la pista, sino fuera de la pista; trabajamos juntos. Este es un sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu deportista, y estamos aquí transmitiendo este mensaje», dijo Barshim.

Tamberi, quien estaba notablemente feliz, estrechó la mano de su colega y lo abrazó. Aseguró que «compartir esto con un amigo es aún más bonito. Fue algo mágico».

Ambos en el podio lucieron sus medallas de oro. Primero sonó el himno de Catar y luego el de Italia. Dos atletas compartiendo el primer lugar en unas Olimpiadas es un suceso que no ocurría desde Estocolmo 1912.

Un país llora de emoción

La reina del salto triple, como se conoce a la caraqueña Yulimar Rojas, aguardó al último salto para superar el récord del mundo impuesto en 1995 por la ucraniana Inessa Kravets (15.50 metros).

Rojas ya tenía el oro virtualmente asegurado con el primer salto de 15.41 metros, sin embargo, con la sexta y última oportunidad por delante, ella y Venezuela querían ir por más: otro récord mundial.

Se concentró, corrió, al dar el último salto alcanzó los 15.67 metros. Los jueces confirmaron que Yulimar hizo suyos el oro y el nuevo récord mundial, que se distanciaba por 17 centímetros del anterior.

Al saberlo, la euforia se apoderó de la deportista, que se fundió en un fuerte abrazó con su amiga y compañera de entrenamientos, la española ganadora del bronce, Ana Peleteiro.

Una de las imágenes más conmovedoras es el encuentro de ambas, que entre lágrimas se felicitan. Los presentes se pusieron de pie para aplaudir la hazaña de Yulimar Rojas. Venezuela entera lloró de emoción.

«No tengo palabras, no puedo describir lo que siento en estos momentos. Una medalla de oro olímpica, con un récord olímpico, con un récord del mundo… Es una noche fantástica», fueron las primeras declaraciones de Rojas.

Salud mental primero

La gimnasta estadounidense Simone Biles, una de las favoritas en la categoría de barra de equilibrio, sorprendió a todos cuando anunció que dejaría las Olimpiadas para concentrarse en su salud mental, luego de reconocer que estaba sufriendo de estrés y eso no le permitiría ejecutar con seguridad su rutina.

Dando demostración de su fortaleza y de su grandeza como atleta, Biles volvió al gimnasio de Tokio para presentar la prueba y optar por una medalla.

Sumó una séptima medalla olímpica a su historial deportivo, lo celebró con una sonrisa al bajarse de la barra, entre las ovaciones del público, la gimnasta puso fin a la pesadilla.

Propuesta de matrimonio

La esgrimista argentina María Belén Pérez Maurice ofrecía una entrevista luego de perder el combate contra la húngara Anna Marton, cuando su entrenador y novio desde hace 17 años, Lucas Saucedo, la interrumpió para hacerle una singular propuesta de matrimonio ante las cámaras.

Sin dudarlo, Pérez le dio el sí y la pareja se abrazó y se besó para celebrar un compromiso que endulzó el amargo sabor de la derrota.

Sorprende a su esposo

Luego de un largo viaje de 24 horas, Catalina Serna sorprendió a su esposo, el técnico de la selección olímpica mexicana de fútbol, Jaime Lozano, poco antes de que el entrenador y su equipo disputaran el bronce ante Japón.

Luego de ganar el partido que le otorgó el bronce a México, Lozano fue directo al lugar donde lo esperaba su esposa para besarla y abrazarla, una celebración que los unió después de estar separados 45 días.

El hombre más rápido del planeta

El italiano Marcel Jacobs se convirtió en el sucesor del jamaicano Usain Bolt al ganar una sorprendente carrera final de los 100 metros planos y completar una marca de 9.80 segundos, lo que le valió la medalla de oro y el lugar del hombre más rápido del planeta.

Al ofrecer una entrevista, el atleta Gianmarco Tamberi se acercó a Jacobs, quien luego de abrazar a su compatriota bajo la bandera de Italia, le dio un beso en la boca para celebrar la victoria.

Tejer para combatir el estrés

El británico Tom Daley ganó la medalla de oro en trampolín de 10 metros, pero su nombre dio la vuelta al mundo cuando se le vio tejiendo en las gradas mientras apoyaba a sus compañeros.

El joven, de 27 años, que también es activista por los derechos de la comunidad Lgbt en el mundo, aseguró: «Lo único que me ha mantenido cuerdo durante todo este proceso (la pandemia) es mi amor por el tejido».

Sus piezas además forman parte de un proyecto propio enfocado a recaudar fondos para una organización benéfica inglesa dedicada a la investigación de cáncer cerebral.

Mente y cuerpo en sintonía

El nombre de la representante de Países Bajos y especialista en carreras de media y larga distancias, Sifan Hassan, sonaba entre los favoritos; sin embargo, en la carrera de los 1.500 metros, un traspié de la keniana Edina Jebitok le provocó una caída inesperada.

Todo parecía perdido cuando Hassan sorprendió a los presentes al lograr remontar y ganar el oro. Su hazaña es prueba de que mente y cuerpo deben estar conectados para lograr los objetivos.

La edad no es impedimento

El ciclista de BMX free stiyle Daniel Dhers probó a sus 36 años que la edad no es impedimento para cumplir los sueños y convertirse en el primer latino en alcanzar una medalla olímpica en esa competición.

Una bicicleta desaparecida tampoco desanimó al deportista, cuya actitud positiva y el deseo de dejar a Venezuela en alto siempre se mantuvo en Tokyo 2020.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.