20.4 C
Caracas
sábado, 16 enero, 2021

Kobe Bryant: cuatro cosas que quizá no sabías de él

Los seguidores del baloncesto recodarán a Kobe Bryant por sus anillos de campeonato, por sus excelentes números, por su entrega a la hora de jugar baloncesto, pero en El Pitazo te contamos cuatro cosas que tal vez no sabías del legendario jugador

-

Caracas.- El 26 de enero de 2020 será recordado por todos los seguidores del baloncesto, pues es la fecha en la que falleció el legendario jugador Kobe Bryant en un accidente aéreo. Bryant murió junto a su hija de 13 años Gianna María Onore y siete personas más.

Todos los seguidores del baloncesto recordarán a Kobe Bryant por sus numerosos récords, por sus cinco anillos de campeonato y por su estilo a la hora de jugar baloncesto; sin embargo, El Pitazo te presenta cuatro cosas que quizá no sabías del legendario basquetbolista.

LEE TAMBIÉN

Muere Kobe Bryant en accidente aéreo este #26Ene

Estuvo casado con una mexicana y hablaba español a la perfección

En una entrevista para NBA Latam, Bryant reveló que había aprendido a hablar español viendo novelas con su esposa Vanessa Laine y su suegra. «Viendo La Madrastra y Sábado Gigante«, sostuvo Bryant. Asimismo, manifestó que se sentía feliz al compartir con su familia. «Cuando juego con mis hijas es algo puro», dijo.

Tenía un primo venezolano

A través de la red social Twitter, Kobe felicitó a su primo venezolano John Cox, quien participó en el torneo olímpico de Río 2016 y jugó contra Estados Unidos.

«Es una sensación increíble ver a mi primo pequeño John Cox en la NBC jugando contra Estados Unidos, demostrando a todo el mundo de lo que es capaz”, escribió Bryant.

Cox fue el máximo anotador de Venezuela en la derrota de su equipo a manos del combinado estadounidense, dejando muy buenas sensaciones sobre la cancha y dejando en alto a Kobe Bryant.

Rezaba y era católico

- Advertisement -

Bryant, en 2015, dijo que su fe católica lo ayudó a superar un periodo difícil en su vida y la de su familia, pues en 2003 fue arrestado tras ser acusado de violar a una mujer en una habitación de hotel, en el estado de Colorado.

Bryant admitió que tuvo un encuentro sexual con la mujer, pero negó que la había violado. Cuando la denuncia se hizo pública, Bryant perdió patrocinadores.

En este sentido, Bryant reveló que fue un sacerdote quien lo ayudó a hacer algunos importantes descubrimientos personales durante la dura prueba.

LEE TAMBIÉN

El mundo deportivo lamenta la muerte de Kobe Bryant

Describiendo su temor de ser enviado a prisión por un crimen que no había cometido, Bryant dijo a GQ: “Lo único que realmente me ayudó durante ese proceso –soy católico, fui criado católico, mis hijas son católicas– fue hablar con un sacerdote”.

“De hecho, fue algo gracioso: él me mira y dice ‘¿lo hiciste?’. Y yo digo ‘por supuesto que no’. Entonces me pregunta ‘¿tienes un buen abogado?’. Y yo estoy como que ‘uh, sí, él es fenomenal’. Así que entonces él dijo ‘déjalo ir. Sigue adelante. Dios no te va a dar nada que no puedas manejar y estás en sus manos ahora. Esto es algo que no puedes controlar», reveló Bryant.

Le gustaba el cine y se ganó un Oscar

El jugador emblemático de los Lakers, además de sus números extraordinarios dentro de la cancha y sus anillos de campeonato, también suma a su vitrina un premio Oscar de la Academia de Hollywood.

En 2018, Kobe se alzó con el premio en la categoría al mejor cortometraje de animación por Dear Basketball (Querido Baloncesto), un breve filme basado en la carta que escribió el jugador de la NBA al retirarse en abril de 2016.

LEE TAMBIÉN

Fotogalería | Kobe Bryant, la leyenda de los Lakers

Aquí la carta completa:

Querido básquetbol,

Desde el momento en el que empecé a ponerme las medias de jugar de mi padre, disparando mi imaginación con tiros ganadores en el Great Western Forum, supe que una cosa era verdad: quedé enamorado de vos. Un amor muy profundo al que le entregué todo, desde mi mente y mi cuerpo hasta el alma y el espíritu.

Siendo un niño de seis años, profundamente enamorado de vos, nunca vi el final del túnel, solo me veía a mí mismo corriendo para salir de uno. Y corrí, corrí hacia arriba y abajo de cada cancha, después de cada balón perdido, por vos. Exigiste mi empuje, te di mi corazón, porque eso vino con mucho más.

Atravesé el sudor y el dolor, no porque el desafío me llamase, sino porque VOS me llamaste. Hice todo por VOS, porque eso es lo que hacés cuando alguien te hace sentir tan vivo como vos me has hecho sentir.

Concediste a un pequeño niño de seis años su sueño Laker, y siempre te amaré por ello. Pero no puedo amarte de manera tan obsesiva por mucho más tiempo. Esta temporada es lo último que tengo que dar. Mi corazón puede atajar los golpes, mi mente puede lidiar con la dura rutina, pero mi cuerpo sabe que es tiempo de decir adiós.

Y eso está bien. Estoy listo para dejarte ir. Quiero que lo sepas para que ambos podamos saborear cada momento que dejamos juntos. Los buenos y los malos. Nos hemos dado todo lo que tenemos mutuamente.

Y los dos sabemos que no importa lo que haga después, siempre seré ese niño con las medias y los cubos de basura en la esquina: «05 segundos en el reloj, balón en mis manos 5. 4. 3. 2. 1»

Siempre te amaré,

Kobe

Con información de Aciprensa y basket4us

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado