21.4 C
Caracas
lunes, 21 septiembre, 2020

José Altuve anotó su hit 1600 pero se lesionó la rodilla

El segunda base José Altuve pudo convertirse, este 3 de septiembre, en el decimosegundo criollo en llegar a esa cifra de imparables en las Grandes Ligas, pero en la tercera entrada debió abandonar el encuentro debido a un dolor

-

Caracas.– El venezolano José Altuve registró un nuevo récord personal en la noche del jueves, 3 de septiembre, al conectar su hit número 1600, pero debió abandonar el encuentro entre los Astros de Houston y Rangers de Texas, al sentirse afectado por una molestia en su rodilla derecha.

El partido, disputado en el Minute Maid Park, fue dominado por los Astros con pizarra de 8-4.

El segunda base criollo conectó un sencillo al jardín derecho contra Lance Lynn, en el cierre de la primera entrada.

LEE TAMBIÉN

Miguel Cabrera conectó otro hit y rompió tres récords más

- Advertisement -

El estacazo le convirtió en el decimosegundo venezolano con al menos 1.600 hits en las Grandes Ligas, detrás de Omar Vizquel (2.877), Miguel Cabrera (2.845), Luis Aparicio (2.677), Bob Abreu (2.470), Andrés Galarraga (2.333), David Concepción (2.326), Magglio Ordóñez (2.156), Víctor Martínez (2.153), Oswaldo Guillén (1.764), Elvis Andrus (1.739) y Asdrúbal Cabrera (1.674).

Con el uniforme de los Astros, Altuve es apenas el sexto peloteros en los anales de la franquicia que lo consigue. Los otros son Craig Biggio (3.060), Jeff Bagwell (2.314), José Cruz (1.937), César Cedeño (1.659) y Lance Berkman (1.648).

Sin embargo, en el tercer inning debió abandonar tras sentir el dolor en la rodilla.

LEE TAMBIÉN

Carlos Mendoza se estrenó como mánager de los Yankees

Al parecer fue consecuencia de un deslizamiento aparatoso que realizó hacia la tercera almohadilla, durante una acción del primer episodio.

Se trata de la misma rodilla que debió operarse en 2018. Houston esperaba para este viernes, 4 de septiembre, los resultados de una resonancia magnética.

“Lo vi cojeando y tuvo que salir del juego. Estamos esperando que no sea nada grave, porque ha sido un año particular, especialmente con jugadores que se siguen lesionando. Estoy rezando porque esté bien. Me parece que el zapato se le enganchó en la esquina de la base y el sábado ya lo habían pisado», dijo el manager de los Astros, Dusty Baker, a MLB.com.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado