23.9 C
Caracas
domingo, 27 septiembre, 2020

El Bayern humilló al Barcelona 8-2

El juego colectivo de los alemanes fue implacable, al punto que uno de los dos goles anotados por los blaugranas fue un autogol del mismo Bayern

-

Caracas.- El Bayern de Múnich castigó este 14 de agosto al FC Barcelona, al que derrotó por 8-2 en los cuartos de final de la Liga de Campeones que se celebra en Lisboa. Los bávaros fueron superiores de principio a fin del partido.

El Barçá mostró la misma cara que en la recta final de la Liga, escaso juego en equipo y graves errores defensivos tanto por los costados como por el centro.

Una dura derrota para concluir una atípica y difícil temporada que, además, enciende todas las alarmas en Camp Barça y que puede suponer el adiós definitivo de Quique Setién.
Antes del pitazo inicial, ya en el centro del campo, Messi le ofreció el saludo de caballero a Robert Lewandowski. Un apretón de manos sinónimo de 208 goles en la Champions: 142 del argentino y 66 el polaco.

Barcelona comenzó con una gran jugada por la banda en el minuto tres: Messi para Sergi Roberto, que envió un centro medido para Luis Suarez que despejó Neuer.

Pero en la jugada siguiente, llegó el primer mazazo para los culés. Perisic entró por la izquierda y dio el balón a Lewandowski, que a su vez dejó el esférico para que Muller anotara en 1-0. Fue el gol número 45 del alemán en la Champions.

Sin embargo, el Barcelona se volvió a meter en el partido en el minuto 6 gracias a un desborde por la banda izquierda de Jordi Alba, quien sirvió el balón al punto de penalti y el austríaco Alaba anotó en propia puerta cuando intentó despejarla.

- Advertisement -

El portugués Semedo, que conoce a la perfección la banda derecha del Estadio da Luz, ya que fue jugador del Benfica hasta 2018, tuvo una buena internada en el minuto 8 y envió un pase para Luis Suárez, que no supo marcar en el mano a mano con el arquero Neuer. En la continuación, tras el córner, el balón se estrelló en el poste de los bávaros. Se había escapado el 2-1 para el Barcelona.

LEE TAMBIÉN

Leipzig clasifica por primera vez a semifinales de la Champions

El juego por las bandas era la apuesta de catalanes y bávaros y todas las jugadas del Bayern llegaban por la izquierda.

Messi apareció en el 19 con internada hasta el área tras sortear a todos los rivales, buscó tiro, se la acomodó a la izquierda pero no le dio la rosca suficiente, por lo que el esférico se durmió en las manos de Neuer.

Y tras perdonar una clara, en la siguiente jugada el Bayern volvió a llegar por la banda de Semedo. Perisic anotó el 2-1 tras un disparo cruzado que no pudo parar Ter Stegen. Las ocasiones se sucedían y el Barça no aprovechó. La tuvo de nuevo por la derecha con un centro de Messi que remató Piqué de cabeza, aunque el balón no cogió puerta.

Un fallo clamoroso de Lenglet en el centro del a defensa dejó solo al extremo diestro alemán Gnabry, que anotó a placer el 3-1 en el minuto 27.

Tres minutos más tarde, el huracán Bayern volvía a llevar el peligro por la banda, en esta ocasión por la derecha, que supuso el 4-1 tras un remate de Müller en el área pequeña.

Lewandowski finalmente anotó

Y así llegó el descanso. La primera vez en la historia del Barcelona que sufría cuatro goles en competiciones europeas en los primeros 45 minutos.

En el arranque del segundo tiempo, la única novedad fue la entrada del francés Griezmann por Sergi Roberto.

La segunda mitad comenzó igual, con desajustes defensivos entre Piqué y Lenglet que dejaron solo de nuevo a Perisic, aunque el balón no entró porque el disparo se fue a las manos de Stegen.

Las ilusiones por la remontada aparecieron en el 56. Messi abrió a la derecha para Alba, excelente control, pase atrás para Luis Suárez, que definió a lo grande con un recorte y disparo cruzado que batió a Neuer. Se oían los gritos de «vamos, vamos» en los suplentes del Barça.

Pero fue sólo un espejismo, porque la jugada del encuentro estaba por llegar. Davies, el canadiense de 19 años, le ganó en velocidad a Semedo, Llegó hasta el área pequeña y la sirvió atrás para que marcara a placer el internacional alemán de 25 años Kimmich.

Ya no había defensa y en el 68 el francés Coman, que acababa de entrar, pudo hacer el sexto, de no haber fallado el disparo a placer dentro del área. En ese momento, los bávaros ya contabilizaban una veintena de remates a puerta.

Y al vigésimo segundo remate, minuto 82, el goleador de la Liga de Campeones, Robert Lewandowski anotaba de cabeza para sellar su décimo cuarto gol en esta Champions, tras un centro de Coutinho, que acababa de ingresar en el campo.

Dos minutos más tarde, el propio Coutinho se quedaba solo ante Ter Stegen, recortó y batió a placer para subir el 2-7 al luminoso de Lisboa. Apenas lo celebró el «10» del Bayern, como tampoco puso demasiado empeño en festejar el octavo, también del brasileño.

Una noche terrorífica, la mayor goleada sufrida en la historia europea del FC Barcelona ante la apisonadora del Bayern de Múnich.

Con información de EFE

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado