Compra de pelotas Rawlings para la temporada 2019-2020 está rodeada de interrogantes

meta_vapwo

Caracas. – Al parecer la adquisición, por parte de la Lvbp (Liga Venezolana de Béisbol Profesional), de las pelotas marca Rawlings para surtir a los equipos, de cara a la temporada 2019-2020, es un hecho. Sin embargo, en la red Twitter los seguidores de la pelota venezolana se preguntan cómo pudo hacerse la compra de un material deportivo que es propiedad exclusiva de la MLB (Major League Baseball), organismo responsable de las sanciones que amenazan actualmente el desarrollo del campeonato nacional.

En un twitt publicado en su cuenta, el periodista deportivo César Sequera Ramos (@CesarSequera11) anunció el 11 de septiembre que la Lvbp ya tenía aseguradas las esféricas para la 2019-2020, según datos que una fuente del circuito venezolano le habría suministrado, asegurando que se trata del mismo material utilizado por la MLB. La web enlaraya.com, especializada en el tema de la pelota, también publicó información al respecto e hizo el cuestionamiento sobre la compra de Rawlings, aun con la incertidumbre que reina sobre el torneo venezolano, precisamente por las sanciones de las autoridades norteamericanas.

Mientras, el periodista y editor Carlos Bautista manifestó en su cuenta Twitter (@CarlosDBautista) que las pelotas ya se encuentran en el país: «Las pelotas Rawlings para zafra #LVBP 2019-20 ya están en el país. Ahora falta refaccionar estadios. Peloteros, umpires y demás por pactar». Las respuestas de otros usuarios, entre las que destaca la de otro colega, Miguel González Mele (@mgonzlezmele), a su información terminan concluyendo que podrá haber Rawlings, pero no peloteros, lo cual sigue siendo el problema, dado que las medidas prohibieron a los grandeligas jugar en el país. «No es por las pelotas, que ya las tenemos; ahora son los peloteros, ¿dónde los hallaremos? Nunca pensé que La Pulga y El Piojo sería aplicable a la realidad», sentencia Mele en un twitt.

¿Reservas o compra ilícita?

Una fuente que estuvo ligada a la Lvbp explicó que probablemente, y debido al mecanismo con el que se realizan estas operaciones en el circuito venezolano, la adquisición fue realizada hace meses. Mucho antes que se impusieran las sanciones. «Antes se compraba Wilson. Desde antes de 2001, cuando llegué, y lo hicimos todos esos años. Puerto Rico y Venezuela usábamos Wilson. Dominicana, México y Serie del Caribe, Rawlings. Creo que fue a partir de 2014 cuando se empezó con Rawlings. Las dos son marcas de calidad. Empresas americanas que fabrican en China», señaló la fuente, y acotó: «No sé cómo es ahora. Cuando yo estaba, las pelotas se encargaban en mayo y se pagaba la mitad. Se mandaban a fabricar y en septiembre, cuando llegaban, se pagaba la otra mitad y se distribuían en los siete parques para los ocho equipos», indicó.

Por ello, debido a su experiencia, sostiene que «Rawlings debe tener representantes aquí (en Venezuela). Pero la empresa ya debe haber hecho esa venta en mayo. No es que desafíen el embargo, es que ya estaba hecha la venta», concluye.


LEE TAMBIÉN:

RONALD ACUÑA IMPONE MARCA DE ANOTADAS CON 126 CARRERAS

También en Twitter, el narrador y periodista deportivo Samuel Clemente (@Samuelclemente) explicó que la liga nacional contaría con un inventario bien surtido para poder asegurar la existencia de las pelotas: «#LVBP no tendría problemas para utilizar la pelota de béisbol marca Rawlings. La liga cuenta con una importante reserva de pelotas compradas con anterioridad y adquirió otro lote de esféricas con capital privado; pudiendo demostrar que no se usó dinero del Estado para tenerlas».

Otros usuarios de esa red social hicieron la salvedad de que que tanto el régimen venezolano como fuentes de la Lvbp han asegurado la existencia de suficientes Rawlings para el campeonato, cuando hasta hace algunos meses el ente deportivo enviaba comunicados a los clubes para advertir sobre fuertes multas a los equipos que regalaran o permitieron la pérdida de las esféricas, ya que estas escaseaban.

El costo por cada unidad, según las webs familiarizadas en esta materia, es de unos 195 dólares. El Pitazo se comunicó vía correo electrónico con la casa matriz de Rawlings para conocer acerca de la operación comercial con Venezuela. Christian Domínguez, representante de servicio al cliente, contestó al mensaje enviado y recomendó comunicarse con otra representante, Allie Crain, quien hasta la fecha no dio respuestas al mensaje.

meta_value

DÉJANOS TU COMENTARIO