26.7 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

Astros ganaron con pitcheo criollo y cuadrangular de último momento

El venezolano Luis García lanzó dos innings decisivos, mientras que un jonrón de Carlos Correa en el noveno trajo la raya ganadora. Habrá sexto juego hoy

-

Caracas.- La actuación durante dos episodios del abridor criollo Luis García y los batazos oportunos de Carlos Correa volvieron a oxigenar a los Astros de Houston, que lograron vencer de nuevo por 4-3 a los Rays de Tampa Bay, y así forzar el sexto juego de la serie por el campeonato de la Liga Americana.

Este encuentro decisivo se disputará este viernes, 16 de octubre, en el mismo escenario: la sede burbuja del Petco Park de San Diego. García recibió la pelota del manager Dusty Baker para abrir el quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana y no defraudó esa confianza.

El novato tiró dos innings en blanco, lo cual fue un factor importante en el triunfo de los Astros. García retiró el primer tramo por la vía rápida, incluido un ponche, y luego de meterse en problemas en el segundo capítulo, tras otorgar un par de boletos y golpear a un contrario, logró salir de la situación de bases llenas, dominando a Mike Zunino con un manso elevado al jardín derecho.

“Sí, las cosas se me complicaron un poco en ese segundo inning”, dijo García, decimotercer prospecto de los texanos, según MLB Pipeline, después del encuentro. “Gracias a Dios, pude mantenerme enfocado en el trabajo y pude salir de ese momento”.

El bisoño tirador derecho, de 23 años y 307 días de edad, se convirtió en el pitcher más joven en la historia de la franquicia de Houston en iniciar un potencial desafío de eliminación durante la postemporada.

Por su parte, el campocorto puertorriqueño Carlos Correa fue también decisivo en el ataque de Houston, al pegar el cuadrangular solitario en la parte baja de la novena entrada que logró la anotación ganadora.

LEE TAMBIÉN

Astros y Dodgers ganan y toman aire en las series

- Advertisement -

Correa, quien se había ido en blanco en los tres turnos anteriores al bate, en el último, con un out en la pizarra, descifró los lanzamientos del relevista, el derecho Nick Anderson, y pegó cuadrangular que mandó la pelota por el encima de la barda del jardín central a 127 metros de distancia.

El delirio de los jugadores de los Astros fue completo mientras Anderson (0-1), quien cargó con la derrota, simbolizó la frustración de los Rays, que habían venido de atrás para empatar 3-3 la pizarra en la parte alta de la octava entrada con cuadrangular solitario del primera base surcoreano Ji-Man Choi (1).

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado