24.1 C
Caracas
lunes, 26 octubre, 2020

Asdrúbal Cabrera: de quedar sin contrato a jugar la final de la Serie Mundial

El infielder fue despedido por los Rangers, pero logró un nuevo contrato con los Nats, episodio que lo llevó a ser uno de los más decisivos en la segunda victoria por el campeonato

-

Caracas.- Asdrúbal Cabrera, es el grandeligas criollo que pasó, este año, de haber quedado sin empleo ni contrato, a encontrarse en estos momentos jugando la final de una Seria Mundial.

A principios de agosto, Cabrera se encontró sin trabajo, luego que la oficina de los Rangers de Texas decidiera darle de baja para reestructurar su roster hacia el final de una decepcionante campaña.

Pero el infielder y bateador de las dos manos no pasó mucho tiempo desempleado y pactó con Washington, que buscaba darle profundidad al cuadro interior, pues Howie Kendrick y Ryan Zimmerman estaban por esos días en lista de incapacitados.

Cabrera terminó redondeando una buena campaña con los Nacionales y el miércoles por la noche fue una de las figuras de su club en la paliza 12-3 contra los Astros de Houston en el segundo juego de la Serie Mundial.
Pese a no ver mucha acción en la postemporada, el manager Dave Martínez lo usó en la intermedia por la posibilidad que le daban las reglas de la Liga Americana de usar a Kendrick como designado.

“¿Saben algo? Estoy realmente feliz de encontrarme en el lugar donde estoy en este instante. Este es mi decimotercer año (en las Grandes Ligas). Pienso que es un sueño para cualquiera que juega pelota (disputar una Serie Mundial)”, dijo Cabrera en la rueda de prensa después del desafío en el Minute Maid Park.

El encuentro llegó igualado 2-2 al séptimo inning, pero Kurt Suzuki devolvió un pitcheo de Justin Verlander, que viajó 381 pies desde el plato hasta las gradas del jardín izquierdo, para quebrar el empate.

- Advertisement -

Más tarde, con el relevista Ryan Pressly en el montículo y las bases llenas –incluido un boleto intencional al dominicano Juan Soto-, Cabrera sacudió un hit productor de dos anotaciones, en medio de un racimo de seis carreras, que liquidó el juego. El venezolano empujaría una más con sencillo en el octavo.

Sus tres remolcadas son la segunda mayor cantidad para un criollo en un partido de Serie Mundial. El récord lo comparten Pablo Sandoval (2012) y José Altuve (2017), con cuatro cada uno.

Pese a toda su experiencia y su desempeño, Cabrera admitió que sintió algo de nervios al principio del partido.

“Pero tan pronto como se inició el juego, no hay otro casa en mi mente. Quizás haya un poco más de presión. Pero estoy emocionado de estar aquí, tratando de concentrarme y tratar de hacerlo lo mejor posible, como lo hice en la temporada regular”, aseguró.

La serie se inclinó a favor de Washington 2-0, contra todo pronóstico. Es la primera vez que un equipo gana los dos primeros juegos de un clásico de octubre como visitante desde que lo hicieron los Yanquis de Nueva York en 1999. Esos dos triunfos extendieron a ocho la cadena de victorias de Washington en los playoffs de 2019, lo que igualó el récord de las Mayores en una postemporada, de acuerdo con ESPN Stats & Info.

LEE TAMBIÉN

WASHINGTON DOMINA EN HOUSTON Y COLOCA LA SERIE MUNDIAL 2-0

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado