27 C
Caracas
miércoles, 3 marzo, 2021

55ª edición del Super Bowl se prepara bajo fuertes medidas de seguridad

Una pandemia mundial no detiene el evento más importante de la NFL. Pero el Super Bowl no será lo mismo sin festejos y con pocos aficionados en el estadio

-

El Super Bowl es el acontecimiento televisivo anual más destacado de Estados Unidos. En cualquier año normal, la 55ª edición del partido por el campeonato de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) se centraría en el enfrentamiento entre los dos quarterbacks: el legendario Tom Brady, de los Tampa Bay Buccaneers, y la superestrella Patrick Mahomes, de los Kansas City Chiefs.

Sin embargo, la edición de este año será muy diferente. No hay festejos y casi no hay aficionados. Los Bucs y los Chiefs saldrán al campo con el telón de fondo de una pandemia que ha cobrado la vida de más de 430.000 estadounidenses.

Más de medio millar de agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU., además de fuerzas del FBI y de la Policía local velarán por la seguridad del Super Bowl de la NFL.

LEE TAMBIÉN

El Super Bowl LV se jugará el #7Feb entre Chiefs y Buccaneers

«El gran juego está a la vuelta de la esquina y nos hemos estado preparando para un posible aumento de la trata de personas en el área de la Bahía de Tampa», señaló la fiscal general del estado de Florida, Ashley Moody, en un comunicado.

Por su parte, Michael McPherson, jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Tampa, habló sobre las medidas de seguridad implementadas para la celebración de la final del fútbol americano y recordó que las fuerzas de seguridad «vigilan constantemente las amenazas que ocurren en el país».

- Advertisement -

Las medidas de seguridad adoptadas para proteger el domingo el Raymond James Stadium de Tampa, al que solo podrán asistir 25.000 aficionados que recibirán un paquete de protección contra el COVID-19, van a ser muy fuertes.

El Super Bowl sigue adelante tras una temporada en la que la pandemia ha obligado a aplazar y reprogramar repetidamente los partidos. Los equipos se enfrentaron a una situación que no permitió a los jugadores y entrenadores reunirse en persona o competir en los partidos de pretemporada.

Los entrenadores han tenido que confeccionar esquemas ofensivos y defensivos sobre la marcha y los jugadores han tenido que realizar inusuales entrenamientos socialmente distanciados.

Tom Brady (izq.) y Patrick Mahomes

¿Los negocios antes que la salud?

La NFL no puede evitar su historia de anteponer su bienestar económico a las cuestiones sociales y políticas o incluso a la salud de los jugadores. Los críticos han cuestionado las prácticas de seguridad de la liga cuando presionó para que se siguiera jugando durante la pandemia y cuando varios jugadores dieron positivo con el coronavirus.

LEE TAMBIÉN

La NFL planea que el Super Bowl se juegue teniendo 20 % de aficionados

«Ellos (la NFL) se enorgullecían de terminar la temporada sin ningún partido cancelado, incluso si significaba que tenían que jugar un partido un miércoles o que un equipo tenía que jugar sin ningún verdadero quarterback«, dice Adande. «La NFL nunca ha priorizado el bienestar de sus atletas sobre los aspectos comerciales».

De todos modos, los principales proveedores de publicidad, Budweiser, Coca Cola y Pepsi, han optado por no comprar tiempo de televisión durante el Super Bowl de este año, al considerar que el clima del país no justifica una celebración. En su lugar, empresas como Budweiser destinarán el dinero del marketing a la concienciación sobre las vacunas contra el COVID-19.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado