Venezuela recuerda al fallecido artista venezolano Carlos Cruz Diez en su natalicio

143

Caracas.- Este sábado 17 de agosto de 2019, el reconocido artista cinético venezolano Carlos Cruz Diez estaría cumpliendo 96 años de edad si no hubiese fallecido por causas naturales en Francia el 27 de julio del año en curso.

Carlos Cruz Diez nació el 17 de agosto de 1923 en parroquia La Pastora, ubicada en Caracas. Su pasión por el arte comenzó desde muy pequeño. Las fascinación de Cruz Diez por el color surge a raíz de la pequeña fábrica de botellas de gaseosas que monta su padre, pues en ella descubre el reflejo de la luz y el color gracias al impacto del sol en las vidrieras

De niño escuchó hablar de literatura, de arte, de música y de teatro; su padre era poeta y su madre le acompañaba en sus lecturas. Pero el dibujo, a través de una gran caja de creyones, se convirtió en su actividad favorita a través de los años.


LEE TAMBIÉN: 

CONOCE LAS OBRAS COLORIDAS QUE CARLOS CRUZ DIEZ CREÓ EN VENEZUELA Y EL MUNDO

Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas, y culminó los estudios en 1945 como profesor para artes manuales y aplicadas. A partir de ese momento trabajó en diseño gráfico para varias publicaciones de Caracas y como director artístico de una publicidad.

Junto con Jesús Soto, Alejandro Otero y Juvenal Ravelo conformó el movimiento cinético de Venezuela, que se desarrolló sobremanera a lo largo del siglo XX, hasta convertirse en uno de los más destacados de Hispanoamérica

La proposición artística de Carlos Cruz-Diez se fundamentó en sus ocho investigaciones que ponen de manifiesto los diferentes comportamiento del color: Color aditivo, Fisicromía, Inducción cromática, Cromointerferencia mecánica, Transcromía, Cromosaturación, Cromoscopio y el color en el espacio.

En Venezuela, las obras de Cruz Diez decoran diversos rincones de la geografía nacional. Desde las salas de máquinas de la Central Hidroeléctrica del Guri (Ambientación Cromática, 1977-1986), hasta la Cromoestructura Radial de Barquisimeto (Homenaje al Sol, 1983), o la Inducción Cromática de la Torre Stratos, en Valencia (1990).

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.