Tito Rojas a sus seguidores: “No me lloren que nadie es eterno”

La última voluntad de Tito Rojas, el “Gallo de la Salsa”, es que “toquen salsa” durante su velorio, que será en el coliseo Marcelo Trujillo Panisse, en Humacao, Puerto Rico, la próxima semana

4271
Tito Rojas estrenó “Nadie es eterno” en 1992 en el álbum “Condéname”. Foto cortesía El Nuevo Dia

Por Juan Salvador Muñoz

Caracas. El “Gallo de la Salsa” despertará a todos en el cielo con sus canciones.
Dios quería a alguien que pusiera el ritmo en el paraíso y llamó al puertorriqueño Tito Rojas, quien falleció el sábado 26 de diciembre en horas de la mañana en su natal Humacao, a la edad de 65 años de un ataque al corazón, según la versión difundida por sus familiares.

Si hay algo seguro en la vida de cada persona es la muerte. Esa transición entre la vida terrenal y el cielo. Por eso, Julio César Rojas López (su nombre de pila) compuso una canción sobre “el sueño profundo”.

LEE TAMBIÉN

El último mensaje que Tito Rojas dejó a sus fanáticos

“Nadie es eterno” se estrenó en 1992 en el álbum “Condéname” y el sencillo es una profunda reflexión que hace el cantante sobre su muerte. 28 años después, cada letra de la pieza musical es un mensaje para todos sus familiares y amigos.

“Cuando ustedes me estén despidiendo con el último adiós de este mundo, no me lloren que nadie es eterno, nadie vuelve del sueño profundo”, es la principal petición que hace el “Gallo de la Salsa” en la letra de la famosa canción, especialmente a quienes asistan a su velorio en el coliseo Marcelo Trujillo Panisse, en Humacao, la próxima semana (con fecha por definir).

Pero es difícil no llorarlo, especialmente por la transcendencia que su música impactó en Latinoamérica, especialmente en el país. Muchas fueron las camioneticas en Caracas que pusieron una y otra vez sus temas como “He chocado con la vida”, “Señora de madrugada”, “Condéname a tu amor”, “Doble”, “Tormenta de Amor” o “Siempre seré” y que también bailaron en las casas de las familias venezolanas.

LEE TAMBIÉN

El emotivo homenaje que Servando y Florentino le rindieron a Tito Rojas

Sin embargo, Rojas para todos quienes están aún en el plano terrenal les dijo “adiós a los que se quedan, siempre les quise cantar. Suerte y que la gocen mucho, ya no hay tiempo de llorar”. El artista dejó plasmada en sus letras una invitación a disfrutar cada minuto de vida, más allá de las dificultades, además de expresar su agradecimiento a sus fanáticos.

Para ellos, sus admiradores, la canción que prefieren del cantante boricua, quien compartió su don con el mundo, fue “Nadie es eterno”, con 44% de aceptación, seguido por “Siempre seré” con 25,2%; Señora de Madrugada” (22,4%) y “He chocado con la vida” (8,5%), según encuesta realizada por El Pitazo.

Como lo expresa la canción, Rojas hizo énfasis en que intenten sobreponerse a la tristeza. Cada uno de los fragmentos de esta famosa canción fue repetido por sus seguidores en mensajes de redes sociales, tras conocerse la noticia de su fallecimiento. “No me lloren, que con llanto yo no voy a regresar, pero que toquen salsa, salsa, es mi última voluntad”, por lo que sin duda su llegada al cielo estará amenizada por la música que en vida compuso.

Finalmente, lo esencial es “velar por los que se quejen, si los pueden ayudar”, porque Rojas estaba claro que brindarle una mano amiga a quien más lo necesita es una muestra de la misericordia de Dios, ya que “cuando yo me muera a la tumba fría me voy” y lo que queda es el legado que uno deja con su existencia, y el del “Gallo de la salsa” es profundo por eso “Coge pa’tu casa y dale pa’bajo”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.