28 C
Caracas
jueves, 4 marzo, 2021

San Francisco de Sales, santo de la humildad y patrono de periodistas

Francisco de Sales murió tres días después de la Navidad de 1622. En 1877, fue declarado Doctor de la Iglesia. Es el santo patrón de los periodistas debido a los libros y folletos que escribió, que impactaron tantas vidas. En 1923, también fue designado santo patrón de la prensa católica

-

Caracas.- Este domingo 24 de enero se conmemora el día de San Francisco de Sales, conocido como el santo de la humildad y el santo patrono de los periodistas y escritores católicos.

San Francisco nació el 21 de agosto de 1567 en el castillo de Sales, en la región europea de Saboya.

De niño, Francisco fue muy delicado de salud, ya que nació prematuro, pero gracias al cuidado que recibió, se pudo recuperar y fortalecerse con los años. Fue beatificado por el Papa Alejandro VII en el 1661, y el mismo Papa lo canonizó en el 1665, a los 43 años de su muerte.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

EXHUMACIÓN DE JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ: LOS MILAGROS DE LOS FIELES QUE ACOMPAÑARON EN PANDEMIA

Obras de Francisco

En 1878, San Francisco de Sales fue declarado »El Doctor de la amabilidad» por el Papa Pío IX, gracias a sus libros famosos, llamados “Las controversias contra los protestantes”; “La Introducción a la Vida Devota”; “El Tratado del Amor de Dios”, así como también por la colección de sus sermones.

El patrono de los periodistas, de autores cristianos y de los medios de comunicación en general realizó una incansable tarea como escritor, con obras tan difundidas como “Introducción a la vida devota”, “En las fuentes de la alegría” y sobre todo, la que fue su obra cumbre, “El tratado del amor de Dios”.

Ejerció como pastor, director de almas, apóstol incansable, escritor fecundísimo, etc. Su libro más famoso, “Introducción a la vida devota”, fue escrito en 1608 para la gente común. Francisco aconsejó a las personas ocupadas del mundo que «se retiraran en varias ocasiones a la soledad de su propio corazón y oraran, incluso mientras participaban en discusiones o transacciones con otros»

De acuerdo con una reseña sobre su biografía, Francisco pasaba horas contestando cartas y predicando a personas laicas. Muchos vinieron a él para recibir instrucción en la fe, hasta el punto de que apenas tenía tiempo para sí mismo. Este era un tiempo en el que solo monjes y monjas recibían instrucción en el camino hacia la santidad. Pero Francisco decidió que a todas las personas se les debe permitir saber cómo ser más santas y dar de su tiempo a personas de todas las clases sociales.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado