22.7 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Reseña: Renacer de la masacre y vivir para contarla

-

Ustedes que viven seguros
En sus cálidos hogares
Ustedes que al volver a casa
Encuentran la comida caliente
Y rostros amigos
Pregúntense si es un hombre
El que trabaja en el lodo
El que no conoce la paz
El que lucha por medio pan
El que muere por un sí o un no

Fragmento de «Si esto es un hombre», de Primo Levi
Traducción de Rafael Cadenas

En abril del año pasado, la Conferencia judía sobre reclamos materiales contra Alemania encargó a Schoen Consulting un estudio que, en pleno siglo XXI, arrojaron cifras inusitadas, desesperanzadoras: 49% de los millenials americanos no pueden decir el nombre correcto de ninguno de los 40.000 campos de concentración y guettos surgidos durante el Holocausto.

Cerca de un tercio de los estadounidenses cree firmemente que durante la Shoah murieron poco más de dos millones de judíos, cuando la cifra estimada alcanza los seis millones. Peor aún: 70% de los americanos afirman que, en general, la sociedad no está tan interesada en el tema como antes, y un abrumador 58% cree firmemente en que algo como el Holocausto podría ocurrir de nuevo.

Levi fue detenido por la milicia fascista italiana y en febrero de 1944 llegó a Auschwitz | Fotografía: Samuel Hurtado

Pensar que una sistematización de la muerte se ejecute de manera tan impecable como lo hizo el régimen nazi durante la II Guerra mundial se convierte en un terror posible cuando se toma conciencia que en Venezuela, desde el 23 de enero, se registran 850 detenidos, 703 privados de libertad y 8 ajusticiamientos durante operativos realizados por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes). Según lo denunciado por Radio Fe y Alegría, los funcionarios estarían en la búsqueda de quienes formaron parte de las protestas para imputarles delitos señalados en la ley contra el odio.

Ayer se conmemoró, como cada 27 de enero desde 2006, el día internacional en memoria de las víctimas del Holocausto. El Espacio Anna Frank, en alianza con la productora Jota Creativa, llevó a escena las memorias del autor ítalo-judío Primo Levi en el monólogo Si esto es un hombre, adaptación realizada por el actor Omar Gonzalo del libro homónimo.

El espectáculo, bajo la dirección de Julie Restifo, presenta al actor, periodista y dramaturgo Javier Vidal encarnando a Levi mientras relata lo que podría ser la tragedia de su vida, pero que él mismo ha presentado como las memorias de alguien que ha preferido tomar la parte sobria del testigo y no la acusación amarga del juez.

«Si esto es un hombre» es el primer monólogo que interpreta Vidal en sus más de 40 años de vida artística | Fotografía: Samuel Hurtado

Levi, oriundo del Piemonte, hijo de una familia judía (Turín, 1919-1987) se doctoró en Química en 1941. En 1943 fue detenido por la milicia fascista italiana y en febrero de 1944 llegó al campo de exterminio de Auschwitz, en Polonia. El espectáculo integra videos de pinturas y dibujos realizados por sobrevivientes del Holocausto con la actuación acompasada de Vidal en su primer monólogo, y quizás una de las actuaciones más memorables de su carrera. Entre el humo de un habano y con una escenografía sumamente discreta (unas cuantas sillas le sirven de descanso entre tanto y tanto) el actor, convertido en una de las más potentes voces sobrevivientes, relata la humillación vivida en los campos de concentración, el horror, el riesgo a morir en cualquier momento por cualquier error, y la terca necesidad de cuidar de sí mismo para no empezar a morir.

Hacia el final, Levi reflexiona sobre cómo la realidad de un campo de exterminio como Auschwitz , capaz de ocasionar la muerte de 20.000 judíos en un día, pudo haberse mantenido impune en pleno corazón de europa. Ocurrió, según el autor, una extraña manera de convivir: el que sabía no decía nada, el que no sabía no preguntaba, y el que preguntaba no obtendría ninguna respuesta. Sin embargo apunta a una más poderosa, más terrible: la decisión de no querer saber.

Hoy, día después del Holocausto en Venezuela, es necesario seguir recordando. Pensando en quienes son apresados, humillados o incluso asesinados por un color. Alzando la voz sobre lo que ocurre para que la verdad ilumine los rincones. Esperando que el vendaval pase para reconstruir sobre las ruinas del día despues.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a