21.7 C
Caracas
martes, 29 septiembre, 2020

Margot Benacerraf, primera cineasta venezolana, celebra sus 94 años este #14Ago

Sus obras más importantes son Reverón y Araya. La primera es un documental por medio del cual ilustró las etapas más importantes de la vida del pintor venezolano Armando Reverón. La segunda obra es una narración poética que refleja la cotidianidad en las salinas de Araya, zona ubicada en el Oriente de Venezuela

-

La primera cineasta venezolana, Margot Benacerraf, celebra este 14 de agosto 94 años de vida. Benacerraf, quien es una de las figuras más emblemáticas del cine venezolano, apaga nuevamente las velas de su natalicio, pero esta vez en un país diferente, sacudido ahora por la pandemia del COVID-19.

Esta destacada escritora, guionista, directora de cine y promotora cultural nació en Caracas el 14 de agosto del año 1926. En su juventud sobresalió entre las jóvenes de la época porque decidió cursar estudios universitarios. Su motivación y talento la llevaron a ser merecedora de una beca de estudios en Nueva York. Fue así como por un corto tiempo formó parte de los alumnos de la New School for Social Research. Durante su paso por estas aulas surgió en ella el amor por el séptimo arte.

Benacerraf estaba convencida de que su vida estaría dedicada al arte. Por ello, en el año 1949 decidió comenzar sus estudios de cine en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos de París. Previamente había cursado estudios de Filosofía y Letras en la Universidad Central de Venezuela.

LEE TAMBIÉN

El Festival del Cine Venezolano regresa en su 16° edición

Al caer enfermo su padre, regresó a Venezuela y desde aquí comenzó a trabajar en sus primeras obras, que no solo la convertirían en una figura emblemática del cine venezolano, sino que la harían merecedora de sus primeros galardones.

Sus obras más importantes son Reverón y Araya. La primera es un documental por medio del cual ilustró las etapas más importantes de la vida del pintor venezolano Armando Reverón. Este trabajo fue merecedor de muchos galardones, tanto en Venezuela como el extranjero, sobre todo en el Europa Festival de Berlín (junio de l953) y en el Festival de Edimburgo (agosto de l953). La segunda obra, Araya, es una narración poética que refleja la cotidianidad en las salinas de Araya, zona ubicada en el Oriente de Venezuela.

Como promotora cultural, Benacerraf ha impulsado diversos eventos con la intención de formar nuevos talentos en el área del cine y la escritura. Mientras estuvo al frente de Fundavisual Latina, impulsó varios festivales relacionados con el séptimo arte y también fundó la Cinemateca Nacional.

- Advertisement -

La pasión por su trabajo no solo sirvió para sentar las bases del cine venezolano, sino que también inspiró a muchas otras mujeres que decidieron seguir sus pasos; además, muchas de sus técnicas fueron tomadas por otros cineastas. Una de las particularidades de Margot Benacerraf es que siempre buscó promover la identidad venezolana en sus obras.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado