Perfil | Guillermo «Fantástico» González, el inolvidable «Rolo ‘e Vivo» de la TV venezolana

Su larga y exitosa carrera como actor, productor, empresario y, principalmente, animador le otorgó a Guillermo González un lugar especial en los corazones de los hogares venezolanos. "Fantástico" falleció este martes 30, víctima del cáncer

822
Guillermo "Fantástico" González falleció a sus 75 años en Madrid, España | Foto: Archivo

Caracas.- El mundo de la televisión venezolana se encuentra de luto. Guillermo González Regalado, mejor conocido por su apodo Fantástico, murió este martes, 30 de junio de 2020, en la capital de España luego de batallar contra el cáncer de hígado. Dejó este mundo con 75 años de edad.

Una larga y exitosa carrera como actor, productor, empresario y, principalmente, animador, le otorgó a Guillermo Fantástico González un lugar especial en los corazones de los hogares venezolanos. Debido a su genio en la pantalla chica se desarrollaron producciones memorables en casi todos los canales de la televisión venezolana en los que participó o fundó.

Su delicada condición de salud, reservada entre su círculo de familiares y amistades, transcendió este lunes, cuando se propagaron rumores de su supuesto fallecimiento. Este martes la familia de González emitió un comunicado en el que confirmó su muerte. «La dedicación y el amor que Guillermo profesaba a la vida nos deja un legado imborrable e irrepetible, lleno de éxitos y reconocimientos en los medios de comunicación en Venezuela», se lee en el texto.

Aunque nacido en Gran Canaria, España, el 8 de junio de 1945, a los cinco años González arribó con sus padres a Venezuela. Se residencia en Caracas, en donde finaliza sus estudios de bachillerato. Posteriormente ingresa a la Universidad Central de Venezuela (UCV) para cursar tres semestres de Arquitectura, que combinó con estudios de Artes Escénicas en la Escuela Juana Sujo.

LEE TAMBIÉN

FALLECE GUILLERMO «FANTÁSTICO» GONZÁLEZ A LOS 75 AÑOS

Sin embargo, su reconocimiento llegaría gracias a su talento en la televisión. La primera telenovela que protagonizó fue Historia de tres hermanas (1964), bajo la dirección de Juan Lamata, en la que compartió papeles principales con Raúl Amundaray -quien falleció el pasado 21 de enero-, Eva Moreno, Eva Blanco, Edmundo Arias y la debutante Doris Wells.

También destacó en los éxitos El derecho de nacer, La Usurpadora y las novelas de la tarde, transmitidas por Radio Caracas Televisión (Rctv) en diversos espacios patrocinados por las marcas Camay y Palmolive, con las juveniles actrices Chony Fuentes y Helianta Cruz.

Pionero en la televisión

De la actuación en telenovelas, su carrera despuntó para pasar con el tiempo a la animación de programas de novedades. Luego de un breve período en México, regresa a Venezuela para continuar su legado en Rctv, donde produce, escribe, dirige y actúa en distintos espacios dramáticos.

En 1976, González condujo el programa de concursos estudiantiles Viva la juventud. En ese programa comenzó a popularizar expresiones diversas que pronto se convirtieron en su sello personal, como «¿Qué tal, apreciadas fieras?», «Caramelos tropicales», «Una boloña», «Vayan con Dios, pero regresen», y la muy conocida «Rolo ‘e vivo».

Más tarde estrenó Fantástico, un programa sabatino en el que posicionó el nombre del show como la expresión que luego se convirtió en su apodo. Le siguió el programa de concursos ¿Cuánto vale el show?, que aparece por primera vez en pantalla en 1980 y se convirtió en un muy importante programa de televisión con el formato de concurso.

Allí, aspirantes a cantantes, comediantes, actores y bailarines, entre otros hacedores del espectáculo, debían superar no solo la prueba de ganarse los aplausos del público, sino la aprobación de un jurado variopinto: desde el diplomático pero asertivo Carlos Almenar Otero hasta la caprichosa Malandra Elizabeth Hernández, quien popularizó la expresión «tarifa mínima» para referirse despiadadamente a los concursantes que, a su juicio, «no daban la talla».

En aquella década también protagoniza la serie Crecer con papá, que transmitió Venezolana de Televisión, donde mostraba las divertidas tribulaciones de un viudo en la crianza de sus hijas.

En 1975, paralelo a su trabajo en la televisión, inauguró los teatros Chacaíto I y Chacaíto II, las dos salas de espectáculos comerciales más importantes de la comedia en Venezuela por aquel entonces. Además fue uno de los principales accionistas de Televen, junto a su socio Alberto Federico Ravell. También fundó Televiza (Maracaibo), compró el principal circuito radial del estado Zulia y creó varias emisoras y en la isla de Margarita inauguró Super K la Karibeña.

Finalmente se va a Venevisión, canal donde produce de nuevo Cuánto vale el show y La gran boloña hasta el año 2008. A partir de este momento, Guillermo Fantástico González se reinventa como asesor al dejar las pantallas para trabajar en estaciones de televisión en otros países de la región, como Perú, Chile, Colombia y República Dominicana, y en Miami.

3.8/5 (10)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO