21.5 C
Caracas
viernes, 2 diciembre, 2022

Pasión, rigurosidad y compromiso: 100 años del nacimiento del periodista Sergio Antillano

Crítico de arte, periodista, cronista, docente; padre, amigo y un referente en diversos ámbitos de la sociedad venezolana, Sergio Antillano destacó como una figura fundamental para comprender parte del siglo XX en Venezuela

-

Caracas.- La foto muestra a un hombre que en ese momento tenía 34 años. «Sergio Antillano. Nació en Caracas el 7 de octubre de 1922. Crítico de arte. Desde hace 19 años es periodista», así presentaba la revista El Farol, en 1956, los créditos de quien es considerado uno de los más importantes promotores culturales y referentes del periodismo en Venezuela, cuyo aporte y valía se conmemoran al cumplirse 100 años de su nacimiento.

«Entonces todos teníamos menos de 20 años. Había muerto el dictador (Juan Vicente Gómez) y un aire cándido de rencores abatía las calles», comenzaba Sergio Antillano de esa forma el perfil del pintor venezolano Héctor Poleo -su amigo- en la mencionada revista El Farol

Ensayo publicado en la revista Farol, en 1956. Foto: International Center for the Arts of the Americas.

Era ese contexto, ese panorama, que describía y añadía el periodista riguroso lo que generaba entonces y hasta la actualidad el placer de conocer a través de su oficio no solo de arte, de un pintor o de un movimiento específico, sino del propio país, del momento histórico de una sociedad.

«Hay una entrevista que le hizo a Alejandro Otero hace años y que Otero incluyó muchos años después en un libro especial sobre su obra porque decía que en esa entrevista papá había explicado su trabajo como nadie lo había hecho nunca», recuerda contactado por El Pitazo Sergio Antillano, uno de los siete hijos fruto del matrimonio entre don Sergio Antillano, miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Artes, y la ilustradora y pintora, Lourdes Armas Alfonzo. 

Trasnocho Cultural celebra su 21° aniversario con muestras y festivales 

Más allá de la figura pública, del hombre vinculado con el arte, con la docencia, con el periodismo y con la crónica del país desde el ámbito cultural y académico, Sergio Antillano era un hombre de ideas, comprometido sobre todo con la libertad.

«No aceptó nunca el sacrificio de las libertades para supuestamente alcanzar justicia. Por eso adversó dictaduras, regímenes totalitarios, despotismos y abusos de poder. Defendió la libertad plena, en especial en el arte y en el periodismo. La libertad de expresión y el acceso a la información eran sagrados para él», añade Sergio Antillano hijo.

Un hombre, una institución

A propósito del centenario del nacimiento de don Sergio, diversas instituciones conmemoraron la fecha del 7 de octubre al recordar la trayectoria del caraqueño que consideraba a Maracaibo su tierra natal. En el caso de la Universidad del Zulia (LUZ), casa de estudios de la que fue director de la Escuela de Comunicación Social y director de Cultura, la institución académica resaltó parte de su legado.

«Fue un venezolano ejemplar, humanista a carta cabal, que dejó un legado que hoy, a 100 años de su natalicio, es digno de evocar», publicó LUZ en sus redes sociales.

El Teatro Baralt de Maracaibo también destacó la preponderancia de la figura de Sergio Antillano. «Hoy, desde el Teatro Baralt, celebramos los cien años del nacimiento de Sergio Antillano, quien indiscutiblemente es un referente de desarrollo humano, cultural y social», publicó el centro cultural en la red social Twitter.

Sergio Antillano fundó el Museo de la Gráfica de Maracaibo y estuvo entre quienes concibieron e impulsaron el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul); y, junto con la artista plástica zuliana Lía Bermúdez ideó el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez.

Antillano no solo figuró dentro del ámbito del arte por su oficio periodístico, entre sus gustos también había espacio para los deportes, en especial para el béisbol. 

«Disfrutaba de los deportes ampliamente. Si querías saber lo que fuese del béisbol, de las Grandes Ligas o los equipos locales, bastaba preguntarle porque seguía de cerca la escena deportiva. Fue toda su vida el apasionado cronista deportivo de sus inicios en el periodismo», añadió en contacto con El Pitazo su hijo Sergio.

“Desconocidas”, la obra de Mónica Montañés finalista en el Smartphone International Film Festival

Entre los galardones y reconocimientos por su trayectoria se encuentran el Premio Nacional de Periodismo y la Orden Andrés Bello. Además, Antillano fue uno de los fundadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) del que tenía el carnet número 1.

Un espíritu joven

Una de las fotos que divulgó el Teatro Baralt en la red social Twitter da cuenta de uno de los rasgos de la personalidad que tenía don Sergio, tal y como lo recuerda su hijo: siempre fue joven. 

La gráfica publicada por la institución cultural marabina muestra al curtido periodista y al experimentado crítico de arte, un veterano sonriente y de mirada afable, con una corbata cuyo estampado lo conformaban fotogramas de la banda británica The Beatles en medio de algunas de sus famosas presentaciones.

«En un viaje a Londres que hizo con un grupo de veteranos periodistas donde estaban Simón Alberto Consalvi, Luis Herrera Campins, Chepino Gerbasi y otros, compró el álbum de Let it be, que salía en ese momento en la capital inglesa, y me trajo emocionado ese tesoro. Siempre fue joven», rememora su hijo Sergio.

Sergio Antillano. Foto: Twitter Teatro Baralt.

El 30 de abril de 1999, cuando se conoció sobre el fallecimiento de Antillano, diversas figuras destacaron el legado del crítico de arte, del periodista, del docente, del padre y del amigo. «Un hombre al que Venezuela debe querer», destacó el filósofo y referente de la escena política en la izquierda de los 70, Héctor Mujica, citado en diversos medios entonces.

«Su familia y amigos, sus alumnos, los periodistas, los artistas y creadores estaban siempre en la primera fila de sus afectos. Su legado, aparte de las instituciones que ayudó a crear, los libros y trabajos que escribió, o el ejemplo que sembró, son sus alumnos hoy periodistas y personas que enseñó, de apego a principios y valores que compartía», resumió su hijo Sergio.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a