26.2 C
Caracas
jueves, 3 diciembre, 2020

Paolo Gasparini explica Venezuela en fotografías de rostros y golpes

El fotógrafo de origen italiano revisa y resemantiza su archivo fotográfico con una exposición que lleva por nombre “Rostros y golpes en Venezuela”

-

El archivo fotográfico tiene sentido solo si el fotógrafo construye, a través de él, un discurso prolongado y único. Y esta afirmación no la realiza quien escribe estas líneas, sino el fotógrafo Paolo Gasparini, quien inaugura este viernes la exposición Rostros y golpes en Venezuela en los espacios de la galería Carmen Araujo Arte en Las Mercedes.

Rostros y golpes en Venezuela rinde homenaje a la primera exposición individual que realizara Gasparini en el año 1961, en los espacios del Museo de Bellas Artes. En esta oportunidad, el fotógrafo revisa su obra pasada y reciente y selecciona las más emblemáticas para revestirlas con un nuevo significado.

El trabajo de Gasparini, fuertemente influenciado por el neorrealismo italiano nacido en la posguerra, se convirtió en uno de los principales referentes en Latinoamérica y el mundo del retrato social y de la fotografía documental, la imagen como medio plástico y artístico para retratar los dolores y miserias de la clase media-baja venezolana.

La atracción principal de Rostros y golpes en Venezuela es un mural de cinco metros bautizado como Caracas sinética (un guiño al sustantivo cinética  y el juego de palabras sin ética), Maracaibo Technicolor, Gonzalo y las mujeres, una composición donde fotografías de Gasparini, tomadas entre 1970 y el nuevo milenio, dialogan sobre la belleza femenina, la banalidad del espectáculo y la publicidad, los militares y el petróleo como condiciones sine qua non de la historia venezolana y la cultura nacional.

Sobre Paolo Gasparini

Paolo Gasparini (Gorizia, Italia,1934). Vive entre Caracas, Ciudad de México y Trieste. Paolo Gasparini inicia la actividad fotográfica a la edad de 17 años, en Gorizia. Sus primeras fotos representan la realidad social de la posguerra y están vinculadas a la estética cinematográfica del neorrealismo italiano.

Emigra a Venezuela en diciembre de 1954, donde vive su hermano Graziano Gasparini (arquitecto y también fotógrafo). En Caracas se une al »movimiento de la modernidad«. Ejerce el oficio de fotógrafo de arquitectura con Carlos Raúl Villanueva, Tomás Sanabria, Martín Vegas y José Miguel Galia, Dirk Bornhorst y otros arquitectos de la época. Colabora en la revista: »A, hombre y expresión«, dirigida por Villanueva, Juan Pedro Posani y Ramón Losada. En los mismos años recorre el país fotografiando lugares y modos de vida en el medio rural.

- Advertisement -

Las obras de Paolo Gasparini forman parte de las siguientes colecciones: Biblioteca Nacional de París, Museo de Arte Reina Sofía, Museo de Arte Moderno de NuevaYork (MoMA), George Eastman House, International Museum of Photography and Film, Centro de Arte Contemporáneo Fundación Televisa, Centro di Ricerca e Archiviazione della Fotografia (Spilimbergo), Biblioteca Nacional de Venezuela, Museo de Bellas Artes de Caracas (MBA), Galería de Arte Nacional de Caracas (GAN), Archivo Paul Strand, Universidad de Arizona (Tucson), de la Universidad Metropolitana (Iztapalapa, México) y Casa de las Américas (La Habana).

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado