La pandemia del COVID-19 tiene en cuarentena a los fieles. La Arquidiócesis de Caracas propuso sacar la talla del Nazareno de San Pablo para hacer un recorrido por los municipios de la capital, esta vez, montado en el papamóvil. La propuesta no fue autorizada por el sector oficial y se convino –en mutuo acuerdo con las autoridades eclesiásticas– hacer la procesión pasada la cuarentena

La diligencia se hizo. Las autoridades eclesiásticas de Caracas, con el cardenal Baltazar Porras a la cabeza y el equipo de párrocos de la zona metropolitana, propusieron el pasado 30 de marzo al gobierno una ruta para la salida y recorrido del Nazareno de San Pablo desde el municipio Libertador hacia Chacao, Sucre, El Hatillo y Baruta para este Miércoles Santo. Por la cuarentena más la logística necesaria, la misma no fue aceptada y, por ahora, la venerada imagen estará de modo virtual en cada hogar a través de las redes sociales esta Semana Santa 2020.

“Hemos recomendado a la Iglesia Católica hacer una procesión coordinada después de la cuarentena y que el pueblo de Venezuela, en estos días santos, permanezca en sus casas”, dijo el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, en un encuentro con las autoridades eclesiásticas el lunes 6 de abril.

La pandemia del COVID-19 tiene en cuarentena a los fieles. La Arquidiócesis de Caracas propuso sacar la talla española del Nazareno de San Pablo para hacer un recorrido por los municipios de la capital, esta vez montado en el papamóvil utilizado por san Juan Pablo II en sus visitas a Venezuela (1985 y 1996) y por la reliquia de la Virgen de Coromoto en el año 2002 en su recorrido por el país, con motivo de los 350 años de su aparición. La propuesta no fue autorizada por el sector oficial y se convino –en mutuo acuerdo con las autoridades eclesiásticas– hacerla pasada la cuarentena.

El limonero se queda en casa

El cardenal Porras Cardozo invitó, a través de sus redes sociales @bepocar en Twitter y en la transmisión meridiana del instagram live @cardenalbaltazarporras, que en homenaje al Nazareno de San Pablo se decoren las fachadas de las casas con un color morado. «También pueden poner en frente de sus puertas, sobre las ventanas y balcones, banderas de Venezuela y el Vaticano. Permanezcan en oración y vístanse de morado para venerar al Señor en sus casas».

En 1516, por Real Cédula, se da inicio a la provisión de América de imágenes religiosas desde España. En 1654 llega la imagen de la Virgen de La Soledad de San Francisco, ubicada en la esquina del mismo nombre en Caracas. Del Nazareno no hay referencia, aunque se estima que ya en 1656 se encontraba en un retablo de la Iglesia de San Pablo el Ermitaño, demolida en 1876 bajo la presidencia de Guzmán Blanco y donde hoy se encuentra el Teatro Municipal.

La Arquidiócesis de Caracas ha pedido a los feligreses devotos, también en Twitter @ArquiCaracas, a quienes todos los años acostumbran a visitar al Nazareno en la Basílica de Santa Teresa, a permanecer en oración en los hogares. «Viviremos una sola fe, unidos a un solo Señor, Jesucristo Nuestro único Dios. Mucha confianza y la firme esperanza que la Iglesia Católica jamás les abandonará ni dejará solos».

El padre Armelim De Sousa, rector de la Basílica de Santa Teresa, hizo la invitación a vivirlo en familia. «El Nazareno está presente, mostraremos las imágenes exclusivas del Nazareno de San Pablo desde la Basílica de Santa Teresa. Trabajamos para que cada casa sea templo del Señor. Atentos a las redes sociales de la Arquidiócesis de Caracas: Twitter @ArquiCaracas Instagram @ArquidiocesisdeCaracas #NazarenoDeSanPablo».


La devoción al de San Pablo

Concepción Alvarado fue la custodia de la imagen del Nazareno cuando se quedó sin techo. Era conocida como Mamá Concha, la camarera del Nazareno. Por la insistencia de Ana Teresa Ibarra, esposa de Antonio Guzmán Blanco, éste ordenó la construcción del templo que hoy se conoce como la Basílica Menor de Santa Teresa y en donde el Nazareno tiene un espacio reservado para la veneración pública. Fue inaugurado en 1876.

El milagro de Miracielos ocurre, según la tradición oral, en 1696. La migración a tierras venezolanas estimuló enfermedades, entre ellas la llamada «peste negra». Cuando se convierte en epidemia, la imagen del Nazareno fue sacada en procesión y fue justo en la esquina de Miracielos, donde la talla se enredó con una mata de limón y de donde cayeron los frutos. Este hecho fue interpretado por los feligreses como un mensaje divino a lo que exclamaban: ¡Milagro, milagro!

LEE TAMBIÉN

EL LIMONERO DEL SEÑOR: DIOS Y EL CORONAVIRUS

Del fruto del limón sacaron la bebida que curó a la población; con ello aumentó la devoción al Nazareno y la popularidad de la imagen. Para ese año, el censo de la población de Caracas era de 6.000 habitantes.

Una imagen peregrina

Este 2020 se cumplen 20 años de la última peregrinación en papamóvil del Nazareno, con motivo del Jubileo de 2000. Recorrió toda la zona metropolitana de Caracas y estuvo en las parroquias eclesiásticas. Fue bajado a La Guaira en ese recorrido, a solo cuatro meses del deslave de 1999.

Cada vez que el Nazareno sale, ponen de manifiesto tres aspectos de la religiosidad popular: la referencia a Cristo en la vida del cristiano; el sentido eclesial de comunión en torno a la Iglesia por parte de la comunidad y la conexión con las expresiones culturales del pueblo.

Los venezolanos vivirán una Semana Santa atípica por la pandemia de coronavirus. | Foto: Instagram Arquidiócesis de Caracas.
Los venezolanos vivirán una Semana Santa atípica por la pandemia de coronavirus. | Foto: Instagram Arquidiócesis de Caracas.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.