Con una vasta carrera como actriz de doblaje y comedia, Natasha Pérez se impuso entre las 3.000 mujeres que audicionaron para el papel de Yolanda Saldívar en la producción original de Netflix Selena: la serie. Su currículum incluye el doblaje de series como Animaniacs y una participación en Curb your Entusiasm, de Larry David

Natasha Pérez llegó a Los Ángeles con solo 12 dólares en el bolsillo. No planeaba quedarse. Su hermana había logrado mudarse a los Estados Unidos, y lo que comenzó como unas sencillas vacaciones se convirtió en la nueva vida de Pérez. Ahora, con una sólida trayectoria como actriz de voz, logró conquistar a los productores de Netflix para encarnar a Yolanda Saldívar, la asesina de Selena en la producción de la filial latinoamericana del más reputado servicio de streaming.

Aunque en la vida real Natasha, de villana mexicana, no tiene nada. No deja de sonreír en ningún punto de la entrevista, aunque Zoom y la señal de internet venezolana se hayan confabulado a lo largo de la entrevista para dificultarla. Imita el acento mexicano tan bien, que podrían confundirla con una nativa, y habla inglés con una fluidez tan natural como envidiable.

La movida de Natasha para conseguir el papel fue arriesgada. Pudiera formar parte de esos consejos que no se recomienda aplicar en casa pero para nada. “Siempre se recomienda ir a los castings vistiendo de la manera más natural posible, ya que lo que le interesa a los directores es ver cómo interpretas el papel al que estás optando sin ningún elemento de maquillaje o vestuario que pueda ayudarte”, explica la actriz.

Sin embargo, Natasha desechó la recomendación cuando observó, en el clóset de su madre, un chaleco muy parecido al que había usado la villana principal de Selena: la serie en una de sus numerosas audiencias. Completó el look con una peluca rizada, y así se fue a conquistar el papel.

En la piel de una asesina

Yolanda Saldívar (San Antonio, Texas, 19/09/1960) es una exenfermera estadounidense, encarcelada por haber asesinado a la cantante Selena Quintanilla y condenada a cumplir cadena perpetua por este hecho. En 1994, Saldívar se ganó la confianza de la familia Quintanilla y fue nombrada como directora de las boutiques de Selena a principios de 1994. Las tiendas comenzaron a presentar problemas y el personal responsabilizaba directamente a Saldívar, a quien acusaron de despedir a los empleados que no eran de su agrado personal.

No obstante, Selena desestimó estas acusaciones y meses después la nombró como su agente registrado en San Antonio. En enero de 1995, Abraham Quintanilla, el padre de Selena, comenzó a recibir llamadas telefónicas y cartas de fanáticos que afirmaban haber pagado a Saldívar para ser admitidos como miembros del club de fans de la cantante y recibir un kit que incluía un casete y una camiseta, pero no recibieron nada.


Yolanda Saldívar me enseñó a no juzgar a mis personajes

Natasha Pérez

A raíz de esto, Quintanilla descubrió que Saldívar había malversado más de 60.000 dólares en cheques falsos, por lo que fue despedida inmediatamente. La mañana del 31 de marzo de 1995, Selena y Saldívar discutieron por documentos financieros que la exagente no había entregado. Entonces sacó un revólver y le disparó a la cantante, quien logró delatar a Saldívar como su atacante antes de ser declarada muerta por pérdida de sangre y paro cardiorrespiratorio a la 1:05 pm, con 23 años de edad.


Para preparar su papel y acercarse a este personaje de la mejor manera posible, Pérez investigó la posibilidad de entrevistar a la mismísima Yolanda. Sin embargo, explicó que abandonó la idea “por sensibilidad con la familia y por lo delicado del tema”, recuerda.

La misma producción ejecutiva, encabezada por Abraham y Suzette Quintanilla (padre y hermana de la recordada “reina del tex-mex”), le indicó a Natasha la existencia de un servicio digital de la Biblioteca Pública de Los Ángeles, y en ella consiguió el suficiente material sobre Saldívar para prepararse, incluyendo entrevistas y prensa escrita de la época.


PÉREZ PROVIENE DE UNA FAMILIA DE ARTISTAS. SU TÍA, KARLA LUZBEL, ADEMÁS DE SER UNA DE LAS FIGURAS MÁS FAMOSAS DE LA RADIO ROCHELA INTERPRETÓ A “LA SATÁNICA” EN EL PEZ QUE FUMA


Viendo un número nutrido de entrevistas, a Pérez le llamó la atención el tono de voz agudo de Saldívar. Después de su investigación, enfocó su personaje a la luz de posibles eventos traumáticos, que definieron su personalidad y su posterior importancia trágica en la vida de Selena. “Aprendí a no juzgarla”, reflexiona.

Otro de los grandes aprendizajes que Pérez se lleva de Saldívar es la disciplina. «Durante esta época del encierro, con lo duro que fue toda esta situación y lo exigente que fue este papel, puedo decir que la disciplina trae frutos y que vale la pena el esfuerzo, crearse una rutina y estructurar lo que sea que uno vaya a hacer en esta vida», afirma la actriz ocasional de Curb your entusiasm.

Camino a Hollywood

Pérez proviene de una familia de artistas. Su tía Karla Luzbel interpretó a “la Satánica”, una de las prostitutas que conformaban el burdel de “la Garza”, personaje al que Hilda Vera dio vida en la película El pez que fuma (1977), una de las más importantes en la filmografía del cineasta y dramaturgo Román Chalbaud. Luzbel también es recordada por su destacadísima participación en la Radio Rochela de RCTV, y por ser la primera actriz que se asumió públicamente como transgénero en la televisión venezolana.

Su formación actoral comenzó tan temprano como a los cinco años, haciendo comerciales y actuando en los teatros de Los Cedros y La Campiña bajo la tutela de su tío, Daniel Clavero, sintiendo siempre una gran pasión por la música y los escenarios. De hecho, su primera obra, Summer Camp, posee un corte de teatro musical breve y narra la historia de una adolescente católica que llega por error a un campamento judío ortodoxo en la década de los noventa.

Cursó estudios de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello y su formación actoral incluye instituciones como el Lee Strasberg Theatre & Film Institute, Second City, Improv Olympic, entre otros. Como actriz de doblaje, su currículum incluye telenovelas brasileñas y series, como Animaniacs.

Actualmente participa, de manera ocasional, como Matilde, la empleada familiar de la familia David en la comedia Curb your enthusiasm, de Larry David, también creador de Seinfeld en compañía del comediante Jerry Seinfeld.

A sus seguidores dentro y fuera del país, que emigraron para cumplir sus sueños, les recomienda que estudien lo mas que puedan. Que se empapen de todo lo que puedan. «Aprovechen la oportunidad, porque a veces llega solo una en la vida», explica la caraqueña que le ganó la carrera a las otras 2.999 mujeres que hicieron el casting para el papel de la villana que truncó la vida de Selena Quintanilla. «Y pa’lante», remata Natasha con su mejor sonrisa, y con ese acento que delata a los congéneres venezolanos en cualquier rincón del mundo.


PARA PREPARAR SU PAPEL, PÉREZ INVESTIGÓ LA POSIBILIDAD DE ENTREVISTAR A LA MISMÍSIMA YOLANDA


Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.