Los Amigos Invisibles: “Venezuela ha sufrido un golpe duro, sobre todo moral”

meta_valwm

Caracas.- La reconocida agrupación venezolana Los Amigos Invisibles, provista de un estilo musical en constante apertura a otras corrientes y creadores de la llamada “gozadera”, se alista para un nuevo show este sábado 7 de septiembre en el Teatro Coliseo de Chile. La conexión de Los Amigos Invisibles con Chile es histórica. Su eterno vínculo con bandas como Los Tetas, Chancho en Piedra y con el ingeniero Vicente Sanfuentes, quien les grabó el tema Plastic Woman, ha sido una fuerte referencia para ellos.

La banda, conformada por Julio Briceño (voz), Juan Manuel Roura (batería) y José “Catire” Torres (bajo) cuenta que son recurrentes los encuentros con migrantes venezolanos en sus shows, y el de Chile no será la excepción.

Emprendedores que hacen vida en ese país los invitan a que visiten sus restaurantes y se tomen fotos con ellos. “Siempre recibimos mucho cariño. Tomarte un trago con ellos y hacerlos recordar sus mejores tiempos en la Venezuela que todos amamos. Somos parte de esa melancolía que se transforma en música, así como Caramelos de Cianuro, Desorden Público”, sostiene Julio Briceño.

Sus integrantes están diariamente atentos a la prensa venezolana, para informarse sobre la crisis actual en el país. No van a Venezuela desde 2018; sin embargo, tienen dos fechas en agenda para hacer un show en su país natal. “El país ha sufrido un golpe duro, sobre todo moral, económico, un golpe de violencia muy fuerte y esperamos que pronto todo el mundo toque y vayan artistas internacionales”, comenta la voz de Los Amigos Invisibles en una entrevista con el diario chileno La Tercera.


LEE TAMBIÉN: 

DESORDEN PÚBLICO, LA BANDA MÁS INQUIETA DE VENEZUELA

Los Amigos Invisibles partió de Venezuela mucho antes de la reciente diáspora, que ya llega a los 4 millones de venezolanos que han dejado su tierra, según cifras de la ONU. Su expansión musical fue planeada como una banda latinoamericana ávida de crecimiento cultural. Por esos días se encontraban con pequeños grupos de venezolanos instalados afuera, estudiando o aventurando.

Sin ánimos de caer en un arrebato político, Julio Briceño prefiere abogar por la raíz del comportamiento humano en sus fanáticos venezolanos. “Ser gente honesta, trabajadora, respetar las leyes del país donde estés llegando, respetar la cultura y tratar de entenderla”, aseveró el líder de la banda sobre el comportamiento que deben tener los migrantes criollos en otra nación.

En todo caso, hay una marca registrada del venezolano que se entiende con la música de Los Amigos Invisibles: »La Gozadera» como antídoto para la nostalgia. “Creo que hemos tenido un aporte musical bien serio donde muchos músicos y medios nos agradecen todo eso que hemos hecho musicalmente”, concluye Julio Briceño.

Con una decena de discos editados desde su formación en 1991, Los Amigos Invisibles han sabido sortear los cambios en sus filas y desde la salida del disco El Paradise (2017), nominado al Grammy americano, han sido fieles a su concepto de agrupación por casi tres décadas. Es la misma esencia colectiva que gira por Europa, Estados Unidos y Latinoamérica con un promedio de más de 80 shows en el año. De ese modo, siguen siendo la banda de funk de culto de Latinoamérica.

Con información del diario chileno La Tercera

DÉJANOS TU COMENTARIO