21.9 C
Caracas
jueves, 6 agosto, 2020

Líderes religiosos venezolanos se apoyan en redes sociales para mantener la fe

Logias y religiones consultadas por El Pitazo indican que por la medida de cuarentena se han valido de las redes sociales para seguir transmitiendo sus mensaje a sus creyentes

-

Desde el 16 de marzo Venezuela se encuentra en cuarentena, en cumplimiento a lo ordenado en el decreto N° 4.160. El aislamiento no solo cambió las modalidades de trabajo y de estudio, sino también las rutinas de las distintas religiones y logias que hay en el país, las cuales, según consultas realizadas por El Pitazo, se han valido de las redes sociales para seguir transmitiendo sus mensaje a los creyentes.

Victoria Eugenia Morales, quien forma parte de la religión Rosacruz, detalla que su creencia en los últimos días se ha enfrentado a días «muy tristes», pues no han podido celebrar como acostumbraban la época de Semana Santa y cuaresma; festividades en las que son muy activos, pero que tuvieron que cambiar la forma en como realizaban sus rituales y transmitirlos a través de WhatsApp.

Morales refiere que quienes creen en la religión Rosacruz son tan fieles a sus tradiciones como los católicos y como los judíos; por lo que debido a la cuarentena obligada, su opción ha sido valerse de las redes sociales y realizar sus rituales por este medio, y una vez concluidos se preguntan cómo les fue, qué les pareció. La Logia Rosacruz de Maracaibo es la más antigua de Venezuela, tiene 70 años de funcionamiento, y sus fieles dicen que no dejaron de asistir a sus rituales ni en las protestas de 2017.

A pesar que se han mantenido por WhatsApp, el domingo de pascua de resurrección es una fecha especial para esta religión, según explica Morales; por lo que cuatro miembros de la logia (sacerdote y tres miembros principales) se organizaron, y protegidos con guantes y tapabocas, fueron hasta su iglesia, ubicada en la avenida 13A de Maracaibo con el motivo de encender el cirio (vela de cera que se enciende en las ceremonias religiosas) y hacer de manera presencial las oraciones de los salmos, y la misa, la cual fue transmitida por Facebook, Instagram y se grabó para ser enviada por WhatsApp, para los demás creyentes que no pudieron asistir.

Por su parte, Arturo Álvarez, de la religión Harekrisna, también afirma que desde que inició la cuarentena colectiva sus hábitos cambiaron. Diariamente esta creencia realiza una reunión diaria el templo que tienen en la casa Vrinda, ubicada en el bulevar Panteón, esquina Jesuitas. En esa reunión acuden creyentes y visitantes, se cantan mantras, se hace meditación, se ora a las deidades, y, posteriormente, se hace una degustación vegetariana.

LEE TAMBIÉN

COVID-19 mueve tradiciones de la piedad popular católica

Álvarez indica que como los creyentes no pueden acudir al centro de oración por la cuarentena, los devotos internos del templo, que residen ahí desde siempre, se encargan de hacer la custodia a las deidades y a través de las redes transmiten la oración a las deidades; también hacen yoga y la comparten.

- Advertisement -

Por la religión judía habla Miguel Truzman, quien forma parte de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela. Truzman señala que el mayor problema que se ha enfrentado su religión es para continuar con sus celebraciones como los Bar Mitzvah y los matrimonios, pues esta religión exige reuniones de mínimo 10 personas.

Dice que hay celebraciones que no se pueden aplazar y esa es la circuncisión (operación quirúrgica que consiste en cortar una porción o la totalidad del prepucio del pene). Pone el ejemplo que este miércoles 15 de abril fue la circuncisión de su sobrino nieto, pues ya tiene ocho días de nacido. Al ritual solo asistir los padres y el rabino.

Truzman explica que debido a la cuarentena los tres rezos que acostumbra diariamente la religión judía: uno en la mañana, otro en la tarde, y el último en la noche lo están realizando, si la conexión lo permite, a través de la plataforma Zoom; también las transmiten por Instagram, Facebook y WhatsApp.

Respecto a los evangélicos, Casto Rojas, superintendente de la iglesia evangélica metodista libre de Venezuela, indica que cuando el gobierno de Nicolás Maduro ordenó el aislamiento, los seguidores de la religión la acataron y cerraron las iglesias. Desde la fecha no hay reuniones los domingos ni días entre semana. Explica que en Venezuela esta creencia tiene 180 grupos de oración, y el acuerdo ha sido que cada grupo se reúna o estudie la Biblia como pueda desde sus casas, o comparta el mensaje a través de grupos de WhatsApp. «La idea es que se siga manteniendo la oración por las necesidades primarias como alimentación, la salud».

Génesis Correia, quien pertenece a la iglesia Avivamiento Enmanuel para las Naciones, que funciona en el estado Vargas y Miranda, detalla que su grupo de oración se ha valido de los medios tecnológicos para mantener la fe. «A medida que nos lo permite el internet nos reunimos, conversamos. El apostol nos habla. Nuestra iglesia no ha parado, porque la iglesia es espiritual más no un templo», detalló.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?