23.3 C
Caracas
sábado, 23 enero, 2021

Letras venezolanas para celebrar el Día del Libro

El Pitazo se une a la celebración del Día internacional del Libro y pide a libreros y autores que recomienden letras venezolanas para los lectores en cuarentena

-

Este año el Día Internacional del Libro no se celebra con las acostumbradas ferias, coloquios o simposios alrededor del mundo. La pandemia de COVID-19 ha hecho que al menos un tercio de los países del mundo se encuentren en cuarentena, y la reanudación de los eventos multitudinarios en el corto plazo es un sueño improbable.

Sin embargo, los lectores entusiastas pueden celebrar la efeméride en la intimidad de sus propias bibliotecas. Hoy en El Pitazo cuatro autores y libreros comparten sus sugerencias para (re)encontrarse con la literatura venezolana.

Petróleo, poesía y ficción

Carlos Sandoval es crítico literario, narrador, editor, antólogo, docente e investigador. Para estos momentos de reflexión (y sobre todo para analizar nuestra relación con el petróleo), Sandoval recomienda el ensayo escrito por Fernando Cornil titulado El Estado mágico. Naturaleza, dinero y modernidad en Venezuela.

Para Sandoval, esta obra “analiza el petróleo no solo desde el punto de vista de las rentas y de la idea que el Estado tiene de esa riqueza, sino que es una radiografía antropológica de los venezolanos y su pensamiento sobre el Estado paternalista que todo debe costear a cuenta de esa supuesta riqueza”.

También recomienda Nunca más Lili Marleen de David Alizo, una novela sobre un criminal nazi que encuentra refugio en La mesa de Esnujaque, en el estado Trujillo. Según Sandoval, esta novela no solo cuenta la historia del personaje, sino que además ofrece un perfil sobre la vida en el interior del país y su contexto histórico.

Para finalizar, sugiere revisar la obra completa de Eugenio Montejo, el gran poeta venezolano que, a su criterio, construyó una obra importante y profunda que permite el conocimiento de nuestra identidad.

Letras contemporáneas

- Advertisement -

Actualmente, Ricardo Ramírez se desempeña como director de La Poeteca de Caracas en Los Palos Grandes. Antes de eso resultó finalista del I Premio Equinoccio de Poesía Eugenio Montejo 2011 con su poemario Maneras de irse. Su libro Constancia de lluvia resultó ganador del XIV Concurso Anual Transgenérico en 2014.

Ramírez recomienda (re)leer Historias de la marcha a pie de Victoria de Stefano, una novela finalista del Premio Rómulo Gallegos en el año en el que ganó Los detectives salvajes de Roberto Bolaño. Para el escritor, la novela posee ritmo y dinámicas extraordinarias, dignas de ser leídas para aprovechar el ocio de la cuarentena.

Su segunda recomendación es El diario del enano, escrito por Eduardo Liendo, un libro que en su opinión “explica mucho de lo que nos ha ocurrido en los últimos 20 años, con esa forma de pensamiento y entendimiento del mundo tan particular de nosotros”.

Por último, Ramírez sugiere buscar el libro Bajo las hojas de Israel Centeno, que califica como “un ejercicio de estilo y escritura maravilloso” Fue un libro que quedó seleccionado dentro de los finalistas del Premio Planeta de España en el año 2009.

LEE TAMBIÉN

LA POETECA OFRECE SU BIBLIOTECA DE POESÍA LIBRE PARA DESCARGAR

Literatura venezolana con sello panameño

Luis Yslas es profesor y editor de literatura, además de ser uno de los fundadores de la editorial venezolana e independiente Madera Fina. Sugiere revisar, para estos días de encierro, tres libros de jóvenes venezolanos que residen actualmente en Ciudad de Panamá.

El primer título es Tipos raros de Joel Bracho Ghersi, que describe como “una breve galería de seres solitarios, contemplativos y entrañables, cuyas vidas contradicen el énfasis de la vida moderna”. El segundo es la novela breve Eran de madera de la valenciana María Pérez-Talavera, que narra la historia de un hombre aislado en un sanatorio, y cuya memoria le sirve como mecanismo de indagación y revelación interior.

Por último, el libro de cuentos No apagues la luz de la barquisimetana Yoselin Goncalves, autora que desarrolla su argumento dentro del género de terror y el misterio.

La historia como refugio en la pandemia

Valentina Quintero describe a Inés como “su hermana, la historiadora la sabia”. Para la autora de La palabra ignorada, No es cuento, es historia y La criolla principal, entre otros, las limitaciones que implica el acceso a Internet y el cierre de las bibliotecas son asuntos preocupantes.

Por eso, la directora de la Academia Nacional de la Historia para los períodos 2015-2017 y 2017-2019 recomienda una visita a la página web de Bibliofeb (la biblioteca de la Fundación Empresas Polar) que, además de poseer actividades didácticas para los niños en etapa escolar, tiene a disposición del público el Diccionario de Historia de Venezuela.

Quintero recomienda en especial el apartado Historia de Venezuela en imágenes para que niños y adultos “la visiten, la naveguen, la disfruten y se acerquen a nuestra historia”.

También recomienda recurrir a Manuel Caballero (Editorial Alfa posee una serie especial con su biblioteca), específicamente libros como La crisis de la Venezuela contemporánea y la Historia de los venezolanos. Otra sugerencia de Quintero es Suma de Venezuela de Mariano Picón Salas.

LEE TAMBIÉN

DÍA DEL LIBRO | GOOGLE ANIMA A VIAJAR POR LA LITERATURA DESDE CASA

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado