La Ópera de Viena se reinventa como museo

Aunque las actuales medidas sanitarias impiden que haya espectadores en las funciones, los responsables han diseñado una visita guiada gratuita durante los fines de semana, aprovechando que los museos sí pueden recibir público desde hace dos semanas

53
Foto: EFE/ Wiener Staatsoper / Katharina Schiffl

Viena.- Arcos, galerías y pinturas en vez de oberturas y arias. La Ópera de Viena se ha reinventando y modificado su oferta cultural para poder recibir público como museo y sortear así las restricciones por el COVID-19 que mantienen cerrados desde hace casi cuatro meses los teatros en Austria.

Aunque las actuales medidas sanitarias impiden que haya espectadores en las funciones (que se retransmiten por Internet o en la televisión pública), los responsables de la Ópera han diseñado una visita guiada gratuita durante los fines de semana, aprovechando que los museos sí pueden recibir público desde hace dos semanas.

LEE TAMBIÉN

Plácido Domingo se despedirá de la Ópera de Viena

«La Dirección ha decidido que tenemos que volver a estar presentes, tenemos que volver a tener público. Lo importante es que la gente se acuerde de la Ópera y digan: ‘Quiero volver a una representación», explica César Pérez, que lleva más de 20 años trabajando de guía en la Ópera.

Pérez considera que la decisión no busca generar nuevos ingresos, ya que pese al brutal corte de ingresos, las finanzas del teatro están aseguradas de momento gracias a las ayudas estatales.

Aun así, los visitantes, que deben llevar una mascarilla FFP2 todo el tiempo, pueden ofrecer un donativo a la salida. Los organizadores aseguran que durante el primer fin de semana de visitas guiadas, la Ópera recaudó casi 4.500 euros para distintos proyectos con niños y jóvenes.

EFE/ Wiener Staatsoper / Katharina Schiffl 

Más de 2.000 visitantes

Después de probar el concepto entre el 12 y el 14 de febrero, con largas colas de gente que se formaban bajo los arcos de la fachada y frente a la céntrica Ringstrasse, los responsables admiten que la demanda ha sido «muy superior» a sus expectativas.

Según informan en un comunicado, casi 2.100 personas acudieron durante aquel primer fin de semana de prueba a visitar la Ópera. En los tours organizados el pasado fin de semana se han alcanzado cifras similares.

El recorrido, delimitado por unas pequeñas flechas pegadas en el suelo, está salpicado de explicaciones a las que los visitantes pueden acceder mediante sus teléfonos móviles usando códigos QR.

LEE TAMBIÉN

Liberan a seis de los 16 detenidos por el atentado en Viena

Estos recorridos han adaptado, reduciéndolos, las visitas que desde hace años se ofrecen para descubrir la Ópera, desde su impresionante escalera y salones, a la complejidad técnica del escenario.

«El Gobierno nos dio la autorización de volver a abrir, pero no para representaciones ni para visitas guiadas. Se ha hecho más bien un tour de arquitectura sobre el edificio donde cada uno puede ir mirando», cuenta el guía.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.