La obra de Benedetti: el centenario del uruguayo más universal

Este 14 de septiembre se cumplen 100 años del nacimiento del poeta, narrador, dramaturgo, crítico y ensayista. Sus versos aún siguen resonando. "Testigo de uno mismo" (2008) fue su último libro publicado en vida

127
Fotografía del escritor uruguayo Mario Benedetti por Eduardo Longoni. Foto | EFE

Montevideo.- Considerado un poeta «menor» por una parte de la crítica, es innegable la vigencia literaria de Mario Benedetti, autor de más de 80 libros. Sus versos aún son recitados en cualquier parte del mundo incluso por quienes no están familiarizados con él.

«Táctica y estrategia», «Hagamos un trato» o «Te quiero» son poemas de amor citados frecuentemente entre amantes o aspirantes a serlo.

Este 14 de septiembre se cumplen 100 años de su nacimiento. Fue poeta, narrador, dramaturgo, crítico y ensayista: se habla de uno de los más grandes autores en lengua española o, como dice Fernando Butazzoni, «sin ninguna duda, el más universal de los escritores uruguayos y uno de los más universales que ha dado América Latina».

Comienzo y madurez

En 1945, con 25 años, un desconocido Mario Benedetti publica «La víspera indeleble», un poemario cuyo único valor es el de haber sido su primera obra, ya que, tras autoeditarlo, no lo incluyó en su recopilación «Inventario» (1980).

La denominada Generación del 45, a la que también pertenecen Idea Vilariño, Ida Vitale o Emil Rodríguez Monegal y que tenía a Juan Carlos Onetti como un ‘mentor’, dejó un legado importante «en tanto espíritu de rigor, de esfuerzo y de apertura al mundo», señala Butazzoni.

Apenas tres años después publica «Montevideanos», uno de sus volúmenes de cuentos más conocidos, en los que recrea la cotidianidad de sus vecinos, de esa ciudad en la que vive y que ama y que le convierten, a lo largo de su carrera, en uno de los autores que más y mejor ha escrito sobre la capital uruguaya.

Fotografía de un mural con la imagen del poeta uruguayo Mario Benedetti, el 7 de septiembre de 2020, en Montevideo (Uruguay). Foto: EFE | Raúl Martínez

Mientras publica ensayo -como «El país de la cola de paja» (1960) o «Literatura uruguaya siglo XX» (1963)- y poesía, los años 60 ven nacer sus dos novelas más conocidas, «La tregua» (1960) y «Gracias por el fuego» (1965), que sitúan a Benedetti en un escaparate internacional.

Exilio y retorno

El exilio provocado por la dictadura cívico-militar en Uruguay (1973-1985) le lleva a países como Argentina, Cuba o España y será ahí donde sus letras combinarán el dolor y la nostalgia con el activismo, con obras como el poemario «La casa y el ladrillo» (1977) o la novela «Primavera con una esquina rota» (1982).

En los 90 aparecen «La borra del café» (1992), su novela más autobiográfica, escrita a los 72 años y en la que narra las constantes mudanzas de su familia o sus recuerdos de infancia, e «Inventario Dos» (1994), su segunda recopilación de los poemarios publicados, entre los cuales están «Preguntas al azar» o «Despistes y franquezas».

También en esa década se atreve a experimentar y publica «Rincón de haikus» (1999) -al que seguiría «Nuevo rincón de haikus» (2006)-, donde el humor, la sencillez y la ternura de Benedetti se fusionan con ese estilo poético japonés, que obliga a condensar una imagen en solo 17 sílabas.

«Inventario Tres» (2003) cierra su serie de recopilaciones poéticas, si bien se publicarán posteriormente otros libros como «Adioses y bienvenidas» (2005), donde el paso del tiempo y el dolor se mezclan con la esperanza, o «Canciones del que no canta» (2006), primero tras el fallecimiento de Luz López, su esposa.

 Fotografía de una estatua de Mario Benedetti, el 28 de junio de 2020, en la ciudad de Paso de los Toros (Uruguay). Foto:  EFE | Concepción Martín Moreno

«Testigo de uno mismo» (2008) es su último libro publicado en vida: falleció en mayo de 2009.

Autor universal

Los 22 idiomas a los que fueron traducidas varias de sus obras, entre ellos georgiano, farsi, chino o serbio, dan idea de la universalidad de su literatura.

«Uno a veces se pregunta cómo es posible que un ciudadano alemán del siglo XXI compre y lea y le guste un libro de versos escritos en español en el siglo XX por Mario Benedetti, un uruguayo», dice Butazzoni.

Sea cual sea esa consideración de la crítica, siguen resonando con fuerza, máxime en este 2020, marcado por algo tan poco poético como una pandemia, los versos de Benedetti, quien ordena «defender la alegría como un derecho». 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.