Para honrar la devoción en la vida espiritual del venezolano, compositores, músicos y cantantes se han inspirado en la historia del venerable para llevar piezas únicas en la letra y música del folclore, y así acompañar con el canto el camino a la elevación de los altares del futuro beato

Desde 1986 el Dr. José Gregorio Hernández fue declarado venerable por el papa san Juan Pablo II, quien con su firma, aprobó las virtudes heróicas del laico venezolano. Desde entonces, su figura se hizo más fuerte en la devoción popular y su imagen se entronizó en todos los hogares de Venezuela.

Luego de un estudio riguroso y documentado, un milagro se le atribuye a su intercesión. La curación extraordinaria, inédita e irreversible de Yaxury Solorzano lo puso en la senda a la beatificación por autorización de la Santa Sede. La devoción de los venezolanos a este mensajero de Dios es tan grande que han sido muchos los favores que se le adjudican a su mediación, por lo que desde 1949 se ha mantenido en el radar de las autoridades del Vaticano.

Para honrar esta devoción en la vida espiritual del venezolano, compositores, músicos y cantantes se han inspirado en la historia del venerable para llevar piezas únicas en la letra y música del folclore, y así acompañar con el canto el camino a la elevación de los altares de José Gregorio Hernández.


El venerado

Obra del maestro Aquiles Báez, El venerado, cuenta con la participación de Ana Isabel Domínguez en las voces, Aquiles Hernández en el violín, junto a miembros de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho bajo la conducción de Elisa Vegas.

El tema, que tomó varios meses de trabajo durante la cuarentena por COVID-19, fue develado el pasado 19 de junio cuando El Vaticano aprobó la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

“José Gregorio Hernández fue una persona que, a través de su profesión de médico, siempre tuvo una vocación social”, comentó Elisa Vegas antes de presentar oficialmente la pieza.

LEE TAMBIÉN

Fieles se preparan para exhumación de los restos de José Gregorio Hernández #26Oct


Incansable servidor

Desde Trujillo, la tierra natal del beato Dr. José Gregorio Hernández, la comunidad de Artistas Católicos de Venezuela, Arca, gracias al apoyo y promoción de la Comisión Nacional para la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, nace la canción de “Incansable Servidor”.

La composición y ejecución de esta pieza contó con el trabajo de tres sacerdotes: uno de la Arquidiócesis de Caracas, un Jesuita y otro del Clero trujillano; y dos congregaciones religiosas: Hermanas Esclavas de Cristo Rey de Caracas y las Hermanas Agustinas Recoletas de la Diócesis de los Teques.

Junto a ellos estuvieron un grupo de artistas laicos comprometidos con la evangelización a través del Arte Católico que pertenecen a Arca en Trujillo, Lara, Zulia y Caracas.


Siervo Digno y Bueno

También el Ministerio de Música de la Basílica de Santa Teresa, con el apoyo de la Arquidiócesis de Caracas presentó un tema para homenajear el asenso de José Gregorio Hernández.

La canción «Siervo Digno y Bueno» fue compuesta y escrita por Richard López, e interpretada por los músicos del ministerio eclesiástico.

Un Domingo en Camaguán

Con Ivis Cequea José José Vicent, esta pieza en tono llanero viene a acompañar el regocijo que produce para los venezolanos elevar al “Doctor de los pobres” a beato.

Esta canción narra la historia del milagro concedido a la niña Yaxury Solórzano, una pequeña llanera que estuvo al borde de la muerte y que hoy está segura que puede contar su historia gracias a la fe y la intercesión del santo trujillano.

Cequea asegura que fue Dios quien se expresó a través de ella, y de un grupo de músicos talentosísimos, para realizar esta bonita pieza de música típica venezolano, con miras a hacerle honores a José Gregorio Hernández.

LEE TAMBIÉN

Las 40 diócesis de Venezuela tendrán una reliquia de José Gregorio Hernández


A José Gregorio Hernández

Una copla llanera no podía faltar en los temas dedicados al Siervo de Dios, pues su fe llega a cada rincón de Venezuela.

Con autoría de Genaro “Coquito” García y la voz de Cristóbal Jiménez, A José Gregorio Hernández busca rendir un sentido homenaje al médico nacido en Isnotú un 26 de octubre de 1864, y celebrar a ritmo de arpa, cuatro y maracas su beatificación.


Algunas piezas previas

Desde hace algunos años, diversas organizaciones han promovido la beatificación de José Gregorio Hernández, y para promover su trabajo realizaron piezas musicales con miras a honrar la fe de los venezolanos en el trujillano y el favor de este sobre todos los venezolanos.

Este tema no tiene una autoría ni un intérprete determinado, pero es también una hermosa composición que viene a acompañar el deseo de todos los venezolanos que ver al venerable convertido en un santo.

El llanero Freddy López también honró al venerable en 1995 con una pieza compuesta junto a Carlos Milano.

En ella reconoce todas las bondades y virtudes del Dr. José Gregorio Hernández y todos los milagros y bendiciones que ha otorgado a los venezolanos.

López y Milano también trabajaron junto en una pieza dedicada a la madre Carmen Rendiles.

El cantante chileno Jorge Rigó también dedicó una pieza a José Gregorio Hernández titulada Canto a José Gregorio, en la que destaca la entrega del médico de los pobres para atender sin discriminación y con mucho amor a todos los que pidiesen su ayuda.

Este compositor se destacó durante los años 80 y 90 por sus baladas románticas, y a pesar de ser chileno, vivió varios años en Venezuela, llegándole a tomar mucho afecto a muchas de nuestras tradiciones, como la devoción y la fe al siervo de Dios, y la esperanza de su beatificación, 34 años después de ser declarado venerable por la Santa Sede.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.