FOTOGALERÍA | Las mejores (y las peores) madres de la pantalla grande

Hoy recordamos a las madres del cine que se convirtieron en leyendas por su abnegación o por su egoísmo

688

“Madre solo hay una”, a veces para bien y otras para mal. Varias de las grandes historias que se cuentan en el cine se han realizado gracias a la presencia de la figura materna, que destaca o por su amor desmedido o por una maldad absoluta que parece impropia de una madre.

En esta fotogalería, hacemos un repaso de las madres del cine que quisiéramos en nuestra vida, y de aquellas que preferiríamos mantener lejos.

Zinnia Wormwood (Matilda, 1996)

Rhea Perlman fue la encargada de interpretar a Zinnia Wormwood en “Matilda”, basada en el libro de Roald Dahl. Cortesía

La mamá de Matilda (1996) tenía claras preferencias por su hijo mayor y se hacía la vista gorda ante los malos tratos que Harry Wormwood le daba a su pequeña hija. También solía ignorar sus logros y su inteligencia. Afortunadamente tiene un breve momento al final, cuando reconoce que Matilda estará mejor con la Señorita Miel, y deja que esta la adopte.

La Señorita Miel (Matilda, 1996)

Embeth Davidtz interpretó a Jennifer Miel, la adorable profesora de Matilda. Cortesía

Aunque no es su madre biológica, la Señorita Miel ama a Matilda e intenta protegerla de quienes le hacen daño. Es por ella que decide enfrentarse a la maestra Tronchatoro, y termina adoptando a Matilda como su propia hija. Es la primera en darse cuenta de la gran inteligencia de la niña, y una de las primeras en ser testigo de sus poderes psíquicos.

Kate McCallister (Mi pobre angelito, 1990)

Existe una teoría que indica que Kate McCallister, interpretada por Catherine O’hara, era una diseñadora de modas. Esto explica la cantidad de maniquíes que Kevin usa en la primera película de Mi pobre angelito. Cortesía

La madre de Mi pobre angelito, el clásico navideño, siempre castiga a Kevin por defenderse de los ataques de Buzz, su hermano y odioso hermano mayor. Lo obliga a dormir en el ático solo, y no suele defenderlo cuando lo necesita. Por si fuera poco, deja solo a su hijo de ocho años en dos ocasiones distintas durante la temporada navideña, y solo aparece cuando él mismo ha logrado mantener la situación bajo control.

A pesar de todo, Kevin demuestra su nobleza al final de ambas películas y perdona su descuido no una, sino dos veces.

Jackie Harrison (Quédate a mi lado, 1998)

Susan Sarandon, ganadora del Oscar en 1996 por Hombre muerto caminando, interpreta a una mujer que posee una relación tensa con la futura madrastra de sus hijos, Julia Roberts. Cortesía

Jackie se convierte en la mujer más odiosa del mundo cuando su esposo Luke le propone matrimonio a Isabel, una joven y exitosa fotógrafo editorial. Pero existe una razón: Jackie está enferma de cáncer y teme que Isabel le quite el amor de sus hijos, que no conocen a una madre mejor. A lo largo de la película Jackie asimila que su lugar como madre es irremplazable, y logra aceptar la llegada de Isabel en la familia.

Mamá Elena (Como agua para chocolate, 1992)

La actriz mexicana Regina Torné da vida a la villana Mamá Elena en una de las películas más memorables del cine mexicano. Cortesía

En tiempos de la Revolución mexicana, el romance de Tita y Pedro se ve totalmente truncado cuando Elena, la madre de Tita, le dice que solo su hermana mayor tiene derecho a casarse y que a ella, por ser la menor, le toca cuidar de ella hasta el momento de su muerte. Basado en la novela de Laura Esquivel, la película se convirtió en una leyenda por mostrar el amor secreto de Tita y Pedro, la gastronomía como metáfora de los sentimientos de los personajes, y la increíble maldad de Mamá Elena.

LEE TAMBIÉN

NUEVA OBRA DE BANKSY REFLEJA A UNA ENFERMERA COMO SUPERHEROÍNA

M’Lynn Eatenton (Magnolias de acero, 1989)

Sally Field tiene dos premios Oscar en su haber por su papel en las películas “En un lugar del corazón” y Norma Rae. En “Magnolias de acero”, interpreta a la madre de Julia Roberts. Cortesía

Es envidiable el amor de M’Lynn por Shelby, su única hija hembra y la menor, amor que también la llevó a confrontarla cuando Shelby, diabética y de salud precaria, decidió tener un bebé a pesar de los peligros que esto podía significar. M’Lynn nunca se apartó de su lado, aún y cuando sus peores temores se convirtieron en realidad.

Mary Jones (Precious, 2009)

Su infame papel en “Precious” le valió a Mo’Nique el reconocimiento como Mejor actriz de reparto en los premios Oscar de 2010. Cortesía

Una de las peores madres de la historia. Mary no solo sabe que su pareja abusa sexualmente de su hija Claireece “Precious”, sino que tampoco hace nada al respecto y más bien la culpa de haberle arrebatado su amor. La obliga a trabajar, a encargarse de las labores de su casa, la agrede físicamente y hace de su vida un auténtico infierno.

Queenie (El curioso caso de Benjamin Button, 2008)

Taraji P. Henson fue la encargada de interpretar a la madre adoptiva y amorosa del extraño Benjamin Button, encarnado por Brad Pitt. Cortesía

Benjamin Button es un huérfano abandonado el mismo día de su nacimiento, a la entrada de un hogar de ancianos en Nueva Orleans, Estados Unidos. El bebé parecía en verdad un anciano diminuto cubierto de arrugas, y lucía difícil que alguien decidiera encargarse de un recién nacido de tales condiciones. Queenie, la encargada del ancianato, toma al bebé y decide criarlo como suyo. Con el paso del tiempo se da cuenta de que Benjamin, en vez de envejecer, se torna cada día más joven.

Joan Crawford (Mamita querida, 1981)

Faye Dunnaway cometió la osadía de representar a la legendaria Joan Crawford en “Mamita querida”, actuación que dividió a la crítica especializada. Cortesía

Sea verdad o sea mentira, el lanzamiento del libro Mamita querida y su posterior adaptación causaron un revuelo increíble por revelar la faceta de la legendaria Joan Crawford como madre. Su autora es Christina Crawford, la hija adoptiva de la diva de Hollywood, quien fue expuesta como una mujer atormentada y alcohólica, que donaba los regalos de cumpleaños que recibía su hija e incluso la azotaba con alambres y objetos por ninguna razón.

Joy Newsome (La habitación, 2015)

Brie Larson fue reconocida como Mejor actriz en los Premios Oscar 2016 por este papel. Cortesía

Joy o “Ma” fue secuestrada a los 17 años y tiene un hijo de cinco con su secuestrador, el “viejo Nick”. Viven en una habitación pequeñita donde comen, juegan e inventan ambos maneras de pasar el tiempo. Joy, que tiene siete años de cautiverio, ha logrado ocultarle a Jack una realidad terrible y compleja, y ha soportado lo insoportable por amor.

LEE TAMBIÉN

CREAN PLATAFORMA PARA DIGITAL AL SERVICIO DEL TEATRO VENEZOLANO EN CUARENTENA

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.