19.5 C
Caracas
sábado, 21 mayo, 2022

El talento, la voz olvidada tras la partida de DirecTV Venezuela

Anclas que trabajaron con DirecTV en Venezuela conversaron con El Pitazo sobre lo que significó para ellos la decisión de AT&T de cerrar operaciones en el país

-

Caracas.- En Venezuela, las salas de muchos hogares dejaron de tener sentido. En los sofás y poltronas ya no se siente el peso de la familia que se reunía a ver televisión para estar informados, para ver algún night show o sintonizar el episodio de alguna serie, de las novelas en horario estelar.

El control remoto yace en algún lugar de las entrañas del mueble. ¿Qué importa que se extravíe lo que ya no se usa? Cerca del televisor reposa la computadora con el cable HDMI para poder ver Netflix, en el caso de quien puede hacerlo. Más abajo, una caja negra, pesada. Es un decodificador y la marca DirecTV.

El 19 de mayo de 2020 AT&T anunció el cierre de sus operaciones en Venezuela, decisión que dejó a, aproximadamente, 10 millones de usuarios sin acceso a canales tanto nacionales como internacionales. Mucho se habla sobre la orfandad del consumidor que cada vez tiene menos opciones de información (y de entretenimiento) en las parrillas de programación de radio y televisión. Si agregamos la censura en Internet, con vetos que llegan incluso a las páginas de contenido XXX, la oferta luce como una silla en medio de un cuarto sin ventanas, y que cada vez se hace más pequeño.

Nadie habla, en cambio, del talento. Nadie habla del ancla que pierde millones de televidentes. Nadie habla de los patrocinantes perdidos. Nadie habla de las casi 600 personas que fueron a dormir con trabajo estable y despertaron con la liquidación en el banco y sin más explicaciones en un país azotado por la pandemia, por las colas de gasolina, por la crisis.

LEE TAMBIÉN

Claves | Lo que se sabe del cese de operaciones de DirecTV en Venezuela

El día que amanecimos sin señal

La mañana del 19 de mayo, al menos 2,4 millones de suscriptores se quedaron sin señal de DirecTV. En Estados Unidos AT&T, la empresa de telecomunicaciones responsable de la cablera, había decidido suspender su transmisión en Venezuela, sin participación ni conocimiento previo de la directiva en el país.

El desconcierto era real, palpable. “Aún estamos tratando de armar las piezas del rompecabezas, tratando de entender qué fue lo que pasó”, comenta Alejandro Sardi, quien trabajaba desde hace cinco años como narrador deportivo en DirecTV Sports.

La incredulidad de los empleados después dio paso al temor. El 9 de junio, el Tribunal 21 de Caracas dictó privativa de libertad contra Héctor Rivero, Carlos Villamizar y Rodolfo Carrano (directivos de DirecTV) por presuntos delitos de estafa agravada, boicot, desestabilización de la economía y asociación para delinquir.

Los hechos recientes empañan la memoria de DirecTV como una empresa soñada para muchos periodistas. Es el caso de Marinés Hernández, quien desde su época como estudiante en la Universidad Monteávila admiraba el trabajo de Meche Celta como periodista deportiva y soñaba con trabajar en la cablera.

Y lo logró. Estuvo dos años haciendo el noticiero en DirecTV deportes, e incluso formó parte del staff de DirecTV en la radio, al lado de Hernán Rodríguez quien también logró narrar partidos de fútbol como parte de su paso por la empresa.

LEE TAMBIÉN

Ministerio Público imputa a tres directivos de DirecTv Venezuela por estafa y boicot

En la movida

Y es que DirecTV era un ticket dorado para cualquier periodista interesado en cubrir la fuente deportiva. Los locutores que ahí laboraban llevaban en vivo y desde los estadios eventos de fútbol, béisbol y baloncesto. Una oportunidad con la que todos soñaban.

Para Marinés, lo más sorprendente -y lo más atractivo- de DirecTV era su identidad corporativa. “Era una empresa que en verdad se esmeraba por hacer que los trabajadores se sintieran en casa, que se sintieran parte de una gran familia”, recuerda.

Sardi comparte la memoria de esta familia escogida que lo acompañó durante cinco años. “DirecTV salía al aire gracias al esfuerzo de todos. Era importante apoyarnos, ayudarnos. Nuestro lema era dar siempre un kilómetro más”, explica para referirse a la importancia que la cablera daba al trabajo, al esfuerzo colectivo para que todo fuera perfecto y para que los eventos que se llevaban al aire salieran de la mejor manera posible.

Con DirecTV, además, se fueron miles de ventanas. “Incluso algunos canales deportivos que eran nuestra competencia directa en materia deportiva salían al aire exclusivamente por la cablera”, puntualiza Sardi.

Mucho más que televisión

DirecTV no era solo una cablera. En abril de 2018 DirecTV Radio pasó a engrosar la programación de FM Center después de una temporada en el Circuito X (89.7 FM). Se mantuvieron como locutoras Marinés Hernández y Yubely Anchury (que venían con el programa desde “la X”) y se unió Hernán Rodríguez al equipo. Él se mantuvo en el programa hasta la imprevista etapa final, en la que estaba acompañado de Mariana Marval y Julio Emilio González.

LEE TAMBIÉN

“DirecTV te cambia la vida”: testimonio de una extrabajadora

De hecho, Marval fue la encargada de animar la preventa de la cablera. “Éramos muy activos dentro de la organización. Uno sentía familia porque más allá de sacar el programa al aire hacíamos actividades en conjunto con otros departamentos de DirecTV”, explica Hernán Rodríguez, quien recuerda haber visitado el SAT (centro de operaciones), el telecenter (donde se atendía a los clientes). “Conocimos muchos departamentos por dentro, todos estábamos integrados”, recuerda.

El equipo de radio ni siquiera detuvo sus operaciones durante la cuarentena decretada el pasado 13 de marzo. “Estábamos preparando la evolución del programa, veníamos trabajando con mucha pasión. La cuarentena nos permitió darnos cuenta de todas las cosas que podíamos hacer”. El programa, que por motivos harto conocidos para todos se venía desarrollando en formatos de Instagram TV, les permitía entrevistar a figuras como Yulimar Rojas, Antonio Díaz, Luis Enrique, Camilo, Cheo Pardo o Desorden Público. “Estábamos disfrutando muchísimo esta nueva etapa del programa”, confiesa Rodríguez.

DirecTV también poseía programas sociales que ayudaban a adultos mayores, personas en situación de calle e incluso a animales callejeros. En opinión de Sardi, se trataba de una empresa que “creía en la gente y en lo que podía transmitir para que el venezolano pudiera ser mejor cada día, y apoyaba las buenas causas que impulsaran el bienestar social”.

El 24 de mayo la ONG Un mundo sin mordaza lanzó una campaña en alianza con artistas, deportistas, periodistas y figuras públicas para pedir a AT&T que active, desde el exterior, una señal de DirecTV exclusiva para Venezuela, “libre de censura”. La campaña consiste en una recolección de firmas que se realiza a través de la página change.org.

Son pocas las esperanzas que tienen tanto el público como los extrabajadores de que esta iniciativa llegue a un término satisfactorio. “Bajo las circunstancias actuales, DirecTV no volverá”, afirma Sardi.

La torre que antes estaba llena de empleados preocupándose por hacer que el satélite funcionara de la manera correcta, ahora está llena de funcionarios del orden venezolano. El televisor que antes servía para ver las series del momento o los partidos importantes ahora se encuentra en negro. Con la salida de DirecTV casi 10 millones de televidentes perdieron una ventana para ver, mientras que los periodistas perdieron a su vez una ventana para poder salir.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a