28.8 C
Caracas
sábado, 24 octubre, 2020

Crean plataforma digital al servicio del teatro venezolano en cuarentena

Aunque parezca la antítesis del teatro, algunos actores han tenido que adaptar su escenario para enfrentar la emergencia sanitaria por el COVID-19 y trasmitir sus presentaciones en las redes sociales o plataformas digitales

-

Por Madelen Simó Sulbarán

Caracas.- El aislamiento social debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19 provocó que uno de los primeros sectores en cerrar sus puertas fuese el teatro, y se presume que pueda ser el último en reactivarse. Los actores han tenido que reinventarse y ahora ofrecen presentaciones a través de las redes sociales o plataformas digitales.

Este es el caso del Centro Cultural Virtual Isla-E, que en el mes de abril hizo su lanzamiento en Venezuela para cautivar a los espectadores que ahora se quedan en casa y son consumidores online.

La idea es de Richard Patiño, ingeniero venezolano dedicado al diseño de ambientes virtuales para capacitación. “Al llegar la pandemia tuve la necesidad de contribuir con esta lucha. Tengo un conocimiento, existe una plataforma con resultados interesantes, y decidí colocarla al servicio del entretenimiento”, reveló.

LEE TAMBIÉN

Cuatro aplicaciones para permanecer lejos en la distancia…y en cuarentena

El ingeniero ya tenía resuelta la parte técnica y el diseño del lugar, le faltaban los artistas que lo podían acompañar. “Luego de una semana de búsqueda pude contactarme con el actor y director de teatro Mario Sudano, uno de los primeros artistas que se ha sumado al proyecto”.

¿Cómo funciona?

Las personas deben enviar un correo electrónico a [email protected].com, solicitar su usuario y contraseña. Una vez lo tenga, podrá ingresar de manera gratuita a las distintas salas de teatro y ver las presentaciones en un horario de martes a domingo, de 8:00 a 10:00 pm.

- Advertisement -

En cada una de las salas hay cuatro ambientes. En el primero se puede encontrar una reseña del director, los actores o la compañía; en el segundo una sinopsis de la obra; en el tercero se muestra la obra en formato audiovisual, grabada en casa con teléfono móvil u otro dispositivo. El cuarto ambiente de la sala es un foro de socialización para compartir con los actores, allí se encuentran las felicitaciones, comentarios de la obra y las respuestas de los actores.

Este fue el formato más sencillo que encontró Patiño para el Centro Cultural Virtual Isla-E. “La navegación es expedita, ligera e intuitiva”. Añadió que la plataforma corre bien con cualquier navegador, lo único que necesita el usuario es internet, una computadora o un teléfono celular.

LEE TAMBIÉN

Monólogo Muñeca en Fuga obtuvo más de 2.200 vistas en tres días

Patiño aclaró que no es una página web o una red social, es una “plataforma que la hace funcionar cómo un centro cultural físico en cualquier parte del mundo”.

Desde el inicio, los artistas y creadores de esta iniciativa manifestaron que debido a la pandemia este trabajo debía ser voluntario. Claro que tienen muchas expectativas para el futuro, pero por ahora es una oportunidad para desarrollar su arte y estar en contacto con el público.

Sin fronteras

El proyecto arrancó con dos salas: Casos de casa, con las actuaciones de Desireé Monasterios y Mario Sudano, y Una realidad muy restringida, del actor y youtuber español Shathu. Esto último, evidencia que en un espacio virtual no existen fronteras y se pueden apreciar propuestas creativas de cualquier parte del mundo.

La tercera sala presenta el espectáculo Animalismo, del actor venezolano Alexander Rivera, quien está residenciado en Bogotá – Colombia. La cuarta sala estrenó recientemente la obra El cuarentón, cuyos actores (Cristina Colmenares y René DalFarra) también son migrantes venezolanos viviendo en Bogotá.

Recientemente se estrenó “El cuarentón”, obra interpretada por actores venezolanos que viven en Bogotá / Foto: Cortesía Cristina Colmenares

¿Es teatro?

El actor, director y dramaturgo colombiano, Fabio Rubiano, indicó en una entrevista en el noticiero Caracol, que el teatro siempre volverá a sus raíces: comunicación directa y presencial. Confía en que el teatro sobrevivirá a esta pandemia como lo hizo en la época de William Shakespeare o el teatro griego, y es enfático al decir que el futuro del teatro no está en la tecnología o lo digital.

La pregunta es ¿y mientras esto pasa? Cómo pueden sobrevivir estos trabajadores que se dedican al teatro. De allí que algunos artistas son menos escépticos a rechazar la tecnología y buscan en ella una manera de estar con la gente mientras el telón se levanta.

Desireé Monasterios, actriz de la obra Casos de casa, manifestó que la experiencia ha sido enriquecedora. “Aunque no es la esencia del teatro, nos gusta crearlo para esta plataforma porque tratamos, en lo posible, que la grabación sea en un solo plano, con recursos mínimos para no colocar características cinematográficas en cuanto planos, edición o cortes”.

Monasterios señaló que trabajar para el público en cuarentena ha sido especial. “Según los comentarios que nos dejan en la plataforma, la gente está agradecida con esta iniciativa”. Añadió que, de las opciones online generadas en estos momentos, esta le gusta mucho porque las funciones están disponibles en un horario específico y para ingresar a la plataforma se debe tener un usuario, una especie de entrada para ver la función en el teatro, que en este caso es virtual.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado