27 C
Caracas
viernes, 18 septiembre, 2020

Claves | ¿Cuál es la importancia de un musical como Los Miserables en Venezuela?

La versión venezolana del gran clásico de Broadway se estrena este viernes 1° de noviembre en la sala Ríos Reyna del complejo cultural Teatro Teresa Carreño

-

Caracas.- En Francia, un pueblo soñó alguna vez con la libertad. Una libertad que no llegó a tiempo, y si llegó, tardó años en cristalizarse. ¿A alguien le parece conocida la historia?

El público venezolano tiene la oportunidad de verse reflejado en la ciudad de París del siglo XIX, muy distante a la ciudad del amor que conoce la cultura popular hoy día, y que Víctor Hugo inmortalizó en su novela Los Miserables, convertida en un musical que se presentará hasta el próximo domingo 10 de noviembre en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño.

Es producida por Claudia Salazar, quien se ha ocupado de traer a Venezuela otros títulos como La novicia rebelde, Godspell, Casi Normal y Piaf, entre otros.

La historia

Al poeta, dramaturgo y novelista de origen francés Víctor Marie Hugo le tomó 17 años concluir Los Miserables (Les Misérables), una de sus obras más significativas, además de Nuestra señora de París, conocida ampliamente por su protagonista: el célebre jorobado de Notre-Dame.

La obra de Víctor Hugo, tanto en teatro como en prosa, se caracteriza por sus profundas denuncias sociales. En Los Miserables destaca su desprecio hacia la pena de muerte (contra la cual protestó desde su juventud), la desigualdad y los derechos de los más desvalidos. También fue defensor de los derechos de las mujeres, afirmando en una carta a León Richer que “es difícil lograr la felicidad del hombre con el sufrimiento de la mujer”.

Los Miserables se basa en el caso de un exconvicto que logró reinsertarse en la sociedad, e incluso inauguró la Policía Nacional Francesa. De esta historia se desprenden los dos personajes principales de la novela: Jean Valjean, el ladrón que busca redimirse, y Javert, el inspector de policía que se rige únicamente por la ley y la religión.

LEE TAMBIÉN

SOLEDAD BRAVO: «EL QUE NO LE DUELA VENEZUELA ES PORQUE ESTÁ MUERTO»

- Advertisement -

Aunque muchos piensan que Los Miserables tiene lugar durante la Revolución Francesa, en realidad la novela se desarrolla en medio de la insurrección de junio de 1834 en París, en un intento de los republicanos por revertir la monarquía de Luis Felipe I, cuyos años de mandato estuvieron marcados por las malas cosechas y la escasez de alimentos, además del alto costo de la vida. También ocurrió un brote de cólera que solo en París cobró más de 18.000 víctimas.

Los Miserables a la venezolana

El montaje de Los Miserables en Venezuela es dirigido por Mariano Detry, quien ya lo ha hecho con anterioridad en producciones del mismo musical en Buenos Aires, Sao Paulo, México, Rotterdam, Amsterdam y Londres.

En producciones de carácter internacional Cameron Mackintosh, responsable de los derechos y ejecución de Los Miserables alrededor del mundo, designa a los intérpretes previamente. Es la primera vez que Los Miserables  se presenta con talento local, seleccionado en audiciones realizadas durante el año pasado, en la sede del Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de El Sistema.

Los Miserables presentan a Beto Baralt, en su primer protagónico como el legendario Jean Valjean; a Gaspar Colón en el papel de Javert; a Carol Hermoso como Fantine; Aimeth Landaeta interpreta a Cosette; Luis David Rodríguez como Marius; Gabby Brett como Eponine; Tomás Vivas como Enjolras; Mariana Gómez y Alejandro Miguez, como los señores Thénardier; los niños Malva Acosta, Saori Fuentes y Yadrián Mijares, junto a un talentosísimo grupo de actores y cantantes.

La música, original de Claude Michel-Schönberg y orquestación de John Cameron, fue readaptada y rediseñada para 32 instrumentos, siendo la versión venezolana de Los Miserables la primera en la historia del musical con la mayor cantidad de músicos.

El precio de las entradas para asistir a Los Miserables comienza en 30 dólares americanos, costando $60 la más cara. Aun cuando se trata de una producción con un elenco de más de 100 personas, las entradas son más baratas que los precios de un musical parecido. Los tickets para ver El fantasma de la Ópera, un clásico de Broadway, cuestan desde 55 hasta 209 dólares.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado