23.2 C
Caracas
jueves, 19 mayo, 2022

Claudio Nazoa: «Diario de un Mil Anciano no es mío»

-

Caracas. – El comediante y humorista Claudio Nazoa aclaró este sábado que un artículo titulado Diario de un Mil Anciano, el cual ha sido difundido tanto por redes sociales como por la aplicación WhatsApp, no es de su autoría.

Nazoa explicó a El Pitazo, este sábado 31 de agosto que, de manera errónea, el escrito le fue atribuido a su persona, dado que el verdadero autor al parecer también se llama Claudio.

«La gente lo que lee es el nombre y al ver automáticamente Claudio, ya piensan que es uno, pero no es así», señaló el humorista.


LEE TAMBIÉN: 

GUÍA DE SALA | 30-2 | ENTRETENERSE, REFLEXIONAR, DESCANSAR



El escrito en realidad es firmado al final con el siguiente correo: [email protected] Refirió que recibió un escrito de una persona ofendida por ese artículo, quien lo insultó y hasta amenazó de manera injustificada, dado que el citado artículo, dedicado a los milicianos venezolanos, no fue escrito por él.

«No es mi estilo. Jamás me metería con personas de edad avanzada, sean de la tendencia que sean. Tienen que leer bien. Quienes me conocen saben que no es mi estilo de escribir», aseguró.

meta_value

De hecho, en su cuenta de la red Twitter (@ClaudioNazoa) solicitó a sus seguidores difundir la aclaratoria para evitar malos entendidos.

«Que se molesten por lo que uno ya ha escrito, pero no por algo que no hice. No hay necesidad de eso y quiero evitar inconvenientes», dijo finalmente.

Este es el texto completo atribuido al humorista:

DIARIO DE UN MIL ANCIANO

Por el terrible Claudio Nazoa

Día Uno: Hoy es el gran día, por fin tendré mi primer acuartelamiento como miliciano, desde temprano nos pidieron que nos concentráramos en la Plaza Bolívar y que lleváramos nuestro carnet de la patria, las compañeras de las UBCH se encargarían del desayuno y la hidratación. Son más de las 9 y aún no llegan con el resto del desayuno, los pocos cachitos que trajeron se los comieron los camaradas del concejo comunal y el jugo estaba pichacoso porque la camarada que lo guardó en su casa, se le fue la luz toda la noche y la nevera se le descongeló y le cayó agua de sardina. Es mediodía y aún no llega el autobús que nos llevara al cuartel porque se le espichó un caucho y no tenía repuesto, están recogiendo entre todos para comprar una chiva y ponerlo operativo, menos mal tenía un repele de la pensión para comprar las pastillas de la tensión y puse mi ñereñere, ¡todo sea por la Revolución!. 3 de la tarde por fin llega el autobús y nos embarcan, también nos entregan un lunch de almuerzo arroz molido, lentejas y alitas de pollo todo de nuestra cosecha del CLAP, también una teta de jugo de coco y una mitad de catalina de postre. ¡Tremendo almuerzo! 5 de la tarde llegamos al Cuartel de la Sabana, a la mayoría hubo que ayudarlos a bajar porque se tulleron del viaje, a otros se le perdió su bastón o los lentes ¡empezaron los primeros peos!.

Día 2 : Nos tocaron la diana a la 5 am. y querían que hiciéramos ejercicio en el patio del cuartel, la mayoría de los mil ancianos se quejaron que hacía mucho frio y casi todos sufren de reumatismo, suspendieron los ejercicios y nos enviaron al rancho a desayunar, arepa de maíz mexicano, caraotas de Nicaragua y diablito Brasilero ¡No joda por fin tenemos soberanía alimentaria!. Como a las diez nos llevaron a hacernos una evaluación médica para asignarnos nuestras compañías de combate, a los que tienen Parkirson los asignaron a las ametralladoras para que no se les notara la tembladera; a los que sufren de Alzheimer a la infantería porque siempre irán adelante porque se les olvidará para donde van y no le tendrán miedo al plomo; a los que sufren de reumatismo degenerativo y tienen los dedos doblados a los cañones antitanques que se entierran en el suelo y no tendrían necesidad de agacharse para disparar; a los que sufren de demencia senil los utilizaran como señuelo para descubrir donde se encuentran los enemigos, los mandaran a frentear diciéndoles que están pagando la pensión y ellos no le pararan bola a los disparos y son capaces de hacer una cola para que los maten por orden y los de sillas de ruedas y caminadoras les pondrán granadas en los bolsillos para empujarlos a las trincheras enemigas y exploten con todo como los kamikazes japoneses o los chiflados del Isis. Como a las 6 de la tarde ya todos asignados a sus compañías nos entregaron los uniformes que a casi todos nos quedaron grandes porque estamos muy flaquitos con la dieta de Maduro, a otros no les entraban en el rabo porque usan pañales o toallas clínicas, yo me deje de pendejadas y me metí la chaqueta por dentro y me amarre duro el cinturón, camino un poco privao pero no se me caen los pantalones, las botas si no me las pude amarrar porque sufro de la columna así que me deje mis cholas de goma.

DIA 3 : nos llevaron al polígono a ensayar con unos fusiles de palo como los carajitos y unos mangos verdes que simulaban granadas, el sol era muy arrecho y a casi todos nos dio una insolación, el capitán nos dio la tarde libre y nos dijo que iríamos a nuestra primera misión, estoy deseoso que lleguen los Gringos para hacerles morder el polvo, nos esperaban varios autobuses para llevarnos a marchar para Caracas, la mayoría nos bajamos porque esa no es la misión que queremos, además estamos limpios porque no han pagado la bendita pensión ni el clap de medicinas, tengo los lentes vencidos y mi vieja no puede quedar sola en la casa. Yo como que voy a pedir la baja, esta milicia es muy jodida.
Seguiremos conversando.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a