Las librerías de Mérida fueron una referencia nacional durante la segunda mitad del siglo XX y hasta hace pocos años. Hoy, a pesar de la pandemia por COVID-19 y la Emergencia Humanitaria Compleja que vive Venezuela, la mayoría se mantienen abiertas

En la avenida 3 de la ciudad de Mérida, entre los sectores Glorias Patrias y El Llano, había 4 librerías: Selecta, La Ballena Blanca, Temas y Nexos. Las dos primeras cerraron sus puertas entre 2018 y 2020, pero las dos últimas se mantienen abiertas, incluso en estos tiempos de pandemia por COVID-19.

En el centro de la ciudad, a dos cuadras del Rectorado, está la Librería San Pablo, cuya oferta va desde Biblias hasta hagiografías. También en el centro está La Rama Dorada, la más joven de las aquí referidas, que se estableció en su nueva sede hace poco más de tres años, en enero de 2018. 

Al oeste de la ciudad, en el Centro Comercial Alto Prado, está la Librería Alejandría, cuyos clientes fijos siguen llamando Librería Ludens, nombre que tuvo mientras perteneció a Leonardo Milla, desde 1999 hasta 2017.


MIENTRAS EN CARACAS Y OTRAS CIUDADES DEL PAÍS LAS LIBRERÍAS ESTÁN CERRANDO, EN MÉRIDA ESTOS CINCO ESPACIOS SON UN BÁLSAMO PARA QUIENES ENCUENTRAN EN LOS LIBROS UN BUEN REFUGIO


Además de estas cinco, frente a la plaza Bolívar, en la Casa de la Cultura Juan Félix Sánchez, está la pequeña Librería Ifigenia. Luego, aunque no es propiamente una librería, la venta de libros ubicada en el Mercado Principal de Mérida es un punto de referencia para propios y visitantes que han comprado allí tanto libros usados como las últimas novedades.

Mientras en Caracas y otras ciudades del país las librerías están cerrando antes y durante la pandemia, en Mérida estos cinco espacios son un bálsamo para quienes encuentran en los libros un buen refugio frente a la crisis, la cuarentena y los prolongados apagones que sufre la ciudad.

Eduardo Castro y las tres décadas de Temas

La Librería Temas es la más antigua de las que quedan en Mérida. Una casa construida a gusto de su propio dueño alberga desde 1989 libros de todas las áreas del saber y los géneros literarios, desde novelas y cuentos de ciencia ficción hasta ensayos de filosofía y filología, pasando por textos de ciencias básicas, económicas y sociales, medicina, gastronomía, derecho, arquitectura, diseño y un buen espacio dedicado a la literatura infantil y juvenil.

Antes de que se agudizara la crisis en Venezuela, al entrar a Temas el lector se encontraba con las más recientes novedades, a un costado las últimas ediciones de prestigiosas revistas nacionales e internacionales y al otro, junto a la caja, una estantería con diccionarios de más de una decena de idiomas y especializados. Hoy, la librería se mantiene con el inventario que conservan y se alimenta con libros que pertenecieron a bibliotecas de profesores de la Universidad de Los Andes (ULA) que han fallecido.


La librería existirá mientras yo exista, y luego también, en las manos de mi heredero, mi hijo Eduardo José Castro

Eduardo Castro, librero, fundador y socio con Arinda Engelke de la Librería Temas

A pesar de las sombras, Eduardo Castro, librero, fundador y socio con Arinda Engelke de la Librería Temas, no pierde su optimismo. “La librería existirá mientras yo exista, y luego también, en las manos de mi heredero, mi hijo Eduardo José Castro”, dice con orgullo quien fundó la red de Librerías Kuaimare -que luego pasaron a llamarse Librerías del Sur- y representante de ventas en Caracas del Bloque de Armas, Monteávila Editores, Editorial Planeta, Alfadil y Seix Barral.

Librería San Pablo, un legado del beato Santiago Alberione

En 1914 el sacerdote Santiago Alberione fundó en Italia la Editorial San Pablo, que nació como parte de la Sociedad de San Pablo, los llamados paulinos, cuya misión consiste en evangelizar a través de los medios de comunicación. Más tarde se crearon las primeras librerías para vender y promover los contenidos publicados por la editorial católica.

En 1951 llegaron los primeros paulinos a Venezuela, específicamente a Caracas. Fueron el padre Francisco Sirito y el hermano Jesé Scarnato. Poco a poco la Sociedad de San Pablo en el país se fue expandiendo, fundado librerías en varias ciudades. 


LA LIBRERÍA SAN PABLO DE MÉRIDA SE ESTABLECE EN 1992 EN SU PRIMERA SEDE. HOY, CASI 30 AÑOS DESPUÉS, SE MANTIENE ABIERTA INCLUSO DURANTE LA CUARENTENA


La Librería San Pablo de Mérida se establece en 1992 en su primera sede, más pequeña que la actual, pero también ubicada en el centro de la ciudad. Hoy, casi 30 años después, se mantiene abierta incluso durante la cuarentena. Su oferta bibliográfica es amplia, destacando por estas fechas todo lo relacionado con la vida y obra del beato de Venezuela, el Dr. José Gregorio Hernández.

Ludens, Lugar Común y Alejandría: los tres nombres de una misma librería

Ir al cine en el C.C. Alto Prado era también encontrarse con libros. La Librería Alejandría fue fundada primero con el nombre de Ludens en 1999, siendo la tercera sucursal que existía en el país y la única fuera de Caracas. Quedaba entonces frente a una oficina bancaria en la misma avenida 3 donde están Temas y Nexos. Tres años más tarde su primera encargada renuncia y a finales de ese año la librería encuentra nueva sede y nuevo encargado, el librero peruano Luis Ramírez.

A finales de 2017 la librería pasa a llamarse Lugar Común, tras ser adquirida por el entonces propietario de la librería homónima que existía en Caracas. El nuevo nombre duró poco y en 2018 se convierte en Librería Alejandría Mérida, para diferenciarla de las que hay en la capital del país.


LA LIBRERÍA ALEJANDRÍA FUE FUNDADA PRIMERO CON EL NOMBRE DE LUDENS EN 1999, SIENDO LA TERCERA SUCURSAL QUE EXISTÍA EN EL PAÍS Y LA ÚNICA FUERA DE CARACAS


A pesar de la crisis y de que no reciben novedades incluso antes de que comenzara la cuarentena, Luis Ramírez abre sin falta la librería los días que le son permitidos. El oficio de librero, al que comenzó a dedicarse en 1975 en su Lima natal, es el único que quiere seguir ejerciendo. Desde que llegó a Venezuela, en 1978, ha trabajado vendiendo libros y confiesa que, aunque han bajado las ventas, nunca le faltan compradores.

Nexos, un proyecto ideado por Martín Szinetar y Rafael Cartay

La Librería Nexos se fundó en el año 2001. Sus primeros directores fueron el reconocido gastrónomo y escritor Rafael Cartay y el historiador y librero Martín Szinetar, ambos profesores jubilados de la ULA. Desde 2006 la librería, única dedicada exclusivamente a la venta de libros usados en Mérida, está a cargo de Szinetar, en cuya labor cuenta con el indispensable apoyo de Milagros Vielma.

Actualmente la librería está reorganizando su inventario, porque como Temas, han recibido libros de profesores de la ULA que ya no están. Sin embargo, abren los días que pueden durante la cuarentena. Allí acuden jóvenes y mayores a buscar textos cuyas primeras ediciones son tesoros que reposan en las estanterías de esta librería, donde también la venta de películas clásicas ha sido famosa.


LA LIBRERÍA NEXOS SE FUNDÓ EN EL AÑO 2001. SUS PRIMEROS DIRECTORES FUERON EL RECONOCIDO GASTRÓNOMO Y ESCRITOR RAFAEL CARTAY Y EL HISTORIADOR Y LIBRERO MARTÍN SZINETAR


Aunque en Nexos predominan los libros de humanidades, también los hay de muchas otras áreas, así como textos de ficción. Siendo Szinetar un apasionado de la obra de Sigmund Freud, no faltan en su librería los más importantes libros de su obra y de los psicoanalistas que le siguieron.

La Rama Dorada de Alexander Bustamante

En el año 2008 a Alexander Bustamante, profesor de la Facultad de Humanidades de la ULA, le incomodaba el exagerado uso de fotocopias que debían sacar los estudiantes, sobre todo de la Escuela de Letras, para leer los libros que les asignaban sus profesores. Debido a ello, y gracias a los libros que le daban en consignación editoriales locales que existían por entonces, decidió montar tres veces a la semana una mesa de libros en el patio central de la Facultad, con el apoyo de varios estudiantes. Esa, recuerda, fue la semilla de lo que luego se convertiría en La Rama Dorada.

Al igual que en Nexos, en La Rama Dorada venden libros usados principalmente, pero también nuevos. Su primera sede como librería, inaugurada en 2011, tenía apenas 3 metros cuadrados. Pronto se mudaron a un segundo local, donde se amplía el concepto y pasa a convertirse en una librería-café. Luego crean un club de lectura, único en la ciudad.


EN LA RAMA DORADA NO SOLO OFRECEN LIBROS Y CAFÉ, SINO QUE ALQUILAN ESPACIOS PARA EL COWORKING, SE EXHIBEN OBRAS DE ARTE, SE DICTAN CURSOS Y TALLERES DE FORMACIÓN


Desde enero de 2018 La Rama Dorada está ubicada en la emblemática casa Ave María, diseñada por el reconocido arquitecto Manuel Mujica Millán. Aquí no solo ofrecen libros y café, sino que alquilan espacios para el coworking, se exhiben obras de arte, se dictan cursos y talleres de formación y se hacen distintos eventos. Bustamante ahora prefiere llamar a La Rama Dorada, más que una librería, un clúster cultural.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.