Este Martes Santo está dedicado a la contemplación de la advocación de Jesús, humilde y paciente. La celebración en familia medita sobre la profecía de Isaías del Varón de Dolores: «Que el perdón venza al odio y la indulgencia a la venganza»

En este Martes Santo, la Iglesia hace memoria de Jesús, humilde y paciente. Hoy es un día en el que los fieles cristianos están llamados a meditar en familia los pasos previos a la pasión de Cristo, mesías que ha congregado a todas la gente a fin de que la salvación llegue hasta todos los rincones de la Tierra, no sin una cuota de dolor y sufrimiento, que se comprobará al final con su Pasión, Muerte y Resurrección.

El cardenal Porras Cardozo ha señalado en transmisiones vía Instagram que la Semana Santa 2020 es inédita. “No es para estar perplejos o indecisos. Es una oportunidad para valorar más y mejor lo que significa la ausencia de lo usual, que nos lleva a darnos cuenta de la importancia y necesidad de lo realmente valioso”.

“La magnitud e imprevisibilidad de este acontecimiento no debe dejarnos indiferentes, sino que obliga a crecer en el misterio de la acción amorosa, providente y misericordiosa de nuestro Padre-Dios”, señala el purpurado venezolano.

LEE TAMBIÉN

A REZAR POR LOS ENFERMOS LLAMÓ LA IGLESIA ESTE LUNES SANTO

La advocación de Jesús, humilde y paciente, representa la profecía de Isaías sobre el Varón de Dolores. Nace en España y es traída a Venezuela por los misioneros católicos en el año 1590. Las diferentes obras artísticas que se encuentran en los templos católicos hacen la representación del prefacio -parte de la misa que precede inmediatamente a la consagración del pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo-: «Que el perdón venza al odio y la indulgencia a la venganza».

El difícil momento que vive la humanidad, en recogimiento y en cuarentena debido al COVID-19, ha sido una oportunidad aprovechada por la Iglesia para hacer, de cada hogar, un templo.

“Sería obtuso para la humanidad no escuchar las lecciones de la pandemia en cuanto al imperativo de cambios profundos como corolario de la enfermedad. Entre ellos, volver al respeto del tan maltratado y dilapidado orden natural como insoslayable receta para la supervivencia del Planeta”, señala el padre Honegger Molina, párroco de la Anunciación del Señor en La Boyera, Caracas, en su cuenta de Twitter.

“La Iglesia tiene 2 mil años reinventándose y en esta oportunidad no podría ser distinto. Contamos con la asistencia del Espíritu Santo”, expone a raíz de las celebraciones litúrgicas que han movido las redes sociales, en las que solo en Caracas se reportaron más de 150 misas transmitidas el pasado Domingo de Ramos.

El cardenal Porras ha pedido, para estos días de cuarentena por la epidemia del coronavirus, a todos los fieles: “Ayudémonos unos a otros y no tengamos reparos en cuidarnos, sin distingo de ninguna especie, permaneciendo pendientes de quienes más lo necesitan, pobres y excluidos. Agradezcamos profundamente el interés, vocación de servicio y profesionalismo de quienes se ocupan de la salud”.


Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.