23.6 C
Caracas
viernes, 27 noviembre, 2020

Cano Estremera conoció el éxito con dos canciones venezolanas

El merengue criollo de los años 30 “El muñeco de la ciudad” y la tonada “El caimán”, creaciones de Adrián Pérez y Simón Díaz, fueron determinantes en la carrera del salsero puertorriqueño que falleció este 28 de octubre en San Juan

-

La muerte de Carlos “Cano” Estremera fue un golpe para los seguidores de la salsa. En su natal Puerto Rico, así como en todo el Caribe y Suramérica, lamentaron el fallecimiento de “El dueño del soneo”, que fue anunciada la tarde de este 28 de octubre a través de las redes sociales por su esposa, Yamira Arce-Estremera, desde San Juan.

Desde finales de la década de los 70, la voz y el swing pegajoso de “Cano” Estremera encontraron especialmente en el valle de Caracas un eco que aún retumba en las calles. Bobby Valetín, “El rey del bajo”, le abrió las puertas de su orquesta y en 1978 fue la voz principal del álbum La boda de ella, del sello Bronco Records, un éxito en el que destacaba la canción que le dio el nombre al LP, así como un merengue venezolano famoso en la primera mitad del siglo XX, específicamente de los años 30: “El muñeco de la ciudad”.

Esta pieza escrita en 1929 por el mirandino Adrián Pérez (guarenero, para más señas) ha sido versionada por varias orquestas del Caribe en distintos géneros, pero el ritmo que le puso Valentín junto con la chispa de “Cano” Estremera hicieron que nuevamente se bailara en los barrios caraqueños por una nueva generación. En 2013, durante la celebración del Día de la Salsa en Puerto Rico, el albino interpretó como solista esta canción con más libertad para transgredir el arreglo hecho por Valentín.

LEE TAMBIÉN

Ozuna sorprende al más pequeño del mundo sobre inclusión en el libro Guinness

Luego del éxito de La boda de ella, “Cano” Estremera sigue como cantante principal en el disco Siempre en forma, lanzado en 1981, que tuvo como uno de sus surcos más bailados Qué te pasó. Pero fue en 1982 cuando dio un paso determinante para convertirse en figura, con una producción de Valentín cuyo título mostraba a una estrella consolidada: Bobby Valentín presenta a “Cano” Estremera. La canción más pegajosa del álbum es un arreglo hecho por Valentín a una creación del mismísimo Simón Díaz, El caimán.

El relato de Mercedes “bañándose” en el río pasó de la tonada melodiosa del maestro Simón Díaz a la picardía y el swing caribeño de la orquesta de Bobby Valentín con la singular voz de “Cano” Estremera. La letra no fue alterada en ninguna de sus tres estrofas, pero se incluyó un coro (“Y que de ahora en adelante que cuente con un amigo”) que abría espacio para que Estremera se luciera con fragmentos que resaltan pasajes de la historia. 

- Advertisement -

Pudimos ver a un veinteañero Estremera interpretando esta canción que fue incluida por el diario El Nuevo Día de Puerto Rico entre las 10 mejores cantadas por el desaparecido sonero.  

LEE TAMBIÉN

Ricardo Montaner y Sebastián Yatra cantarán en el Grammy Latino 2020

Estremera, que decía que por su condición de albino no tuvo las mismas oportunidades educativas que sus amigos en Santurce, fue irreverente. Jugaba con el ritmo, cambiaba las letras, era controvertido en el escenario. Fue suspendido en varias oportunidades de las presentaciones en las plazas públicas de San Juan de Puerto Rico, por improvisaciones que rayaban en la procacidad. Pero era auténtico, rompía con lo establecido.

“Hay que vivir con lo que uno postula. Yo hubiese sido igual de disidente si hubiera sido político, abogado o doctor… Hubiese tenido la misma problemática porque esa es mi manera de ser. Donde quiera que voy revoluciono la cosa”, dijo en una entrevista con la periodista puertorriqueña Alba Nydia.

Titulares en Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela anuncian hoy la partida del hombre que puso a bailar a varias generaciones. Muchos con su swing se enamoraron, celebraron, se despecharon, pero siempre rumbearon (así sea con La boda de ella).

Los pulmones de Estremera comenzaron a fallar en 2017 y en 2018 recibió un doble trasplante, pero producto de la cirugía sufrió una parálisis en las piernas. Desde ese momento sus fans comenzaron a extrañarlo en la tarima y hoy lamentan su partida.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado