21.7 C
Caracas
miércoles, 21 octubre, 2020

AUDIO | Para muchos padres venezolanos, comprar los útiles escolares significa no comer

-

En una encuesta realizada vía mensaje de texto por El Pitazo, se detectó que al menos siete familias decidieron no enviar a los niños a la escuela porque no había dinero para costear los uniformes. Más de 450 personas participaron en el sondeo

Foto: AVN
| Foto: AVN


Por: Arysbell Arismendi | El Pitazo – Distrito Capital
“No les he podido comprar (útiles y uniformes), porque si lo hago no tengo con qué comer”; “no he comprado nada; lo que gano es para comer”; “nada, porque si compro uniformes no comen. Así que a usar los del año pasado”; “no hicimos nada este año. Mis hijos no estudian; no hay dinero para útiles y no van a estudiar con hambre”; “dejé de comprar comida y pasé hambre para poder comprarles algunas cosas ¡Y todavía falta!”.

El párrafo de entrada a este texto reúne cinco de 454 respuestas que recibió El Pitazo a una encuesta realizada el pasado 26 de septiembre de 2016 vía mensaje de texto. Usuarios del medio respondieron de forma anónima a la siguiente interrogante: ¿Qué hiciste para comprar lo que necesitan tus hijos en el inicio de clases?
Si bien la mayoría de los lectores expresaron que no habían comprado “nada” porque estaban desempleados o no contaban con el dinero suficiente para costear los útiles escolares, otros señalaron que tuvieron que vender artículos del hogar, solicitar préstamos bancarios y personales, “bachaquear”, usar el crédito completo de las tarjetas bancarias y pedir un adelanto de prestaciones sociales para enviar a sus hijos a la escuela con uniforme y herramientas básicas para estudiar. El problema, agregaron, es que el poco dinero que obtienen, lo invierten en comida.
“Como la vaina está tan jodía en este país, me tocó vender el televisor y la lavadora para comprarles las cosas a los niños, todos los útiles escolares, y como el dinero que me dieron no alcanzó para comprar todo, con lo del sueldo de la semana tocó completar para comprar los lápices y otras cositas, y bueno aquí andamos pasando hambre y mandando a los muchachos cuando llegan para donde la abuela”, comentó uno de los entrevistados a El Pitazo, medio con una audiencia que, principalmente, está situada en los estratos más bajos de la población venezolana.
“Mi trabajo no alcanza para comprar los útiles a cuatro muchachos. Me fui a pedir en el autobús y todavía no he podido comprar ni los zapatos ni el uniforme. Pienso ir a ‘bachaquear’ para completar”, manifestó otro de los encuestados.
Entre las respuestas llamaron la atención aquellas en las que un padre o una madre respondió que su hijo abandonó la escuela por no tener los recursos económicos para comprar útiles y uniformes o para pagar el colegio: “No le he comprado nada; no lo he podido ni inscribir porque no tengo dinero y estoy sin empleo”; “no los voy a mandar porque no tienen uniformes”; “estoy triste porque mis hijos no tienen uniformes, zapatos ni útiles. No seguirán estudiando porque no tengo empleo; lamentablemente no tengo dinero”; “nada, no tenemos los recursos para que inicien el año escolar. Perderán el año”.
En contraste, usuarios también expresaron que habían podido obtener los útiles y uniformes a través de las ferias gubernamentales y de los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP), que no solo se han dispuesto para la venta de alimentos regulados sino también de productos escolares a bajos precios. “Nada. Fueron afortunados y por el CLAP textil tienen tremendos uniformes y pronto viene el morral de Chávez”, respondió uno de los usuarios, haciendo referencia a morrales de color rojo con la imagen del expresidente Hugo Chávez, los cuales han sido entregados durante los dos gobiernos del chavismo de manera gratuita.
Venezuela se enfrenta desde finales de 2014 a una de las crisis económicas más adversas para la población venezolana en las últimas cuatro décadas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una inflación cercana a 500% al cierre de 2016.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado