Los estudiantes vencieron una noche en la que el clamor de libertad fue la norma

La plaza Bolívar de Chacao fue el escenario de una vigilia protagonizada por los estudiantes de las principales universidades del país. Cantaron, rezaron, bailaron y compartieron sin olvidar su consigna de libertad

494
Hicieron una oración por los caídos y pidieron la libertad de Venezuela. Foto: Ronald E. Peña

Caracas.- “Concédenos Señor la libertad“. Esa fue la petición que hicieron con los ojos cerrados los estudiantes y miembros de la sociedad civil asistentes a la denominada “vigilia por los caídos“, con la que los opositores a Nicolás Maduro cerraron el Día de la Juventud.

Dispuestos a pasar la noche entera en la plaza Bolívar de Chacao, los muchachos y los no tan muchachos dejaron a un lado la euforia que los acompañó en la marcha matutina y se dejaron embriagar por la nostalgia y la esperanza contenida en las palabras de todos los que se dirigieron al público y por alguno que otro trago de licor.

Camisas en las que se podía leer “vamos bien”, pancartas, paleógrafos de todos los tamaños, micrófonos, carpas e instrumentos musicales fueron las armas de estos jóvenes para aguantar una noche a la intemperie en una de las ciudades más peligrosas del mundo, tal como lo certifica el último estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal de México.

“Los estudiantes estamos en vigilia porque soñamos despiertos, porque soñamos con proyectar la Venezuela del futuro. Porque por fin estamos viendo la libertad de Venezuela llegar”, dijo uno de los dirigentes estudiantiles antes de iniciar el evento en el que la palabra más dicha fue “libertad” que al menos retumbó en las cornetas desplegadas en este espacio unas 110 hasta la 1 de la mañana.

LEE TAMBIÉN: 

ESTUDIANTES REALIZAN VIGILIA POR LA LIBERTAD EN LA PLAZA BOLÍVAR DE CHACAO

Los muchachos la gritaron como consigna, los intelectuales como parte de una lección, los cantantes la pronunciaron en medio de tonadas de distintos idiomas y ritmos y los humoristas hicieron chistes en torno a la cercanía que sentían de que se alcanzara. Todos clamaron libertad y pidieron no desmayar en la lucha que inició con el año para conseguir  un cambio en Venezuela.

“Hoy todos nosotros somos los responsables de la próxima libertad de Venezuela. Y, sepan señores que esto es indetenible… No nos pueden decir que no vamos a alcanzar la libertad”, dijo Alfredo García, secretario Adjunto de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela para dar paso a una oración en homenaje a los caídos en las manifestaciones de 2014, 2017 y de este inicio de 2019.

El dirigente estudiantil recordó a fallecidos como Neomar Lander, Génesis Carmona y Bassil Da Costa y aseguró que “no los olvidamos, pero esta vez es diferente porque sabemos que la libertad está cerquita”.

Los chamos se sentaron en el piso, como si se tratara de una clase al aire libre. Los mayores se ubicaron en los alrededores de pie o en las escaleras para participar de la oración ofrecida por el párroco de la iglesia de Chacao, Alfredo Infante.  “Concédenos Señor la libertad “, era la respuesta que daban los presentes a las peticiones expuestas durante la oración católica. 


LEE TAMBIÉN: 

EN GUÁRICO HICIERON VIGILIA EN HONOR A LOS MUERTOS EN PROTESTAS

“Estamos invitados a parir un nuevo país y a renacer con él”, dijo el Padre y comenzaron a pasar las ofrendas por la paz en Venezuela. La luz, los símbolos patrios, la Constitución y hasta un uniforme militar fueron parte de lo entregado. “Que iluminen a las fuerzas de seguridad para que se pongan del lado de los venezolanos y dejen pasar la ayuda humanitaria”, fue la solicitud más aplaudida por los presentes.

Los chamos cerraban los ojos, se tomaban de las manos, sostenían velas y algunos hasta dejaban caer unas lágrimas. “La energía aquí es tan bonita, tan emotiva, con tanta energía que uno de verdad se cree que la cosa va a cambiar. Basta ver la fe de esos muchachos para saber que vamos bien”, dijo Adriana Peña, una economista de 45 años que decidió acompañar al estudiantado en el trasnocho.

La multitud que a las 8:30 pm alcanzó su tope, comenzó a mitigarse poco a poco con el pasar de las horas. Pero los más jóvenes instalaron carpas, compartieron arepas, galletas, jugos, pan y hasta cotufas para pasar el rato de 12 horas que se plantearon.

“Venezuela vale cualquier trasnocho, cualquier peligro y cualquier sacrificio que podamos pasar y creo que es por un bien mayor”, fueron las palabras de Miroslava Colan, estudiante de Ciencias  Políticas de la Universidad Central de Venezuela.

LEE TAMBIÉN: 

VENEZOLANOS MANIFESTARON ESTE 12F POR LA JUVENTUD Y LA AYUDA HUMANITARIA

Miroslava no solo se refería al riesgo de ser presas de la delincuencia, sino al que impuso la presencia de una camioneta blanca tipo 4runner, sin placas, estacionada en un lateral de la plaza Bolívar de Chacao y desde la que de vez en cuando bajaban hombres vestidos de negro que hacían fotos a algunos de los presentes.

Pero, ningún joven se apabulló y más bien ese desparpajo propio de su edad fue el que permitió chistes como este que comentaba un estudiante a un grupo de amigos: “Acabo de llamar a mi mamá y le digo que estamos aquí, que armamos las carpas y que todo está bien y lo único que me pregunta es ¿entonces no hay disparos?”.

Los diputados no se desvelaron

Antes de las 10 de la noche la única dirigente política que respondió a la convocatoria estudiantil fue la activista Lilian Tintori, quien apuntó que “los que están presos van a salir en libertad y van a reconstruir a Venezuela… Yo quiero que la juventud de Venezuela se levante y sepa que esto que vivimos no está bien, no es correcto y que lo estamos cambiando”.

Pero, además de ella, ningún miembro de la Asamblea Nacional se presentó en la plaza. En cambio, figuras públicas de distintas aristas, como el periodista Iván Zambrano, el profesor Rafael Briceño, el comediante Manuel Redondo, la historiadora Ines Quintero y el profesor universitario Tulio Hernández dirigieron palabras a los presentes y mantuvieron activos a los muchachos por varias horas.

Muchos coincidieron en que tal vez “este es uno de los momentos más terribles de la historia del país”, como lo refirió Quintero; sin embargo rescataron la importancia de la alegría y del humor en tiempos de crisis “Eso es humanidad y el día que dejemos de vivirlo entonces el chavismo ganó”, acotó Briceño.

DÉJANOS TU COMENTARIO