La niña, de siete años, de cabellos tan enrollados como tornillitos color azabache y una brillante sonrisa sueña con ser veterinaria. Pero ahora su anhelo más grande es reencontrarse con su mamá y tres de sus hermanos, de los que fue separada en un lapso de dos años

.

Para el séptimo cumpleaños de Lusi, las niñas y las monjas de la casa hogar le prepararon una torta de vainilla con chispitas de chocolate para celebrar. Sobre la mesa del comedor, sirvieron pasta con huevo y sopa de auyama, pero la invitada especial no llegó ni al almuerzo, ni a los juegos en la terraza, ni para verla apagar las velas. Este 29 de abril, mamá no asistió.

Lusi y su hermana Clara llevan ocho meses viviendo en una nueva casa hogar, que comparten con otros 17 niños y adolescentes –entre 6 y 19 años de edad– que tienen, al igual que ellas, medidas de abrigo por no poder estar con sus familias de origen. En el lugar, ubicado a 32,2 kilómetros de Caracas, reciben educación, vestimenta, comida, vivienda y, sobre todo, afecto. Sin embargo, el mayor anhelo de Lusi es volver a estar con su familia.

Después de tanto esperar a que llegaran en su cumpleaños, pasaron dos semanas para que sus padres la visitaran. Mamá llevaba consigo una doctora de juguete, papá un paquete de galletas de fresa, esas que tanto le gustan a Lusi.

Conoce la historia de Lusi que es la de una niña que sueña con volver a casa, pero no puede.

Conoce los detalles de cada historia haciendo clic en esta imagen

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. Votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO