¡Contamos victorias! En la Cota 905 triunfaron la alegría y el deporte

Los atletas olímpicos Daniel Dhers y Robeilys Peinado visitaron el sábado 14 de agosto la Cota 905 y, al menos por ese día, la alegría y la paz triunfaron sobre la violencia que desde hace años azota a esa zona de Caracas. Esa es la victoria que destacamos esta semana en ¡Contamos victorias!

105
Daniel Dhers y Robeilys Peinado visitaron la Cota 905 el 14 de agosto, llevando alegría y esperanza a una zona azotada por la violencia delictiva | Foto: Ronald Peña

Caracas.- En nuestro boletín semanal ¡Contamos victorias! destacamos el talento musical de Ítalo, otro niño venezolano que cautivó al jurado de La Voz Kids Colombia, y del grupo Gaiteros del Pozón, que ganó disco de platino en Estados Unidos. Narramos el esfuerzo de Rayza Viloria para lograr ser una de las esteticistas preferidas por celebridades en Colombia y reseñamos los éxitos deportivos en béisbol y boxeo alcanzados por Miguel Cairo y Roger Gutiérrez, respectivamente.

Pero esta semana destacamos una victoria que logró algo más valioso que un trofeo o una medalla olímpica, aunque una de estas visitara el lugar de este triunfo. El sábado, 14 de agosto, los habitantes de la Cota 905 recibieron la visita de dos atletas olímpicos y, con ella, la dicha de que la alegría y el deporte le ganaran, al menos por un día, a la violencia y la delincuencia.

Daniel Dhers, nuestro medallista de plata en BMX Freestyle en Tokyo 2020, y Robeilys Peinado, la mejor garrochista del país y número 8 en su disciplina en los más recientes Juegos Olímpicos, compartieron con muchos de quienes disfrutaron la alegría de conocer en persona a dos de los atletas que vieron competir por televisión en representación de Venezuela.

Mientras Peinado firmaba autógrafos con sus uñas pintadas del tricolor nacional, Dhers emocionaba a los presentes con una demostración de lo que sabe hacer sobre su «bici». Decenas de niños, adolescentes y jóvenes que han visto armas y violencia desde que tienen memoria, miraban atónitos las piruetas de Daniel en el aire de su barrio, ese por el vuelan balas habitualmente. Veían embelesados la presea color plateado que Dhers ganó en Tokio y que ese día en la Cota 905 fue el color de la esperanza.

El 14 de agosto de 2021 será recordado por quienes viven en medio del miedo y la violencia como el día donde el sonido de una bicicleta sustituyó al del tiroteo; donde el deporte representó una posibilidad de superación en lugar de la pertenencia a una banda delictiva. El día en que dos venezolanos demostraron con su ejemplo que el esfuerzo y la disciplina rinden mejores frutos que el delito y la maldad. Por eso, en El Pitazo contamos esta fecha como una victoria nacional.

¿Conoces otras victorias de venezolanos alcanzadas dentro o fuera del país? ¡Queremos conocerlas! Escríbenos a [email protected] ¡Hasta la próxima semana!

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.