Un médico cubano despidió a especialista venezolano del hospital de La Victoria

El joven residente aclaró en conversación con El Pitazo que nunca le faltó el respeto al director médico y que solo alzó su voz de protesta en respaldo a colegas del área de pediatría. Desde el lunes 18 de marzo, Keyner Celis, el médico despedido, tiene prohibida la entrada al hospital José Maria Benítez de La Victoria

7225
"Solicito se me reintegre porque dependo de eso para sustentar a mi familia", expresó Keyner Celis | Foto: cortesía KC Twitter

El médico venezolano Keyner Celis fue despedido del hospital José Maria Benítez de La Victoria por un facultativo cubano por faltarle el respeto, presuntamente, al director médico del centro de salud, Uvaldo Felpeto Tejeda, médico cubano, nombrado el 12 de marzo de este año por la Corporación de Salud de Aragua como nuevo encargado del centro hospitalario.

Felpeto Tejada llegó a Venezuela en el año 2004 gracias al convenio de salud Cuba-Venezuela creado por Hugo Chávez Frías. Hoy reemplaza en la Dirección del hospital a Benito Aguilera, quien también es director docente del Hospital Central de Maracay (HCM) y director del Seguro Social “Carabaño Tosta”, de San José.

“El secretario de Salud de Aragua, Juan Dávila, se reunió con nosotros y dijo que desde el 12 de marzo Felpeto era el nuevo director. No tenemos un documento oficial, pero salió de la boca del secretario y de Benito Aguilera”, señaló Celis. Este profesional de la medicina aclaró que no criminaliza que un extranjero asuma un cargo público, pero expresó que se aferra a la meritocracia. “Deben dirigir nuestras instituciones personas con capacidades y con experiencia”, precisó.


LEE TAMBIÉN: 

DESPEDIDO MÉDICO EN EL HOSPITAL DE LA VICTORIA POR EXIGIR EL DERECHO A LA SALUD

Keyner Celis, quien también es presidente de la Sociedad de Médicos y Residentes (Somir) del Benítez, tiene prohibida la entrada al hospital desde el lunes 18 de marzo, fecha en la que recibió de la Coordinación de Recursos Humanos la notificación del cese de sus funciones como residente, en cumplimiento del artículo 8 de la Ley de Ejercicio de la Medicina.

“Fui despedido de manera injustificada, sin bases legales y con argumentos falsos. Hoy quiero aclarar ante la opinión pública, a mis colegas y pacientes que es falso que le falté el respeto al director médico. Solo le exigí que se pusiese del lado de los médicos que cumplen funciones en la emergencia y que por falta de suministros y medicamentos, no pueden cumplir su trabajo”, expresó Celis.

Indicó el especialista médico que toda la escasez a la que ha hecho referencia demuestra que el sistema de salud venezolano está en una emergencia humanitaria compleja y que el hospital de La Victoria se está cayendo a pedazos. En relación con su caso indicó: “Fui despedido sin ser escuchado, sin tener ni siquiera la primera amonestación verbal o por escrito, sin el debido procedimiento”, expresó.

En la carta de despido se observa que Uvaldo Felpeto Tejada es director del hospital de La Victoria | Foto: cortesía Somir

Al médico residente se le acusó de no querer atender a pacientes de pediatría; sin embargo, él está asignado a otra área, a cuidados intensivos (UCI) de medicina interna.

“Es mentira que no quise atender a pacientes pediátricos el día domingo (17 de marzo). Soy médico de la unidad de cuidados intensivos y alcé mi voz en apoyo a los médicos de pediatría. No cumplo funciones en pediatría, por eso queda sin efecto cualquier acusación en mi contra”, aclaró.


LEE TAMBIÉN: 

MÉDICOS DEL PÉREZ CARREÑO PROTESTARON POR LA DESTITUCIÓN DEL DOCTOR NEOMAR BALZA

La medida de despido afecta al joven médico de 25 años de edad porque con un sueldo de 12.890 bolívares quincenales debe mantener a su familia. Tiene un hijo de apenas tres años de edad.

“Quiero seguir en mi país, quiero que mi hijo crezca con oportunidades, quiero que se forme para que sea un profesional que contribuya al crecimiento del país. Solicito que se me reintegre porque dependo de eso para sustentar a mi familia y he luchado por la justa lucha por la salud”, apuntó. Expresó que no se va a poner a la orden de Corposalud porque no incurrió en ninguna falta grave. Asimismo, agradeció al gremio médico y a la sociedad civil por el apoyo que ha recibido.

“Estudié en la Universidad Rómulo Gallegos. Hice mis últimos tres años de práctica médica en el hospital José María Benítez de La Victoria. Estaba en cumplimiento de mi artículo 8 en dicho hospital por el servicio de UCI y quería especializarme en anestesia. Crecí en un pueblo humilde con una familia humilde, los cuales difícilmente podían cubrir un servicio de salud de calidad. Alcé mi voz en el hospital por ellos y porque morían pacientes por falta de suministros y porque no existían condiciones para brindar un sistema de salud acorde. Fui despedido por exigir que atiendan la grave emergencia humanitaria que atraviesa el país”, agregó el médico residente.

El caso de Keyner Celis y otros médicos despedidos de manera arbitraria en los últimos días fueron presentados el martes 19 ante la mesa técnica de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que visita a Venezuela

El caso de Keyner Celis fue presentado en la mesa técnica de Derechos Humanos de la ONU que visita a Venezuela | Foto: cortesía Somir

DÉJANOS TU COMENTARIO