22.2 C
Caracas
lunes, 28 septiembre, 2020

Tres detenidos deja trifulca en cola de gasolina en Bejuma

Este jueves 3 de septiembre se generó una trifulca a las afueras de la estación de servicio Shell, municipio Bejuma del estado Carabobo, cuando funcionarios de la Policía Municipal de Bejuma les impidieron surtir gasolina a quienes estaban en la cola desde hace ocho días, alegando que no le correspondía por su número de placa

-

Bejuma.- Una trifulca se registró la mañana de este jueves 3 de septiembre, entre civiles y policías, en la estación de servicio Nuevas Delicias, conocida como la Shell, en el municipio Bejuma del estado Carabobo. En el hecho hubo golpes, tiros al aire y tres detenidos.

Testigos del hecho relataron a El Pitazo, la tarde del jueves 3 de septiembre, que la situación se desencadenó luego de que un funcionario de la Policía Municipal de Bejuma (PMB), de apellido Molina, les dijera a quienes llevaban ocho días haciendo cola para poder surtir gasolina que no iban a ser atendidos, porque no les correspondía su número de placa y que solo pasarían las que terminan 9 y 0.

Afectados, que no quisieron identificarse, dijeron que la posición del funcionario causó molestia en los presentes, generándose un intercambio de palabras entre él y un joven de nombre José Utrera, que esperaba por equipar.

Los denunciantes explicaron que el uniformado en cuestión le exigió a Utrera entregar sus documentos personales, a lo que él se rehusó. “El funcionario ordenó a los otros uniformados que le pusieran los ganchos y se le fueron encima al muchacho”.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

CARABOBO | USUARIOS Y POLICÍAS DE BEJUMA FORCEJEAN EN COLA DE GASOLINA

Uno de los testigos relató que en ese momento empezó la pelea entre los funcionarios y Utrera. “Él fue golpeado por los efectivos y se tuvo que defender”. Contó que al ver lo que pasaba, algunos de los presentes salieron en defensa del joven y es ahí cuando uno de los policías sacó a relucir su arma de fuego, los apuntó y lanzó varios tiros al aire.

Una testigo del hecho, y quien grabó parte de la situación con su teléfono, denunció que su esposo también fue agredido por un funcionario de nombre Diego Rosales, cuando intentaba defender a Utrera de las agresiones policiales. “Mi esposo se encontraba dentro del carro, pero al observar que un funcionario apuntaba con su arma a Utrera, se bajó a auxiliar al joven, pero un policía de nombre Diego Rosales se lo impidió, lo tiró al piso golpeándolo con la cacha de la pistola”, aseguró.

Relató que finalmente los uniformados se llevaron detenido a Utrera, a su padre de 68 años de edad, quien también fue golpeado por los PMB al tratar de defender a su hijo y a su sobrino de 16 años.

Calvario por gasolina

La familia Utrera relató que desde hace ocho días estaban haciendo cola para equipar, que en primer lugar se fueron a la estación de servicio Gran Lourdes, pero al ver que no lograban llenar se mudaron a la Shell el lunes 31 de agosto. “Ese mismo día en la noche llegó la policía y nos dijo que ahí no podíamos pernoctar, que volviéramos al día siguiente y que de ahora en adelante se atendería por terminal de placa”.

Añadieron que no le pareció justo que luego de tantos días en cola les dijeran a última hora que no iban a ser atendidos. “Decidimos de todas maneras volver los días siguientes conservando nuestro puesto, ya todos sabíamos dónde estábamos ubicados”.

Los afectados consideraron que la orden del alcalde Rafael Morales de aplicar pico y placa debió ejecutarse de otra manera y tomar en cuenta a quienes para el momento de esa decisión se encontraban varios días en cola. “La gasolina no está llegando todos los días, ni a todas las estaciones de servicio. Consideramos que no es apropiado aplicar pico y placa en estas circunstancias”.

Al cierre de esta nota, los miembros de la familia Utrera continuaban detenidos en la sede de la PMB. Sus familiares manifestaron que el señor de la tercera edad presenta un cuadro diabético y que su estado de salud les preocupaba.

Es de resaltar que el equipo de El Pitazo aguardó por una hora a las afueras de la Policía Municipal a la espera de ser atendidos por la directora de este organismo, Militza Ramírez, pero se nos informó que se encontraba en una reunión y no podía atendernos.

Por su parte, el alcalde del municipio, Rafael Morales, publicó en su estado de WhatsApp que los funcionarios actuantes en el hecho estaban a la orden de la Inspectoría para el Control Policial y se estaban haciendo las denuncias pertinentes ante el Ministerio Publico de los involucrados.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado