Trabajadores de Fiat Chrysler Automóviles aseguraron que la empresa pasará a ser concesionario

Indicaron que más de 400 trabajadores podrían quedar desempleados con el nuevo modelo de negocios de la empresa

1021

Valencia.- Dirigentes sindicales de Fiat Chrysler Automóviles de Venezuela (FCA) en Carabobo, denunciaron que la empresa mantiene paralizada la producción desde el mes de enero e indicaron que la ensambladora podría pasar a ser una importadora de vehículos y repuestos

Los trabajadores manifestaron preocupación, pues sostienen que si la empresa cambia el modelo de negocio, más de 400 personas podrían quedar sin empleo. “Nos manifestaron que ya no tienen los recursos suficientes para mantener la nómina, incluso ya están hablando de una situación en extremo, como lo es pago semanal, ya la empresa no tiene flujo de caja. Trabajan con créditos a través de la banca privada y a raíz del encaje legal ya no tienen la capacidad financiera para honrar los salarios de los trabajadores ni los compromisos con los proveedores”, indicó el secretario de reclamos del sindicato de FCA, Henry Ospina Castro.

El dirigente sindical señaló que la directiva de la empresa les manifestó que este año no existe la posibilidad de producir vehículos. “El año pasado se ensamblaron 60 unidades en FCA, esto representa medio día de trabajo en condiciones normales. En otras épocas ensamblábamos 120 unidades en dos turnos, 14.000 unidades anuales y ahora llegamos a esta paralización. El modelo de FCA lo estáN siguiendo Ford, Toyota, y fue el mismo patrón que se siguió en General Motors, que ya no existe”, aseveró Ospina. 

Aseguró además, que la nómina se redujo más de 50 % en los últimos cuatro años como consecuencia de la crisis económica que registra Venezuela. “Desde 2009 fue complicado, luego en 2013 esto se radicalizó; de los 1.700 trabajadores que tenía FCA en su mejor momento solo quedan 417 trabajadores, entre los de nómina mensual y nómina diaria”, manifestó.

LEE TAMBIÉN: 

TRABAJADORES DE CORPOELEC TIENEN SEIS AÑOS SIN RECIBIR DOTACIÓN DE IMPLEMENTOS

José Aguilar, trabajador con 20 años en la empresa, dijo estar preocupado por su destino laboral. “Anteriormente teníamos todos los beneficios; ya prácticamente no estamos percibiendo nada. En este momento estoy haciendo servicios de taxi; hasta plátano he vendido. Estoy bastante mal y creo que todos los compañeros están en las mismas condiciones”, comentó.

Jesús Abello, quien tiene 14 años en la empresa, aseguró que han tenido que hacer otras actividades. ”Hemos perdido beneficios sociales, HCM, comedor, servicios odontológicos. Antes los trabajadores enfermos tenían las terapias en la empresa y eso tampoco lo tenemos”, dijo Abello.

Los trabajadores expresaron que las propuestas realizadas desde el régimen de Nicolás Maduro solo quedaron en promesas. 

DÉJANOS TU COMENTARIO