Servicio de ambulancias en los valles altos de Carabobo está en emergencia

De 17 unidades que había en 2014 en Bejuma, Miranda y Montalbán, solo quedan tres activas. Ante la falta de acciones de los gobiernos regional y municipal, comerciantes de la zona reactivaron una ambulancia full equipo

102
Los bomberos esperan poder activar una unidad | Foto: Ipys

Valencia. Carros particulares o motos es lo que usan frecuentemente los vallealtinos para trasladar enfermos, heridos o mujeres en trabajo de parto a los diferentes centros médicos. El servicio de ambulancia ha decaído en la zona.

Las unidades se fueron dañando por su uso y se arrumaron en las sedes de los diferentes cuerpos de seguridad y rescate, o en talleres, a la espera de que el gobierno regional o el municipal dispusieran de una partida para repararlas.

Al parecer no ha habido la voluntad política para hacerlo, lo que llevó a que de 17 unidades que había para el 2014 entre los municipios Bejuma, Miranda y Montalbán, queden solo tres.

LEE TAMBIÉN

CRUZ ROJA ARAGUA HA ENTREGADO SEIS TONELADAS DE MEDICAMENTOS

Según datos aportados por los cuerpos de rescate en Bejuma, el Sistema Integrado de Ambulancias Bejuma (Siamb) tenía tres unidades; los Bomberos Bejuma, una ambulancia; el Hospital de Bejuma tenía una asignada por Insalud; el ambulatorio de la parroquia Chirgua, una; una ambulancia y un vehículo todo terreno para traslados tenía el ambulatorio de la parroquia Canoabo y Protección Civil (PC) de Bejuma, una unidad multipropósito.

Actualmente solo hay tres unidades en Bejuma: una que entró en funcionamiento el 22 de octubre, perteneciente a Protección Civil; una que tienen los Bomberos y otra que está asignada al ambulatorio de la parroquia Chirgua, pero que solo es de uso interno, pues quienes se hacen cargo de sus gastos (cauchos, aceite, reparación en general) son la comunidad y los mismos trabajadores del centro médico y la usan con cautela.

Miranda y Montalbán sin unidades

Según informó Henrry Barreno, jefe de Protección Civil en Miranda, la Alcaldía de este municipio tiene una unidad, pero está dañada. La unidad de PC Miranda se averió hace dos años. “Ya cumplió sus años de vida útil; se fundió”, explicó Barreno.

En este municipio también existía una brigada de rescate sin fines de lucro, llamada Bersoc. Ellos disponían de un vehículo todo terreno, que fungía de ambulancia y unidad de rescate, pero desde hace dos años el automóvil está en un taller de la zona esperando por recursos para ser reparado.

Barreno señaló que en Montalbán desde 2014, aproximadamente, se quedaron sin unidad. Y a los bomberos de este municipio, que tenían cuatro unidades, se les empezaron a dañar y en la actualidad se quedaron sin ambulancia.

Los comerciantes meten el pecho

Ante la falta de acciones por parte de los gobiernos regional y municipal, los comerciantes dieron un gran paso y aportaron su granito de arena para sacar al ruedo una de las unidades de Protección Civil Bejuma, cuerpo que llevaba unos cuatro años sin ambulancia.

La ambulancia, denominada “Metro 04”, fue reactivada en el mes de octubre gracias la Asociación Civil “Una Mano Amiga”, que en conjunto con PC comenzaron a buscar recursos entre los comerciantes de la zona, logrando así rescatar este vehículo.

LEE TAMBIÉN

COORDINADORA DE EMERGENCIA HUMANITARIA: «MÁS DE 500 MIL PERSONAS DE VALENCIA MIGRARON EN 2019»

El jefe de PC Bejuma, Alexis Pacheco, señaló que ante el déficit de ambulancias que azota al eje occidental carabobeño, tomó el riesgo de traerse una unidad que se encontraba abandonada en la sede principal de Valencia para repararla con el apoyo de la mencionada asociación civil.

La unidad presentaba fallas mecánicas, que fueron solventadas gracias al apoyo de mecánicos de la zona y funcionarios de PC que trabajaron arduamente en la reparación. Además le faltaban cauchos, pastillas de freno y tenía dañado el tren delantero; se logró conseguir todos los repuestos gracias al aporte de los comerciantes.

Con esta unidad pasan a hacer tres las que están activas, solo dos de ellas para tres municipios, lo que no es suficiente; los rescatistas dicen que lo recomendable sería por lo menos una en cada municipio y cada parroquia.

La situación mantiene preocupados a los pobladores, pues las emergencias siempre están a “la vuelta de la esquina” y los organismos de seguridad no tienen cómo responder de manera eficaz.

Convenio Ipys El Pitazo

DÉJANOS TU COMENTARIO