21.7 C
Caracas
domingo, 19 mayo, 2024

Profesor detenido por el caso de los 33: “Nos dejaron hechos pedazos”

Luis Estrada fue uno de los 33 hombres detenidos en el local privado Avalon Man Club, ubicado en Valencia, estado Carabobo, y liberado tres días después. En entrevista concedida a El Pitazo contó cómo la experiencia que vivió los días que estuvo privado de libertad comprometieron su salud mental y emocional

-

Valencia.- Luis Estrada tiene problemas para conciliar el sueño. De ocho horas, solo duerme dos. Esto le sucede desde el pasado jueves 29 de julio después de pasar tres días privado de libertad. Él es uno de los 33 detenidos en el local privado Avalon Man Club, ubicado en Valencia, estado Carabobo.

Estrada contó, en entrevista para El Pitazo este 31 de julio, cómo fue la experiencia que vivió desde el momento en que allanaron el inmueble hasta salir de la cárcel. Esto comprometió su salud mental y la de sus compañeros: «Nos dejaron hechos pedazos».

«No me afecta lo que digan de mí en la prensa o redes sociales, me afecta no poder dormir. Fue una pesadilla estar encerrado», confesó visiblemente consternado.

El engaño y la oración

El domingo 23 de julio, 33 personas, cuyas edades oscilan entre los 21 y 51 años, se encontraban en las instalaciones de Avalon Man Club cuando funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) allanaron el inmueble sin una orden. La excusa: había contaminación sónica.

“Yo tenía 40 minutos o menos de haber llegado, me encontraba en la parte del patio, en el área de fumadores y, cuando salí hacia los lockers para buscar el encendedor, llegó la policía. En un principio, los uniformados explicaron que realizaban una inspección de rutina y debíamos ser trasladados a la sede de la PNB ubicada en Los Guayos, en calidad de testigos», contó.

Al llegar al comando policial, Estrada recuerda que recibieron un buen trato. En un principio los mantuvieron como testigos y nunca hubo maltrato. Los 33 detenidos podían utilizar sus celulares y comunicarse con familiares.

¿Qué cargos les imputan a los 33 detenidos en Valencia?

“Jamás nos dimos cuenta de que estábamos detenidos. La noche del domingo nos quedamos en Los Guayos y al día siguiente nos iban a trasladar al Palacio de Justicia, pero era feriado y nos terminaron trasladando el martes”, narró.

Al llegar a la sede de los tribunales del estado Carabobo, en horas del mediodía del martes 25 de julio, se terminó el engaño para el grupo de los 33. Así lo calificó Estrada. En ese momento se dio cuenta de que pasaron de testigos a detenidos para ser imputados.

«Nos ingresaron a un calabozo en condiciones infrahumanas, mientras esperábamos la audiencia, sin conocer el delito del que se nos acusaba. Era un espacio horrible, creo que era de 3×3 metros cuadrados. Allí nos encontrábamos encerrados los 33, muchos con varios días sin bañarnos”, explicó.

Relató que hubo momentos donde algunos tenían ataques de pánico al sentirse encerrados. “Me convertí en papá y en ese apoyo que necesitaban mis compañeros. Empezamos a rezar y terminamos orando”.

Durante esos días, Estrada se alimentó con la comida que llevaron los familiares de los detenidos. “Nunca existió maltrato. Por la parte física no hay nada de que quejarse, es falso que no nos dejaban ir al baño”, dijo.

Organizaciones que defienden los derechos realizaron protestas durante la detención de estas personas y advirtieron sobre el riesgo de la criminalización de la población LGBTIQ+ en Venezuela a raíz de este procedimiento.

Este jueves 3 de agosto harán un nuevo pronunciamiento. Habrá un pancartazo frente a la sede de la Fiscalía de Valencia, bajo las consignas: «ser gay no es un delito”, «no a la discriminación» y «basta de homofobia».

«No más homofobia» fue la consigna en las protestas para rechazar las detenciones

Aires de libertad

Luis Estrada pertenece a un grupo de feligreses de una iglesia Católica ubicada en Tinaquillo, estado Cojedes. Fue llamado por sus 32 compañeros como “el Profe”, por el apoyo que les brindó tras los barrotes.

La noche del 25 de julio, 30 de los 33 detenidos quedaron en libertad bajo presentación. La Fiscalía 5º de Carabobo con competencia plena y la Fiscalía Nacional 28 del Ministerio Público (MP) les imputó los delitos de ultraje al pudor y agavillamiento.

Al dueño del establecimiento y a dos masajistas los acusaron, además, de contaminación sónica. A estos tres últimos les están pidiendo fiadores.

Tamara Adrián sobre los 33 detenidos en Valencia: «Delitos imputados son imposibles»

Cuando respiró aires de libertad, se sintió feliz, pero las secuelas no demoraron en llegar. «Siento constantemente que me están mirando y llamando. No puedo estar en un lugar con las puertas cerradas, sueño frecuentemente que me caigo por no tener trenzas en los zapatos».

Al llegar a casa, lo primero que hizo fue quitarse la ropa. «Quería quemarla, botarla y salir de eso, por los malos recuerdos, las malas vibras y todas las enfermedades que hay en esos sitios”, explicó Estrada refiriéndose a los calabozos.

¿Qué es Avalon Man Club?

Avalon Man Club es un local privado exclusivo para hombres, ubicado al norte de Valencia. A través de la cuenta de Instagram @avalonmanclub se da información de los servicios que ofrecen: sauna, masajes y cabina privada, entre otros.

Luis Estrada lo describe como una casa extremadamente hermosa, aseada y segura, donde hay diferentes espacios, como el área de masajes, venta de comida, lockers y algunos espacios reservados “para hacer lo que usted quiera hacer allí adentro”.

Para ingresar al club se cancela una entrada con un valor de 6 dólares que permite el acceso a distintas áreas, menos al espacio para masajes, cuyo costo es adicional.

Quienes asisten a este espacio destacan que se trata de un lugar de sano esparcimiento, donde no se comete delito alguno, por ello no justifican el procedimiento y esperan que el fiscal general de la República otorgue el sobreseimiento en el «caso de los 33».

“Nos dejaron hechos pedazos, pero las grietas hay que llenarlas con polvo de oro para que la pieza sea más valiosa. Ni siquiera es por nosotros, sino por las otras personas que les pueda pasar algo injustamente. Lo único que necesito es que mis muchachos estén bien y que podamos salir de esto lo más pronto posible”, señaló con optimismo «el Profe».

Por Stefanny Peña con aportes de Rosanna Battistelli

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a