24 C
Caracas
miércoles, 21 abril, 2021

Pablo Aldana: el octogenario que cruza Los Andes venezolanos a pie

Pablo de la Cruz Aldana, conocido como “El caminante del paso de Los Andes”, lleva 18 años recorriendo la ruta que hiciera el Libertador Simón Bolívar durante la Campaña Admirable. A punto de cumplir 83 años, inició este 13 de marzo su nueva travesía, que dura tres meses y diez días

-

Cada 13 de marzo, desde hace 18 años, Pablo de la Cruz Aldana, mejor conocido como “El caminante del paso de Los Andes”, parte desde la Plaza Bolívar de Valencia rumbo a Cúcuta, su meta, recorre a pie la ruta que hiciera el Libertador Simón Bolívar durante la Campaña Admirable, como una manera de rendir honores al Padre de la Patria.

Aldana, de 82 años de edad, se monta su mochila al hombro con lo necesario para el camino, toma la Bandera de Venezuela en sus manos y se echa a andar con la valentía y el ánimo de los héroes independentistas, no sin antes encomendarse al Santo Cristo de La Grita, de quien dijo ser devoto durante una entrevista concedida a El Pitazo, la noche del martes 16 de marzo, mientras pernoctaba en la estación de Bomberos del municipio Miranda, en el estado Carabobo.

Llevo lo esencial, no cargo mucha comida porque en el camino siempre alguien me tiende la mano, no tengo temor alguno, nunca me ha pasado nada malo gracias a Dios”, exclamó este hombre de poco más de 1 metro y 60 centímetros de altura, de contextura delgada, pero de un cuerpo atlético, y aunque las huellas del tiempo se reflejan en su blanco cabello y su rostro envejecido, a él los años no le pesan ni le quitan sus sueños.

LEE TAMBIÉN

Volver a emigrar: los venezolanos que deben irse aun estando en pandemia

Un libro lo inspiró

Aldana, quien expresó ser apasionado de la historia de Venezuela, contó a la redacción que mientras pasaba los días conversando con sus amigos en la Plaza Bolívar de Valencia, llegó a sus manos un libro que relataba la travesía del Libertador durante al gesta independentista.

«Desde entonces me planteé hacer ese recorrido en honor a Simón Bolívar a quien admiro», relata tranquilamente como si se tratara de caminar unas cuantas cuadras, cuando en realidad son 1.236 kilómetros de recorrido.

Pablo Aldana pasó por el occidente de Carabobo con destino al estado Yaracuy | Foto: cortesía José Leonardo Salazar y Luis Parra

El 2 de abril de 2002, a sus 64 años, inició su primera caminata y desde entonces nadie lo para, solo en el 2020 se vio obligado a hacer un alto por el tema pandemia y lo estricto de la cuarentena, pero este año retomó asegurándose de acatar las medidas de bioseguridad necesarias y confiado en que las autoridades le permitirán cumplir sus objetivos.

Un deportista nato

- Advertisement -

El caminante nació en Maracay, estado Aragua, el 28 de abril de 1938, a los 2 años de edad fue llevado a Maracaibo, en donde fue criado. Contó que siempre estuvo inmerso en el ámbito deportivo, se dedicó al boxeo y al softbol, recordó como anécdota que cuando inauguraron el puente sobre el lago, participó en una competencia de nado, atravesando el lago y logró llegar en el puesto 18, quizá por este precedente, recorrer al menos diez estados a pie, es “pan comido” para este octogenario.

Actualmente vive en el sector Batatal, ubicado en la vía al occidente de Carabobo, se dedica a labores del campo, pero cada año hace un espacio para iniciar su recorrido admirable de tres meses y diez días.

Asegura que no tiene pensado dejar de cumplir con esta tradición mientras goce de salud, pues no solo ha conocido más de 119 pueblos y ciudades de la ruta andina, sino que además en cada paso conoce gente maravillosa; que se ha vuelto familia y que lo espera cada año para brindarle una mano amiga y ayudarlo a cumplir su meta.

Este miércoles, 17 de marzo, partió de Miranda, estado Carabobo, rumbo al estado Yaracuy. Le queda por recorrer Lara, Trujillo, Mérida y Táchira, para posteriormente regresar por Barinas, Portuguesa, Cojedes, Carabobo, Aragua, Miranda y llegar a Caracas, donde culmina su hazaña. De regreso tiene pensado hacer una parada en Carabobo, para participar en las actividades del 24 de junio y luego seguir a la capital del país.

Duerme en las estaciones de los cuerpos de seguridad, o en casa de algunas personas que ha conocido durante sus caminatas, afortunadamente no falta quien le brinde un plato de comida, así que si en su vía se cruza con el “Caminante del paso de los Andes”, no dude en tenderle la mano, escuchar sus anécdotas y tomarse una foto con este peculiar abuelo, cuya aventura es inspiradora.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado