24.3 C
Caracas
miércoles, 25 mayo, 2022

Miranda | Abuela de niña ahogada: “El río me arrebató a mi nieta”

Familiares de Yangelvis Endrith Castro Purroy y Mariányelis Nazareth Arguinzones Purroy sienten impotencia por no haber podido rescatarlos con vida cuando la quebrada de Agua Amarilla los arrastró

-

Valles del Tuy.- Tristes e impotentes. Así se sienten los familiares de Yangelvis Endrith Castro Purroy (5 años) y Mariányelis Nazareth Arguinzones Purroy (6 años), quienes murieron ahogados la noche del sábado 19 de septiembre, luego de ser arrastrados por el río que atraviesa el sector rural Agua Amarilla, municipio Urdaneta de los Valles del Tuy, estado Miranda.

“El río me arrebató a mi nieta y lo más duro es que no pudimos hacer nada”, señaló Georgina Chacoa, abuela de Mariányeles Nazareth. La señora, el lunes 21 de septiembre, acompañó a su hija a la morgue de Ocumare del Tuy a retirar el cadáver de la niña.

Visiblemente conmovida, Chacoa contó que el día de los hechos los pequeños regresaban a sus hogares en compañía de sus progenitoras, Marlene Purroy y Amelia Carolina Purroy, y cuando apenas faltaba un metro para terminar de cruzar el río, los sorprendió la crecida.

“Más temprano había lloviznado y el agua se veía muy sucia, pero el riachuelo nunca creció. Mi hija estaba visitando a una hermana y esperó que escampara para irse a casa con el resto del grupo; sin embargo, esta previsión no fue suficiente, pues el arroyo creció inesperadamente y se los llevó a los cuatro”, indicó la declarante.

LEE TAMBIÉN

Lluvias dejan apagones y casas inundadas en Ocumare del Tuy

El río arrastró 500 metros a las dos adultas. A pesar de que ambas llevaban a los niños tomados de las manos, la fuerza del agua se los arrebató. “Los vecinos las auxiliaron y ellas fueron rescatadas con vida, pero los niños no estaban por ningún lado”.

Chacoa recuerda entre lágrimas que la noche dificultaba las labores de búsqueda de los pequeños. Eran las 8:00 pm, familiares y vecinos, con linternas, fueron alumbrando el río. A la primera que consiguieron fue a Mariányeles. Estaba a un kilómetro del lugar donde cruzó la quebrada. Para entonces era la 1:00 am. Seis horas y media después localizaron a Yangelvis. Los dos presentaban golpes producto del impacto contra las piedras y palos.

“Esto significa un golpe duro para nuestra familia. Nunca nos imaginamos vivir una tragedia de esta magnitud. No sabíamos que estaba lloviendo para las cabeceras del río; de lo contrario, esta tragedia no hubiese ocurrido”, señaló Chacoa.

Mariányelis Nazareth Arguinzones Purroy cursaría segundo grado este nuevo año escolar y Yangelvis Endrith Castro Purroy, primer grado. Ambos residían en el sector El Samán de la comunidad Agua Amarilla. Eran primos.

Además del golpe sentimental, Marlene Purroy y Amelia Carolina Purroy sufrieron traumatismos generalizados. Ambas se desempeñan como maestras en la escuela rural de Agua Amarilla. Sus familiares viven de la agricultura en esta comunidad agraria.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a